Un grupo rebelde derriba en Siria un caza MiG-21 de la Fuerza Aérea nacional.

Un avión militar sirio ha sido derribado en la provincia siria de Sueida, según fuentes del grupo rebelde Jaysh Usud al Sharquiyá. Los combatientes de esta milicia reivindican el derribo.

Fuentes de las milicias antigubernamentales Jaysh Usud al Sharquiyá (en español, ‘Ejército de Leones del Este’) informan haber derribado un caza de la Fuerza Aérea de Siria. La aeronave, que identifican como un MiG-21, habría caído en un área desértica de Al Badia en el sur del país, cerca de la frontera con Jordania.

El piloto del avión derribado ha sido capturado por los militantes del grupo, informa la agencia TASS. Las fuentes no citan más detalles del suceso.

El ejército sirio anunció el pasado 11 de agosto que se hizo con el control de más de 30 kilómetros de la frontera del país con Jordania, ubicados en la provincia de Al Sueida, y que sus guardias fronterizos están al mando en todos los puestos de control limítrofes.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que los enfrentamientos continúan entre las fuerzas del régimen y el Ejército Asuad al Sharquia, vinculado al Ejército Libre Sirio (ELS), que tiene el apoyo de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos.

El MiG-21 (designado ‘Fishbed’ por la OTAN) es un avión de caza polivalente de fabricación rusa diseñado por la Oficina de Construcción Aérea Mikoyán-Gurévich a mediados de los años 1950. En Rusia fue retirado del servicio a principios de los años 1990, pero sigue siendo utilizado por algunos países de Europa del Este y Oriente Medio.

Piloto del MiG-21 capturado por el grupo rebelde.

Hace un año, Siria contaba con más de 70 cazas de este modelo. Ninguno de ellos fue dañado en el ataque estadounidense a la base aérea de Shayrat o derribado por los aviones de la coalición internacional.

El ejército sirio anunció el pasado 11 de agosto que se hizo con el control de más de 30 kilómetros de la frontera del país con Jordania, ubicados en la provincia de Al Sueida, y que sus guardias fronterizos están al mando en todos los puestos de control limítrofes.

Sin embargo, el Observatorio señaló que los enfrentamientos continúan entre las fuerzas del régimen y el Ejército Asuad al Sharquia, vinculado al Ejército Libre Sirio (ELS), que tiene el apoyo de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos.

Además, aseveró que hay bajas en ambas filas, aunque no especificó la cifra.

El pasado 11 de julio, la misma facción rebelde derribó otro avión del Ejército sirio en la provincia de Rif Damasco (sur).

Desde el 9 de julio está en vigor un alto el fuego en Al Sueida y las regiones meridionales de Deraa y Al Quneitra, logrado gracias a un acuerdo entre Rusia -aliada del Gobierno de Damasco-, Jordania y EEUU, ambos valedores de la oposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *