Turquía estudia la compra de 100 cazas F-35B para su futura flota de portaaviones.

Turquía es uno de los países de la OTAN que ha financiado el desarrollo del nuevo caza F-35, que sustituirá a los F-16 en sus fuerzas aéreas y será el caza que operará en los dos futuros portaaviones que Turquía planea incorporar a su flota.

Las Fuerzas Armadas Turcas (TSK, por sus siglas en turco) están estudiando la opción de hacerse con un centenar de cazas de nueva generación F-35B, capaces de aterrizar y despegar verticalmente, como parte de su programa de renovación de sus fuerzas aéreas –compuestas principalmente por cazas F16- Fighting Falcon y unos cuantos veteranos F-4 Phantom – pero también de cara a los planes del país euroasiático para desarrollar y fortalecer su flota con varios portaaviones y buques anfibios según informa el portal digital Hispanatolia.com.

Turquía es de hecho uno de los países de la OTAN –junto con Estados Unidos, Reino Unido, Italia, Australia, Canadá, Dinamarca, Holanda y Noruega- que participa en la financiación del programa Joint Strike Fighter (JSF) a partir del cual se desarrollaron los modelos del nuevo caza F-35, de los que el ejército turco estudia adquirir 100 unidades.

Los F-35A despegan y aterrizan de forma convencional, por lo que Turquía planea su adquisición para sustituir a su actual flota de F-16 en las Fuerzas Aéreas a lo largo de las dos próximas décadas; sin embargo con su capacidad de despegue y aterrizaje vertical, el F-35B es un modelo ideal para ser empleado en portaaviones y buques anfibios.

F-16 Fighter Falcon de Turquía.

Es por ello que las Fuerzas Armadas Turcas estudian incorporar este modelo ante los crecientes planes para modernizar y fortalecer su flota y, en especial, de cara a los proyectos para incorporar en los próximos años al menos un portaaviones ligero, cuya primera unidad –el TCG Anadolu (L-408), que con 232 metros de eslora tendrá el mismo diseño que el portaaviones español Juan Carlos I- está prevista que entre en servicio en 2021 y tendrá capacidad para transportar 6 cazas F-35B, además de 4 helicópteros de ataque T129 ATAK, y 8 helicópteros de transporte Eurocopter AS532, entre otras aeronaves.

De cara a la próxima década, Turquía quiere incorporar también a su Armada su primer portaaviones de gran tonelaje, que transportaría también como caza de combate el modelo F-35B. El país euroasiático también tiene planes para modernizar su flota submarina –compuesta actualmente por 13 submarinos- con la construcción de al menos seis submarinos de ataque Tipo 214TN –que serán coproducidos por Turquía en los astilleros de Kocaeli- y el proyecto MiLDEN (Milli Denizaltı, o Submarino Nacional) para el desarrollo de un nuevo modelo de submarino de fabricación propia.

Un F-35B del Cuerpo de Marines realizando un aterrizaje vertical.

Estos planes forman a su vez parte de la estrategia turca para incrementar su presencia marítima internacional y sus operaciones en el extranjero; actualmente el país intercontinental ya ha establecido dos grandes bases militares fuera de su territorio, una en Somalia y otra en Qatar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com