Un ILS móvil para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

La Fuerza Aérea estadounidense ha anunciado la adquisición en serie de un sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS), móvil y desplegable en operaciones.

El sistema D-ILS fue desarrollado en julio de 2015 por Thales. Recientemente ha superado la señal Milestone C, permitiendo su producción masiva. El sistema se almacena en dos contenedores estándar y puede ser instalado por tres personas en aproximadamente unos cinco días. Contiene una antena que transmite coordenadas exactas de la pista, un sistema de indicación de la pendiente de descenso y dos generadores eléctricos. El sistema incluye un mástil de más de 15 metros de altura, que debe montarse en posición completamente vertical.

En 2015, Thales anunció que había sido seleccionado para suministrar a la Fuerza Aérea de EE. UU.  dos sistemas basados en su ILS 420: “un sistema de ala fija de doble frecuencia de última generación,  de los cuales se han adquirido más de 700 en todo el mundo para aplicaciones civiles y militares”.

El personal del 46º Escuadrón de Pruebas de la Base Aérea de Eglin en Florida, ha estado probando la instalación del sistema y los procedimientos de implementación durante varios meses para establecer una teoría de empleo.

El D-ILS puede ser desplegado en cualquier parte del mundo en cuestión de días y puede ser utilizado para equipar una base planificada con un sistema completo de ayuda al aterrizaje. El D-ILS permitirá que los aviones de la Fuerza Aérea de EE. UU. aterricen en estas pistas con mal tiempo y de noche.

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos planea adquirir hasta 30 D-ILS en un futuro cercano.

El sistema ILS/DMS de Thales es una herramienta indispensable de navegación, especialmente en momentos de visibilidad reducida.

Es un sistema de guiado y control en el proceso de aproximación de las aeronaves. El mismo facilita al piloto información de distancia y guiado de la aeronave hacia el eje longitudinal y en el plano de descenso correcto para aterrizar en el centro de la pista y con el espacio suficiente para frenar. Estas radioayudas proporcionan máxima seguridad en las maniobras más críticas de la navegación aérea, y son parte imprescindible en situaciones meteorológicas severas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *