Turquía puede desmantelar el radar estadounidense AN-TPY-2 si los aviones F-35A no se entregan a tiempo.

En un intento por disuadir a Turquía de seguir adelante con la compra del sistema de defensa antimisiles S-400, Estados Unidos había advertido que tal medida “pondría en peligro la venta de aviones de combate F-35 a Turquía”.

A medida que la presión de Estados Unidos y la OTAN aumenta sobre Turquía para detener la compra del sistema de misiles S-400 de Rusia, la administración estadounidense ha amenazado con no seguir adelante con el plan previsto de entregas del avión de combate F-35A ordenados por Turquía. 

En represalia a la presión estadounidense, Ankara puede tomar medidas propias en respuesta, sobre las que cabe destacar el posible desmantelamiento del poderoso radar Malatya-Kürecik AN-TPY-2 establecido por los Estados Unidos en 2012 en territorio turco.

En el caso de que Estados Unidos viole su acuerdo con Turquía en relación con las entregas de los F-35A, Israel se verá expuesto a las amenazas de misiles balísticos, ya que el radar de Malatya-Kürecik, fue creado con el propósito de detectar cualquier misil disparado contra Israel, este radar es capaz de detectar todo tipo de objetos o proyectiles voladores a gran altura y a una distancia máxima de 1.000 kilómetros, que principalmente cubre a Irán, entre otros países de la región.

Como parte de sus acuerdos con la OTAN, Turquía dio permiso para el despliegue del radar en su territorio, muy a pesar del disgusto de Rusia e Irán, que expresaron su fuerte oposición a este movimiento.

Radar AN-TPY-2

Frente a la creciente presión de Teherán y Moscú por el bien de la seguridad de la alianza Atlántica, Turquía,  no cederá ante los intentos de coacción de  Estados Unidos al usar el acuerdo del S-400 como pretexto para incumplir el acuerdo de los F-35.

Gracias al radar ubicado en Kürecik, todos los territorios occidentales de Irán, hasta las fronteras de Teherán, son visibles para la OTAN. Otros radares en la región con características similares se encuentran en Israel, Jordania, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, el alcance del radar israelí de 1300 kilómetros solo es capaz de llegar a las fronteras iraníes. Los establecidos por Estados Unidos en Qatar y en los Emiratos Árabes Unidos, que no forman parte de la OTAN, solo son capaces de observar hasta las regiones del sur de Irán.

En caso de que Turquía decida desmantelar el radar de Kürecik en respuesta a los continuos intentos de Estados Unidos de utilizar los aviones F-35 para presionar a Turquía, Israel perderá su “sistema de alerta temprana” en caso de lanzamiento de un misil desde el este o el norte de Irán.

A pesar de que el sistema de defensa antimisiles S-400 funcionará independientemente de la red de la OTAN, el acuerdo de los aviones F-35 se está utilizando contra Turquía, cuya tranquilidad  se está reduciendo después de múltiples intentos de bloquear la compra del avanzado sistema ruso.

Para el año 2030, está previsto en los acuerdos que Turquía reciba un total de 116 aviones de combate F-35A de quinta generación, parte de los cuales serán producidos internamente por la empresa aeroespacial turca TAI-TUSAŞ.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com