Un bombardero B-52 vuela por primera vez con un nuevo misil hipersónico debajo de su ala.

El AGM-183A es una de las tres armas hipersónicas que la Fuerza Aérea desea agregar al arsenal del bombardero en los próximos años.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos realizó con éxito una prueba de vuelo de un misil hipersónico el miércoles en la Base Edwards de la Fuerza Aérea en California, según un comunicado de prensa.

La prueba de vuelo recogió datos sobre los impactos de arrastre y vibración en el arma y en el B-52 Stratofortress que la llevaba. El arma de respuesta rápida lanzada desde el aire AGM-183A no contenía explosivos y no fue lanzada desde el avión, afirmó la Fuerza Aérea.

El servicio señaló que esas pruebas son necesarias para todos sus sistemas de armas durante la etapa de desarrollo.

“Estamos utilizando las pruebas de prototipado rápido proporcionadas por el Congreso para llevar rápidamente las capacidades de armas hipersónicas al combatiente”, señaló Will Roper, secretario adjunto de la Fuerza Aérea para adquisiciones, tecnología y logística, en un comunicado. “Este tipo de velocidad en nuestro sistema de adquisición es esencial, nos permite desarrollar capacidades rápidamente para competir contra las amenazas a las que nos  enfrentamos”.

 

Estados Unidos está trabajando para alcanzar a sus adversaries, Rusia y China, en la tecnología de armas hipersónicas.

En agosto de 2018, la Fuerza Aérea adjudicó un contrato para desarrollar el misil hipersónico a Lockheed Martin Missiles and Fire Control.

El misil está programado para que alcance su capacidad operativa inicial para el año fiscal 2022.

Defense News

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com