Un avión cazador de huracanes WC-130H de la Guardia Nacional de Puerto Rico se estrella en Georgia.

El accidente marca el último de una serie de percances de la aviación militar cada vez más preocupantes en todo el ejército de los EE.UU.

Un avión cazador de huracanes WC-130H Hércules perteneciente a la Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico se estrelló ayer miércoles con nueve tripulantes a bordo en Savannah, Georgia, poco después de las 11:00 a.m., hora del Este. Las imágenes iniciales y el video muestran la sección de la cola en gran parte intacta, con un fuego masivo produciendo una torre de humo espeso y negro.

El avión se estrelló cerca del Aeropuerto internacional poco después del despegue. Paul Dahlen, portavoz de la Guardia Nacional dijo que el avión se encontraba en una misión de entrenamiento y se dirigía a Arizona como parte de la misión de rutina y que en su interior se encontraban cinco tripulantes del aparato y cuatro militares más de mantenimiento.

El avión perteneciente a la 165ª Ala del puente aéreo fue fabricado a finales de la década de 1970 y estaba a punto de ser retirado de sus misiones lo que plantea interrogantes sobre si la edad del avión podría ser motivo en el accidente. Sin embargo, fuentes de la Guardia de Georgia confirmaron que el avión había sido sometido a un mantenimiento de rutina horas antes del vuelo.

El Lockheed WC-130 Weatherbird es un avión de ala alta y de medio alcance utilizado en misiones de reconocimiento del clima. Se trata de la modificación de un avión de transporte C-130 para la penetración en las tormentas tropicales, huracanes y otras tormentas con el fin de obtener datos sobre el movimiento, el tamaño y la intensidad de esta. El WC-130 es utilizado por el Escuadrón 53º de Reconocimiento del Clima de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Avión WC-130H

Los nueve aviadores, todos pertenecientes a la Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico, fueron declarados oficialmente muertos después de que las autoridades inspeccionaran los restos del avión. Se da la circunstancia que este mismo avión se utilizó para el rescate de estadounidenses de las Islas Vírgenes Británicas con motivo del huracán Irma, y más tarde suministró comida y agua a los puertorriqueños desesperados por recibir ayuda después del paso del huracán María.

Actualmente se está llevando a cabo una investigación para determinar la causa del trágico accidente.

Durante el año 2018 ya ha habido más de media docena de accidentes de aviación militar estadounidenses tanto en el propio territorio nacional, como en las bases que Estados Unidos mantiene en el extranjero, lo que ha provocado más de una docena de muertes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com