Un RQ-4 Global Hawk de la Fuerza Aérea de EE.UU. se estrelló junto a las costas españolas el pasado mes de junio.

Nueva información: Actualizado el sábado 8 de septiembre a las 15:06
Hasta hoy, la Fuerza Aérea estadounidense no había reconocido públicamente el incidente. Se desconoce por tanto si el dron estaba en tránsito de regreso a los Estados Unidos o en una misión en la zona.

Un avión espía no tripulado RQ-4 Global Hawk de gran altitud se estrelló en aguas españolas el pasado 26 de junio de 2018. El incidente no había sido revelado públicamente hasta las informaciones facilitadas por la Fuerza Aérea al periodista Tyler Rogowaymen las que confirman el accidente y aclara que está en curso una Junta de Investigación.

Este suceso marca la segunda pérdida de un avión teledirigido RQ-4 Global Hawk en poco más de un año, otra aeronave se estrelló en una zona salvaje y remota del desierto de California, cerca de Mount Whitney, el 21 de junio de 2017.

Después de contactar a varias unidades asociadas con las operaciones de Global Hawk, así como a las asociadas con su gemelo de la Armada, el MQ-4 Triton, el Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea reconoció la pérdida del aparato. Este es el primer reconocimiento oficial del incidente a la prensa. 

Los detalles, tal como los entendemos, pero sin más confirmación, es que el Global Hawk se estrelló en aguas al oeste de España y en una rápida operación de salvamento al conocer las coordenadas donde se estrelló, se pudo recuperar el dron, o lo que quedaba de él, del fondo marino y fue enviado a los Estados Unidos para su inspección a través de la Estación Naval de Rota en Cádiz. Más allá de estos detalles dispersos y no confirmados, realmente no se sabe qué circunstancias rodearon el contratiempo. 

Todavía no está claro por qué la Fuerza Aérea de EE.UU. ha mantenido el incidente en secreto. Puede haber sido debido a la naturaleza sensible de una operación de recuperación rápida en el mar, ya que incluso un RQ-4 inundado y dañado podría representar una gran ventaja tecnológica para una potencia competidora. Además, la USAF, en particular, ha restringido la frecuencia y la magnitud de la información que proporciona a la prensa como parte de un enfriamiento de las relaciones públicas en el Pentágono que ha sido muy criticado.

Tampoco sabemos con certeza qué tipo de Global Hawk estuvo involucrado en el accidente. Más allá de la misión principal de vigilancia del Global Hawk, tres RQ-4 de construcción anterior han sido reconfigurados en EQ-4 Battlefield Airborne Communications Node (BACN), una aeronave de retransmisión y fusión de datos. Considerando que el dron podría haber estado transitando de regreso a los Estados Unidos o en una misión en el área, cualquiera de los dos tipos son posibles, aunque la variante RQ-4 es mucho más probable.

Los Global Hawks han estado muy activos en el teatro europeo, sobre todo volando en misiones regulares de reconocimiento a gran altitud sobre el este de Ucrania y la región norte del Mar Negro. También han estado activos en el Mediterráneo oriental, cerca de la costa siria, aunque algo menos en los últimos meses. 

El avión no tripulado semiautónomo ha realizado incluso misiones sobre Libia y otros lugares en las áreas de responsabilidad de EUCOM y AFRICOM, incluidos los países bálticos. Todas estas incursiones han sido voladas desde NAS Sigonella, en Italia.

 

Actualizado el sábado 8 de septiembre a las 15:06

Respuesta de los oficiales del Comando Europeo de Estados Unidos.

Un avión de vigilancia no tripulado RQ-4 Global Hawk se estrelló en la costa de Rota, España, aproximadamente a las 11 a.m. EDT, del martes, 26 de junio de 2018. No hubo personal involucrado en el incidente.

El buque de apoyo de combate rápido de la clase de suministros USNS Arctic (T-AOE-8), ayudó en la recuperación del RQ-4 Global Hawk derribado en las cercanías del Golfo de Cádiz. Antes de brindar asistencia, el Ártico estaba realizando operaciones de rutina en el área de operaciones de la 6.ª Flota de EE. UU. Además del USNS Arctic, una aeronave de reabastecimiento de combustible KC-135 que opera desde la Base Aérea de Zaragoza, España, se lanzó el 26 de junio para ayudar en los esfuerzos de recuperación.

Tyler Rogoway

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com