Turquía añadirá defensas activas ucranianas a sus tanques que operan en Siria.

Una compañía turca construirá una versión de un sistema de protección activa de Ucrania para proteger a sus tanques alemanes y estadounidenses contra cohetes y misiles.

Turquía se está apresurando para incorporar sistemas de protección activa a sus tanques ya que sus unidades blindadas siguen sufriendo pérdidas a manos de los rebeldes kurdos. Sin embargo, con las tensas relaciones que Turquía mantiene con muchos de sus socios tradicionales, incluido Estados Unidos, Israel y Alemania, el gobierno de Ankara ha tenido que recurrir a una empresa ucraniana para que le ayude con un nuevo equipo de defensa a proteger sus blindados.

Según un informe de Defense Update, el gobierno turco emitió recientemente una solicitud urgente de 120 sistemas de protección activa completos para los tanques M60A3, M60T y Leopard 2A4. Como respuesta, el contratista de defensa turco Aselsan obtuvo una licencia de la empresa Microtek de Ucrania para producir una versión de su sistema Zaslon-L, al que llama Akkor Pulat. Sin embargo, el sistema Akkor de Aselsan aún sigue en desarrollo después de casi una década de trabajo.

En febrero de 2018, el ministro de Defensa de Turquía, Nurettin Canikli, dijo que Microtek aún estaba terminando las pruebas del Zaslon-L en Ucrania. Seguidamente Aselsan comenzará a trabajar para integrar el sistema en los tanques turcos. No está claro cuánto tiempo pasará antes de que los primeros tanques con el sistema de protección activo llegue a las unidades desplegadas.

Reproducción artística del sistema de defensa Zaslon-L de Ucrania.

Los 120 sistemas solo cubrirán una pequeña parte de los más de 600 M60A3 fabricados en Estados Unidos y los M60T actualizados y los más de 300 Leopard 2A4 fabricados en Alemania. Es probable que vayan a los tanques que Turquía se ha comprometido a su intervención en Siria o se han desplegado en operaciones nacionales contra los militantes kurdos.

Turquía parece haber elegido la configuración ucraniana en gran parte porque representa una opción relativamente fácil de instalar. Zaslon-L es un sistema denominado “hard-kill” que consiste en una serie de módulos de contramedidas y los cables necesarios para conectarlos a una unidad de control central.

Cada uno de los módulos es una unidad autónoma, con un sensor de radar para detectar los cohetes antitanque entrantes o misiles guiados y una carga de alta fragmentación explosiva para neutralizarlos antes de que lleguen al vehículo. Microtek dice que el sistema puede tener tantos módulos como el cliente considere apropiados, pero Aselsan dice que la variante Akkor Pulat tendrá seis en total, una mirando hacia adelante, otra apuntando hacia atrás y dos a cada lado del tanque.

Los tanques turcos, que actualmente se enfrentan a oponentes armados con misiles guiados antitanque de fabricación rusa, iraní y estadounidense en Siria, sin duda están ansiosos de obtener este conjunto defensivo adicional. Los combatientes kurdos han afirmado haber dañado o destruido varios M60 y Leopard 2A4 desde que comenzó la intervención de Turquía en la región noroeste de Afrin en enero de 2018 .

No es la primera vez que las formaciones blindadas turcas se enfrentan a problemas en Siria. En 2016, el país lanzó otra incursión en Siria, pero más al este, involucrando tanto a los grupos kurdos como a ISIS. El grupo terrorista afirmó haber destruido diez tanques turcos en el transcurso de esa operación.

Los misiles antitanque guiados y las armas antitanque sin guía lanzadas desde el hombro solo continúan proliferando más ampliamente entre los órganos estatales y no estatales en general. Las armas más nuevas, como el RPG-30 de Rusia, también están incorporan características para intentar derrotar a los sistemas de protección activa de la generación actual.

Restos de un carro turco.

Sin embargo, la relativamente simple y fácil instalación del Akkor Pulat probablemente se tendrá a costa de una efectividad reducida en comparación con otros sistemas de protección activa del mercado. Cada módulo puede activar solo un proyectil, lo que dejaría los aspectos frontal y posterior vulnerables después de un solo uso o a un ataque con múltiples cohetes o misiles.

Microtek diseñó las unidades para que sean desechables, lo que significa que las tripulaciones necesitarán reemplazar un módulo en su totalidad después de que explote, algo que puede ser difícil de hacer en el campo. El sistema Zaslon original de tamaño completo usa módulos recargables con dos cargas de contramedidas cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com