Un F-35B del Cuerpo de Marines acaba con el morro en el suelo.

El tren de aterrizaje del caza furtivo se desplomó mientras era remolcado tras un aterrizaje de emergencia en una base de Okinawa.

Un caza furtivo F-35B del Cuerpo de Marines de EE.UU. sufrió ayer daños tras un colapso del tren de aterrizaje en la base aérea de Kadena, Okinawa, en Japón. El avión de despegue corto y aterrizaje vertical (STOVL) estaba siendo remolcado cuando ocurrió el incidente, después de haber regresado a la base para un aterrizaje de emergencia. El avión tiene su base en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines Iwakuni en Japón.

El incidente se produjo alrededor de las 13:40, hora local, después de que el F-35B aterrizara y fuera remolcado de vuelta a la línea de vuelo. En un vídeo, se ve al avión dando golpes hacia arriba y hacia abajo de forma inusual mientras es remolcado. A continuación, el tren de morro cede y la aeronave acaba posada sobre su morro en la pista de rodaje. No se ha informado de que ninguno de los implicados haya resultado herido y el avión fue rodeado rápidamente por los bomberos y otros vehículos de emergencia.

El mayor Rob Martins, portavoz de la 1ª Ala Aérea de los Marines, declaró en un comunicado que el piloto del avión, operado por el Escuadrón de Ataque de Cazas de los Marines 121 (VMFA-121), los “Caballeros Verdes”, se vio obligado a regresar a la base tras un supuesto problema eléctrico.

“El piloto actuó como estaba entrenado y eligió la opción más segura, aterrizando el avión de forma segura de acuerdo con los procedimientos estándar… Operar nuestras aeronaves de forma segura y eficaz es una prioridad absoluta y nuestros aviadores toman grandes precauciones para garantizar la seguridad de la tripulación y de las zonas circundantes.”

En el momento del incidente, el F-35B había estado volando en una misión de entrenamiento rutinaria, haciendo uso de los campos de tiro locales.

Los “Caballeros Verdes” recibieron sus primeros F-35B en noviembre de 2012 y declararon su capacidad operativa inicial (IOC) en julio de 2015, antes de trasladarse definitivamente a Iwakuni en enero de 2017. Desde entonces, el escuadrón ha desarrollado una considerable experiencia a bordo de buques, convirtiéndose en la primera unidad de Lightning II en desplegar en el mar, embarcando seis F-35B a bordo del buque de asalto anfibio USS Wasp (LHD-1) en marzo de 2018.

Los F-35, en todas sus versiones, se han visto envueltos en una serie de percances, incluyendo varias pérdidas totales de fuselaje. Los incidentes más significativos que han afectado a la flota de F-35B del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, en particular, incluyen un par de accidentes, mientras que la Real Fuerza Aérea del Reino Unido también perdió un F-35B en un dramático accidente en noviembre del año pasado.

También ha habido varios incidentes en tierra, incluyendo incendios de motores, y es notable, también, que ha habido fallos anteriores en el tren de aterrizaje. En al menos uno de esos incidentes, el avión en cuestión (un F-35A de las Fuerzas Aéreas de EE.UU.) tuvo un problema en vuelo y su tren de aterrizaje se desplomó después de haber tocado tierra y haberse estacionado.

Por otra parte, la variante de portaaviones del avión furtivo F-35 de la Armada de EE.UU. ha tenido históricamente problemas con su tren de aterrizaje, como resultado de la compresión del puntal de la nariz justo antes del lanzamiento. Dado que el modelo F-35C tiene un diseño de tren de aterrizaje diferente para el lanzamiento en portaaviones, esto no se ha aplicado a los otros modelos.

En cuanto a la aeronave implicada en el accidente de ayer, no está claro hasta qué punto ha resultado dañada, aunque ahora se está llevando a cabo una “investigación detallada” que abordará esta cuestión, así como lo que salió mal en primer lugar.

Thomas Newdick

6 thoughts on “Un F-35B del Cuerpo de Marines acaba con el morro en el suelo.

  • el 3 diciembre, 2022 a las 11:22
    Permalink

    Deberian hacerslo mirar. No es la primera vez que pasa esto. Ese tren de aterrizaje es de mirame y no me toques.

    Respuesta
  • el 3 diciembre, 2022 a las 19:02
    Permalink

    Tenia las ruedas frenadas/bloqueadas.

    Respuesta
  • el 4 diciembre, 2022 a las 15:00
    Permalink

    Ya han fabricado casi 900 F35 y han acumulado 600000 horas de vuelo. Suponiendo 3 horas de vuelto por despegue, esos bichos han aterrizado 200000 veces en conjunto, poniendo a prueba el tren de aterrizaje.
    Alguno tiene que fallar.

    Respuesta
    • el 5 diciembre, 2022 a las 11:12
      Permalink

      Pregunto desde la ignorancia: ¿Al Harrier también le pasa eso? Supongo que a estas alturas, con tanta y aún más horas acumuladas del Harrier, habrá una estadística comparativa.

      Respuesta
    • el 5 diciembre, 2022 a las 12:51
      Permalink

      La noticia comentaba un aterrizaje de emergencia, no descarto que el piloto haya tomado tierra con demasiada fuerza y a nadie se le haya ocurrido chequear el tren de aterrizaje antes de remolcarlo.

      Respuesta
  • el 4 diciembre, 2022 a las 15:29
    Permalink

    Otra prueba más para no comprarlo. Esta patata volante jamás dará la talla.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.