Turquía insinúa que si se le niega el sistema de defensa aérea Patriot, comprará más S-400.

Turquía ha emitido una velada amenaza para comprar más sistemas de defensa aérea S-400 (ADS) de Rusia si se le niega la compra del Patriot fabricado por Estados Unidos o cualquier otro sistema ADS realizado por los aliados de la OTAN.

“Si nuestros aliados pueden proveer -no tiene que ser solo el Patriot de EE.UU., también puede ser un SAMP / T de Eurosam, o cualquier sistema similar –  preferimos comprar a nuestros aliados. Si no, tengo que buscar alternativas”, dijo ayer el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, durante un seminario on line organizado por el Consejo Atlántico con sede en Washington.

Justificando las razones para comprar el S-400 ADS de Rusia, Cavusoglu señaló; “Lo que estoy tratando de decir es que tuvimos que comprar los ADS S-400 solo porque no pudimos comprar ese tipo de sistema a nuestros aliados durante los últimos 10 años. Indicando claramente que Turquía estaba buscando aumentar su inventario de ADS. El ministro añadió: “en el futuro necesitamos más sistemas de defensa aérea”.

“La decisión de Turquía de comprar el sistema S-400 es el resultado de la renuencia de Estados Unidos a satisfacer nuestras necesidades urgentes durante muchos años. Y esto también es reconocido por el propio presidente Donald Trump”, dijo el ministro.

“Estamos listos para comprar los sistemas Patriot si tenemos una buena oferta. Y nuestra postura sobre la resolución del problema del S-400 no ha cambiado. Ofrecemos a los Estados Unidos establecer un grupo de trabajo técnico con la inclusión de la OTAN, y la OTAN puede liderar este grupo de trabajo técnico.  Y esta oferta todavía está sobre la mesa “, continuó Cavusoglu.

Aseguró que “Turquía nunca pondrá en riesgo la integridad del sistema de defensa de la OTAN. Esto también incluye el programa F-35, del que Turquía es un socio fundador y para el que su país ya había asignado 1.350 millones de dólares”.

Turquía fue excluida del programa F-35 tras su fracaso para abandonar el acuerdo del S-400 con Rusia. Dos aviones F-35 destinados a ser entregados a Turquía fueron confiscados por los EE.UU. y los pilotos y la tripulación enviados para recibir entrenamiento tuvieron que abandonar el país.

Turquía también está molesta porque Estados Unidos no ha hecho caso a su solicitud de proporcionar cobertura ADS Patriot durante su operación en Idlib de Siria, donde temía que los misiles balísticos de Siria llovieran sobre sus ciudades. “La amenaza balística a la que se enfrenta Turquía es real”, dijo Cavusoglu durante la conversación.

Misil Patriot en acción.

Expresando su descontento sin nombrar a Estados Unidos, el ministro turco dijo: “en primer lugar, no es apropiado poner condiciones previas cuando un aliado lo necesita, una necesidad urgente, como lo que sucedió en Idlib. Turquía necesitaba el apoyo de la OTAN, y también de los aliados. Y nosotros necesitamos sistemas avanzados de misiles y defensa aérea para proteger a nuestra gente”.

En 2017, Ankara había ordenado un conjunto de ADS S-400 que incluía dos batallones, el primero de los cuales ya ha sido entregado. El acuerdo también contempla la transferencia parcial de tecnología a la parte turca. Ankara planea fabricar en sus fábricas algunas de las piezas que lleva el S-400.

Defensen World Net

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com