Este es el avión chino que las fuerzas armadas de Estados Unidos deberían temer.

Los cazas de ataque electrónicos EA-18G Growler de la Armada de los Estados Unidos son uno de los pocos modelos de aviones militares dedicados a la tarea de interferir -y potencialmente destruir- radares hostiles que podrían dirigir letales misiles tierra-aire contra aeronaves amigas. Esta misión se conoce como Supresión de las Defensas Aéreas Enemigas (SEAD). Básicamente, si una fuerza aérea moderna quiere atacar a un adversario que tiene importantes defensas antiaéreas, necesitará un sistema SEAD efectivo para evitar pérdidas irreparables.

Leer más

This site is protected by wp-copyrightpro.com