Taiwán está desarrollando un nuevo avión de combate que podría durar minutos en una guerra con China.

La Fuerza Aérea de la República de China (ROCAF) podría no sobrevivir a los primeros momentos de un ataque chino contra el país insular. El Ejército Popular de Liberación podría bombardear las bases aéreas taiwanesas con miles de cohetes y misiles de crucero.

Los cazas de la ROCAF que lograsen despegar podrían enfrentarse a una situación difícil en el aire. China puede enviar cientos de aviones más que Taiwán.

Por estas razones, algunos expertos han propuesto que Taipei adopte un enfoque diferente para defender su espacio aéreo. En lugar de intentar igualar a China en número de aviones de combate -lo que es imposible dada la mayor economía china- Taiwán debería aprovechar las ventajas “asimétricas”, han aconsejado.

Emplazar misiles de largo alcance y bombardear los aeródromos chinos. Ocultar baterías de misiles tierra-aire en las montañas. Desplegar enjambres de drones.

Pero Taipei parece decidido a operar con cazas tripulados, aunque no duren mucho en tiempo de guerra. Taiwán está gastando miles de millones de dólares en la compra de nuevos F-16, en la construcción de cazas ligeros de diseño local y en la elaboración de planos para un futuro avión.

Combinados, estos esfuerzos podrían costar 12.000 millones de dólares. Y a Taiwán le costaría miles de millones más construir el futuro caza.

En la actualidad, la ROCAF posee unos 300 cazas de primera línea, entre los que se encuentran un par de docenas de F-5, un centenar de F-16A, algo menos de 50 Mirage 2000 y unos 100 F-CK-1 de producción local.

Otros 100 aviones pertenecientes a escuadrones de entrenamiento podrían, en caso de emergencia, volar en misiones de combate.

La flota de cazas está envejeciendo. El clima húmedo de Taiwán no ayuda: la corrosión es un problema constante. Para renovar la flota, Taipei firmó en 2020 un acuerdo de 8.000 millones de dólares con Washington para adquirir 66 nuevos F-16V. Lockheed Martin también ayudará a Aerospace Industrial Development Corporation, el fabricante estatal de aviones de Taiwán, a actualizar los F-16A más antiguos al nuevo estándar.

Mientras tanto, AIDC está construyendo al menos 66 entrenadores con capacidad de combate AT-5 basados en el F-CK-1. El AT-5 es ligeramente más grande y con más capacidad que el F-CK-1 y cuenta con componentes de fuselaje de material compuesto. Pero sus motores americanos F124 carecen de postcombustión, lo que supone un descenso de rendimiento que podría limitar su utilidad en tiempos de guerra.

El F-16V y el AT-5 juntos representan un modesto aumento de capacidad para la ROCAF. Con el objetivo de una mejora más profunda del poder aéreo, Taipei lanzó en 2017 un esfuerzo de 2.000 millones de dólares para diseñar un nuevo caza -y sus motores-.

El Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Chung-Shan está realizando el trabajo de diseño. AIDC fabricaría el nuevo avión. Según declaraciones recientes del presidente del NCSIST, Chang Chung-Chung, los planos y el nuevo motor F125XX -un F124 mejorado- deberían estar listos en 2024.

No sabemos con certeza cómo será el nuevo caza. La ROCAF ha adoptado un enfoque evolutivo en el diseño de cazas nacionales. Los F-16V están sustituyendo a los F-16A. El F-CK-1 es la base del AT-5. Para reducir los costes y los riesgos, el NCSIST podría seguir evolucionando el F-CK-1, quizás mejorando sus sensores y sistemas de control de vuelo y añadiendo el motor F-125XX.

Pero un documento filtrado insinúa que los diseñadores de Taipei quieren que el próximo caza tenga un ala nueva. En 2016, circularon por Internet capturas de pantalla de un informe de la ROCAF. El informe incluía una representación de un concepto de caza que parece combinar el morro y la cabina de un F-CK-1 con un ala delta sin cola similar a la del Mirage 2000.

Un ala delta podría dar al nuevo caza mayor alcance y maniobrabilidad. Pero es casi seguro que sería más caro y, para AIDC, más difícil de construir. ¿Merece la pena gastar miles de millones adicionales en aviones que podrían saltar por los aires a los cinco minutos de estallar la guerra?

Por supuesto, esa misma pregunta se aplica a cualquier avión de guerra taiwanés, independientemente de su baja o alta tecnología.

David Axe

2 thoughts on “Taiwán está desarrollando un nuevo avión de combate que podría durar minutos en una guerra con China.

  • el 20 abril, 2021 a las 19:16
    Permalink

    Taiwán necesita cazas de superioridad aérea, y hoy en día solo tres lo pueden conseguir: el Raptor, el Tifón y el Rafale.

    Respuesta
    • el 21 abril, 2021 a las 17:19
      Permalink

      En realidad, solamente hay dos: El Rafale y el Tifón. El F22 queda desclasificado porque, por muy bueno que sea, ni se fabrica ni está a la venta.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.