Japón decide abandonar los carros de combate.

La Fuerza de Autodefensa Terrestre Japonesa tiene el insólito desafío de defender un archipiélago de 6.852 islas que se extiende a lo largo de más de dos mil millas. Desplegar poderosos tanques de combate Tipo 90 y Tipo 11 que pesan alrededor de cincuenta toneladas para defender a la más pequeña de las islas resultaría extremadamente difícil, por lo que Tokio ha decidido deshacerse de la mitad de sus pesados tanques ​​en favor de los carros blindados armados con cañones que puedan transportar en un avión de carga.

Leer más

This site is protected by wp-copyrightpro.com