Suiza lanza formalmente un nuevo proceso de adquisición de aviones de combate.

El Consejo Federal de Suiza ha autorizado al Departamento de Defensa, Protección Civil y Deportes (DDPS) el pasado miércoles, a lanzar una licitación de 8.000 millones de francos suizos para la adquisición de nuevos aviones de combate y sistemas de defensa de misiles tierra-aire.

Según la DDPS, la oferta futura incluirá una condición de compensación en la cual “los proveedores extranjeros deben compensar el 100% del valor del contrato haciendo pedidos a la industria suiza”. “Dichas órdenes sirven a la economía de nuestro país, promueven la creación de puestos de trabajo y permiten a las empresas suizas permanecer a la vanguardia de la tecnología futura”.

Para febrero de 2018, el DPPS enviará un RFI (Request for Information) a las empresas aeronáuticas Airbus, Boeing, Dassault, Lockheed Martin y Saab. Después de un posible referéndum a la población, el Consejo Federal se compromete a tomar una decisión, probablemente en 2020, sobre el tipo de avión de combate. 

F/A-18 Hornet suizo.

La compra en 2014 de 22 aviones del caza polivalente sueco Gripen por 3.100 millones, fue rechazada por votación popular. En principio, las adquisiciones militares no están sujetas a referéndum.No es seguro que los ciudadanos puedan pronunciarse sobre el nuevo escuadrón para reemplazar la actual flota de 54 Tiger y 30 FA-18. El gobierno ha dado instrucciones al Departamento de Defensa para que estudie varias opciones hasta febrero de 2018. Si bien los 30 aviones F / A-18C / D que vuelan con la Fuerza Aérea de Suiza deberían permanecer en funcionamiento hasta alrededor de 2030, solo 26 de los 53 F-5 Tiger II aún pueden volar.

La compra podría efectuarse mediante un pedido de planificación indicando la factura máxima de 8.000 millones de francos suizos y se presente al referéndum opcional. Una revisión de la ley del ejército que especifique los medios necesarios para defender el espacio aéreo también podría ser debatida por referéndum, aunque se estudiarán otras vías.

Elección de aviones en 2020

Cinco aviones deben ser evaluados. A este lado del Atlántico encontramos el Gripen sueco, el Rafale francés y el Eurofighter europeo. A esto se suman dos aviones estadounidenses: el sucesor del F/A-18, el Super Hornet y el muy caro y poderoso F-35A.

El Consejo Federal debería elegir en 2020 para que los nuevos aviones puedan comenzar a entregarse en 2025.

Dos F-5 Tiger II de la Fuerza Aérea suiza

Necesidad cuestionada

En un momento en el que es tiempo de ahorrar, el Consejo Federal tendrá que convencer a la población de la necesidad de hacer un gasto de este tipo. El ministro de Defensa tuvo que modificar dos veces el presupuesto para obtener el visto bueno del gobierno. La compra ya es objeto de controversia. El Partido Popular Suizo ha expresado su apoyo a la compra de 55 aviones de combate, o al menos 40 si el nuevo sistema de defensa tierra-aire puede compensar plenamente la falta de seguridad.

El Partido Socialista Suizo por su parte, se opone a la compra inmediata de nuevos aviones de combate. Y pide que la duración del uso del F / A-18 se extienda más allá del 2030. Según la formación socialista, ocho aviones son suficientes para proporcionar vigilancia aérea. Entre las voces críticas, muchas se basarán en un reciente estudio austriaco que centra la necesidad de solo 18 aviones para la defensa de este país.

Para cumplir con su compromiso, el Consejo Federal Suizo planea aumentar su techo de gasto militar en los próximos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *