Teherán explica en qué términos Rusia puede usar las bases militares iraníes.

Rusia puede usar las bases militares iraníes para realizar ataques aéreos contra terroristas en Siria, según ha afirmado este miércoles el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, quien ha precisado que la autorización del uso de las bases se concederá “caso por caso”.

El responsable de la diplomacia iraní ha explicado que Rusia “no tiene una base militar” en Irán, pero ambos países mantienen una “buena cooperación” y, “caso por caso” y cuando las instalaciones iraníes sean necesarias para la lucha contra el terrorismo que está llevando a cabo Rusia en Siria, “tomaremos una decisión”.

Zarif forma parte de la delegación iraní encabezada por el presidente Hasán Rohaní, que ha llegado a Moscú este miércoles en visita oficial. En este sentido, ha adelantado que las cuestiones regionales, incluida la situación en Siria, se hablarán en las reuniones con el presidente ruso, Vladímir Putin.

En agosto del 2016, Rusia utilizó con el permiso de Teherán la base aérea de Hamadán para lanzar ataques contra los terroristas en Siria. El ministro de Defensa iraní, Hossein Dehqan, declaró entonces que el despliegue era temporal, pero duraría “el tiempo que sea necesario”.

En febrero de este año, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamkhani, aseguró que “la cooperación conjunta de Irán y Rusia en la lucha contra el terrorismo es de una gran dimensión”, y que Teherán podría abrir su espacio aéreo a Rusia en caso de necesidad en el marco de dicha labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *