Un alto oficial de la Marina de Estados Unidos insta a China a evitar enfrentamientos.

Un alto oficial de la Marina de Estados Unidos dijo durante una conferencia de prensa, que había pedido a China seguir las reglas internacionales en el mar para evitar enfrentamientos e insistió en que los barcos deberían poder pasar con seguridad a través de las áreas disputadas del Mar de China Meridional y el Estrecho de Taiwán.

El jefe de operaciones navales de la Armada estadounidense, el almirante John Richardson, dijo a los periodistas en Tokio que los buques de la Armada de Estados Unidos continuarán operando libremente en aguas internacionales, incluida la posibilidad de que un portaaviones navegue a través del Estrecho de Taiwán.

Richardson, quien ha mantenido reuniones en Pekín con militares de la Armada china a principios de esta semana, señaló a los funcionarios chinos que Estados Unidos está comprometido con una política de una sola China y se opone a cualquier acción unilateral “desde cualquier lado del estrecho” para cambiar el status quo.

Richardson dijo que Estados Unidos considera el Estrecho de Taiwán como aguas internacionales. “No vemos ningún tipo de limitación sobre cualquier barco que pueda pasar por esas aguas”, agregó.

Su comentario sigue a las nuevas tensiones entre Estados Unidos y China sobre Taiwán, que ya se han desgastado por cuestiones militares y comerciales.

Un informe publicado a principios de esta semana por la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos dijo que las crecientes capacidades militares de China podrían representar una amenaza para Taiwán, lo que enfureció a Beijing. A Washington le preocupa que China esté optando por usar la fuerza militar para impedir la posible independencia de Taiwán. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China dijo que “usamos reglas en lugar de armas para salvaguardar y promover nuestros propios intereses”, y que Estados Unidos debería centrarse en la cooperación con China en lugar de emitir un informe de ese tipo.

En los últimos años, el Mar del Sur de China, con abundantes zonas de pesca, recursos submarinos y rutas marítimas vitales, se ha convertido en un foco de discusión. China reclama prácticamente toda la vía fluvial por razones históricas y ha reforzado su control  sobre las islas. Mientras que otros cinco gobiernos tienen reclamaciones superpuestas, Estados Unidos no adopta una posición formal sobre la soberanía, sino que insiste en el derecho a la libertad de navegación y sobrevuelo.

Richardson dijo que China no debería ver las operaciones navales estadounidenses en el área como una amenaza. Pidió a China a “ser coherente” con las reglas internacionales para evitar riesgos y confrontaciones, y dijo a los funcionarios chinos que los canales de comunicación son importantes para reducir las tensiones. Richardson se reunió con el vicealmirante Shen Jinlong y los líderes de la Comisión Militar Central de China.

Miami Herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com