Taiwán coloca la quilla del nuevo submarino IDS para la Marina de la República de China.

El constructor naval taiwanés China Shipbuilding Corporation (CSBC) ha colocado esta mañana la quilla del primer submarino conocido como Submarino de Defensa Indígena (IDS). La medida tiene como objetivo renovar las fuerzas submarinas de la Armada de la República de China (ROC) mientras se desarrolla una capacidad nacional de producción de submarinos.

Aunque varios medios de comunicación locales mencionan que la ceremonia ha tenido lugar esta mañana en el astillero CSBC de Kaohsiung, aún no se han publicado imágenes del acto. Es posible que nunca se publiquen imágenes debido al alto nivel de secretismo y al carácter estratégico del proyecto IDS.

Las obras de construcción del IDS comenzaron hace casi exactamente un año en presencia de la presidenta Tsai Ing-wen. La presidenta taiwanesa no asistió a la ceremonia de colocación de la quilla.

El comandante de la Armada de la República de China, Liu Chi-bin, ha declarado hoy durante la ceremonia de colocación de la quilla:

“El equipo del proyecto está prestando atención a la seguridad y confidencialidad de la construcción durante todo el proceso. Espero que el primer submarino se complete en el plazo previsto para satisfacer las expectativas y el apoyo de la presidenta y el pueblo”.

Como informamos anteriormente, el IDS estará armado con torpedos pesados MK-48 Mod 6 de tecnología avanzada, misiles UGM-84L sub-lanzados Harpoon Block II y otros sistemas de combate y de sonar digital proporcionados por los proveedores estadounidenses Lockheed Martin y Raytheon, según informaron funcionarios navales taiwaneses. Altos cargos militares declararon a los medios locales que el submarino estará equipado con “baterías de alta eficiencia desarrolladas y producidas por fabricantes nacionales” en lugar de un sistema de propulsión independiente del aire (AIP). Lo más probable es que esto se refiera al uso de la tecnología de baterías de iones de litio.

Sobre el proyecto de Submarino de Defensa Indígena (IDS) de Taiwán.

La Armada de la ROC y el astillero local China Shipbuilding Corporation (CSBC) firmaron en mayo de 2019 un contrato de construcción de un prototipo de submarino como parte del proyecto de Submarino de Defensa Indígena (IDS). Según el calendario inicial, el diseño del prototipo se completará a finales de año y su entrega a la Marina de la ROC se espera para 2025.

Según Covert Shores, el nuevo diseño se basa en la clase Hai Lung, manteniendo una forma similar, pero desviándose notablemente por los timones en forma de X y un velamen más contemporáneo. Esto implica que será de doble casco con una disposición interna relativamente convencional.

El nuevo diseño parece basarse en la herencia del diseño holandés, lo que tiene sentido ya que Taiwán opera dos barcos de diseño holandés. La incorporación de nuevas tecnologías de baterías, probablemente de iones de litio, situará el diseño en el nivel superior de los submarinos no nucleares. Otros países también están construyendo submarinos con estas tecnologías de baterías, especialmente Japón, Corea del Sur e Italia. Las armadas han tardado en adoptar las baterías de iones de litio para los submarinos por motivos de seguridad, ya que son demasiado propensas al fuego. Sin embargo, los países que están impulsando esta tecnología creen haber resuelto este problema. Sin embargo, para Taiwán, que viene de nuevas, puede ser un nuevo reto.

La actual fuerza de submarinos de Taiwán

Armada de la República de China (Taiwán) Clase Chien Lung SSK Hai Hu (Sea Tiger) (SS-794).

La Marina de la República de China tiene dos viejos submarinos de la clase Chien Lung, construidos en los Países Bajos en la década de 1980, así como dos “antiguos” de la clase Hai Shih (antiguos SSK de la Marina estadounidense de la clase Tench transferidos a Taiwán en 1973).

Antes de su transferencia a la Marina de la República de China, Estados Unidos selló los 10 tubos lanzatorpedos (seis en la proa y cuatro en la popa) de los submarinos. Sin embargo, se rumorea que los tubos lanzatorpedos fueron reactivados hace mucho tiempo.

La clase Chien Lung está equipada actualmente con torpedos pesados AEG SUT 264 de fabricación alemana. La decisión de sustituir los torpedos alemanes por los estadounidenses se tomó en 2011. Nueve años después, parece que el acuerdo finalmente se llevará a cabo: El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó en mayo de este año una posible venta militar extranjera (FMS) a Taiwán de dieciocho torpedos pesados MK 48 Mod6 de tecnología avanzada (AT).

Dada la edad de ambas clases de submarinos (que casi con toda seguridad necesitarán algún trabajo de actualización, al menos en sus sistemas de gestión de combate), los MK 48 se destinarán probablemente a la futura clase de submarinos de Taiwán, cuya entrega está prevista para dentro de sólo cinco años (según parecen “confirmar” los oficiales navales locales).

Xavier Vavasseur

4 thoughts on “Taiwán coloca la quilla del nuevo submarino IDS para la Marina de la República de China.

  • el 16 noviembre, 2021 a las 16:14
    Permalink

    Cada paso que la Republica de China produzca en reforzar sus defensas, en este caso con submarinos convencionales (aunque tardará una buena década en materializarse la construcción, alistamiento y entrenamiento), aleja la posibilidad de un enfrentamiento bélico con la RP China. El refuerzo de las defensas, en especial los misiles AB y SAM, la preparación de las tropas y la férrea decisión de oponerse a un asalto de China continental convierte a la opción bélica en un extremo que quizá Xi Jinping no desee tomar. Somos de la opinión que si en el futuro ambas chinas se unen, será por la vía pacífica, mediante un acuerdo de partes en el que ambos salgan beneficiados. La opción militar sólo podría beneficiar a los enemigos (“adversarios”) de la RP China y este es un elemento de peso aún mayor que las calamidades que podría traer una guerra. Los adversarios de China ya han demostrado que tienen la voluntad política de oponerse militarmente a la expansión china y la conquista de Taiwán no sería tomado como un “asunto interno” como pretende el gobierno de la RP China. Los acuerdos defensivos entre las naciones de la región -incluido el AUKUS- así lo demuestran.

    Respuesta
    • el 16 noviembre, 2021 a las 20:02
      Permalink

      te recuerdo que estamos en una guerra hibrida y que es importante la economia, cuando china este tocada economicamente como sucede con Evergrande y sus sector inmobiliario su solución será un ataque economico a la deuda de USA y de eso a que los USA se acojonen y se olvedien de Taiwan

      Respuesta
    • el 16 noviembre, 2021 a las 22:10
      Permalink

      ” Los adversarios de China ya han demostrado que tienen la voluntad política de oponerse militarmente a la expansión china y la conquista de Taiwán ”
      Permiteme que lo dude.
      A la anexion Rusa de Crimea me remito.
      EEUU es el tipico maton de barrio con los debiles pero que no se atreve con aquellos que le pueden romper un brazo.

      Respuesta
  • el 17 noviembre, 2021 a las 05:15
    Permalink

    Rusia no es China y las administraciones de Obama y las posteriores no son comparables, ya que los gobiernos de Obama se caracterizaron por el diálogo y la creación de instrumentos legales internacionales, mientras que los gobiernos estadounidenses posteriores se han caracterizado por la mano dura y por deshacer casi todos los acuerdos con países conflictivos -para EEUU – realizados anteriormente, incluyendo el tratado INF (con Rusia), el acuerdo nuclear con Irán e incluso deshacer el TPP en la región Asia-Pacífico que tan prolijamente había planificado Obama durante años. En cuanto Trump fue gobierno sancionó la ley CAATSA (básicamente contra Rusia) y volcó los esfuerzos diplonaticos y militares en la región Asia-Pacífico, en la convicción que el futuro del mundo se juega allí y que el nuevo verdadero adversario no es Rusia sino China. La pasividad demostrada por EEUU con Rusia en el conflicto con Ucrania y otros anteriores fueron el origen de la ley CAATSA posteriormente, y los acuerdos defensivos con los aliados de EEUU en la región Asia-Pacífico demuestran claramente el cambio de paradigma de la política internacional estadounidense.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.