Turquía recibirá los primeros sistemas rusos de defensa aérea S-400 en 2019.

Rusia ha acordado adelantar a julio de 2019 la entrega a Turquía de los sistemas de misiles de defensa aérea S-400, dijo un funcionario turco, aunque posteriormente una fuente rusa informó que las entregas estaban programadas para octubre de 2019.

“Adelantamos la fecha de entrega del contrato firmado con Rusia para la adquisición de los sistemas S-400 y nos dieron una fecha de entrega para el mes de julio de 2019”, dijo Ismail Demir, subsecretario de las Industrias de Defensa de Turquía, el martes 3 de abril.

Este anuncio se produce después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, se reuniera durante varias horas con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara.

En una conferencia de prensa después de la reunión, Putin dijo que ambos países habían decidido “acelerar” la entrega de los sistemas de misiles S-400, sin concretar una fecha precisa.

Sin embargo, una fuente no identificada en círculos militares y diplomáticos le dijo a la agencia rusa de noticias Tass el miércoles que los sistemas no se entregarían hasta octubre de 2019.

Las autoridades rusas habían dicho en diciembre que las primeras entregas del acuerdo de 2.000 millones de dólares probablemente comenzarían a finales de 2019 o comienzos de 2020 .

“Según el apéndice del contrato recientemente firmado, la entrega de dos batallones de los sistemas S-400 a Turquía se llevará a cabo en octubre de 2019 en lugar de a principios de 2020, es decir, cuatro meses antes”, dijo la fuente.

El conjunto de los batallones “incluye un puesto de mando, estaciones de radar, lanzadores, misiles, planta generadora de energía y equipos auxiliares, piezas de repuesto y accesorios”, dijo la fuente, y agregando que “será entregado a Turquía a través del Mar Negro por tres buques” desde el puerto de Novorossiysk “.

El Servicio Federal de Rusia para la Cooperación Militar y Técnica aún no ha hecho comentarios sobre las entregas.

Putin y Erdogan han forjado una alianza cada vez más estrecha en los últimos meses, desde el estrechamiento de los lazos energéticos hasta la celebración de conversaciones para poner fin a la crisis en Siria.

En señal de la importancia de la alianza, la visita de Putin a Turquía es su primer viaje al extranjero desde que ganó el histórico cuarto mandato presidencial en las elecciones del 18 de marzo.

Erdogan dijo el martes que Turquía no estaba de humor para escuchar las críticas de Occidente sobre la compra de los sistemas S-400, diciendo que “este asunto ya está cerrado”.

Los aliados de Turquía en la OTAN han expresado su preocupación con respecto a la seguridad de los datos con el sistema S-400, particularmente alrededor del F-35.

La Subsecretaría de Industrias de Defensa de Turquía (SSM) quiere  conectar los sistemas F-35 con la red de información de la Fuerza Aérea Turca , HVBS. Si el S-400 también está conectado a la HVBS, existe el riesgo de que todos los datos recogidos por los sensores avanzados de Joint Strike Fighter acaben siendo transmitidos a Rusia.

Según informes de la prensa rusa, Turquía está interesada en una transferencia de tecnología e incluso a la producción conjunta del S-400 con Rusia, una perspectiva a la que se han resistido algunos de los servicios de seguridad de Moscú. El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, dijo en octubre que Turquía podría anular el acuerdo S-400 si Moscú se niega a transferir tecnología.

Putin se negó a discutir el tema diciendo que “se trata de cuestiones exclusivamente comerciales” y no políticas.

El sistema de misiles de defensa aérea de largo y medio alcance S-400 Triumf de Rusia puede utilizar cinco tipos de misiles diferentes para destruir objetivos aéreos, incluidos aviones y misiles balísticos y de crucero, a una distancia de 40 a 400 km a altitudes de hasta 30 km.

Sin embargo, Turquía no va a depender únicamente del S-400 para la defensa aérea. El ministro de Defensa turco Nurettin Canikli dijo el 12 de noviembre que Turquía acordó con Eurosam desarrollar un sistema de misiles de defensa aérea  y poseer la tecnología con los “propios recursos locales” de Turquía. El día anterior, Canikli firmó una carta de intenciones con los ministros de defensa de Francia e Italia, allanando el camino para la compra por parte de Turquía de los sistemas de lanzamiento  Eurosam SAMP-T y los misiles tierra-aire Aster 30.

Fergus Kelly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com