La verdadera historia del desastre del submarino ruso K-141 Kursk.

El 12 de agosto del año 2000, uno de los peores accidentes de submarinos en tiempos de paz se produjo en el mar de Barents frente a las costas de Rusia. Una enorme explosión hundió al gigantesco submarino de propulsión nuclear K-141 Kursk, matando a la mayor parte de su tripulación y dejando atrapados a casi dos docenas de supervivientes a cientos de metros bajo el agua.

Leer más

This site is protected by wp-copyrightpro.com