Un caza F/A-18E Super Hornet de EE.UU. derriba a un Sukhoi Su-22 ruso de la Fuerza Aérea Siria.

Un caza estadounidense derribó el domingo un avión del ejército sirio que, según Washington, había bombardeado a las fuerzas respaldadas por Estados Unidos y que luchan contra el grupo Estado Islámico (EI) en el norte de Siria. El derribo de la aeronave ocurrió cerca de la localidad siria de Tabqa.

Por su parte Damasco acusó a la coalición de haber derribado el avión cuando llevaba a cabo “una misión contra el grupo Estado Islámico”. Este es el primer episodio de este tipo que se produce desde el inicio del conflicto en 2011.

Poco después del derribo del avión sirio, estallaron por primera vez combates entre las tropas leales a Bashar el Asad y las FDS, la alianza kurdo-árabe respaldada por Estados Unidos en la provincia de Raqa, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). 

El Pentágono dijo en un comunicado que las fuerzas a favor del régimen sirio atacaron la localidad de Ja’Din, bajo control aliado en el sur de Tabqah, en el norte de Siria. En esa acción numerosos combatientes de las FDS resultaron heridos y abandonaron la localidad.

Las fuerzas militares estadounidenses afirmaron en un comunicado que actuaron en “defensa propia colectiva” de sus fuerzas aliadas y que Estados Unidos no buscó un enfrentamiento con el gobierno sirio ni la aliada de éste, Rusia.

De acuerdo al Pentágono, la acción del domingo se enmarcó dentro de las reglas de combate y auto-defensa colectiva de las fuerzas de la coalición.

“La coalición tiene como misión derrotar al ISIS en Irak y Siria”, señaló el Pentágono que utilizó las siglas del grupo Estado islámico.

“La coalición no busca combatir al régimen sirio, ni a las fuerzas rusas ni a las de sus aliados pero no dudará en defenderse y defender a sus fuerzas aliadas frente a cualquier amenaza”.

Sin embargo, el viceministro ruso de Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo a agencias rusas de noticias que derribar el avión era equivalente a “ayudar a los terroristas contra los que combate Estados Unidos”.

Rusia dice podría atacar aviones de EEUU y aliados en Siria.

El ministerio de Defensa de Rusia advirtió ayer lunes que tratará como objetivos de ataque a los aviones y drones de la coalición dirigida por Estados Unidos al oeste del rio Éufrates, después de que las fuerzas militares estadounidenses derribaran un avión de la Fuerza Aérea de Siria el domingo.

El ministerio también pidió a los militares estadounidenses que proporcionen un relato completo de por qué se decidió derribar el SU-22 sirio.

Rusia, un defensor clave del presidente sirio, Bashar Assad, ha estado proporcionando cobertura aérea a la ofensiva del gobierno contra el Estado islámico desde 2015.

El viceministro ruso de Exteriores, Sergei Ryabkov, dijo: “Hay que considerar este ataque como la continuación de la política estadounidense que busca pasar por alto las normas del derecho internacional”, afirmó un viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, citado por la agencia oficial TASS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *