Un tribunal alemán anula la prohibición de exportación de equipo militar a Arabia Saudita

El Tribunal Administrativo de Frankfurt emitió un veredicto contundente el martes, cuando dictaminó que la congelación de las exportaciones de armamento a Arabia Saudita por parte del Gobierno Federal no era legal, según el diario Handelsblatt.

El ganador en la sala fue Rheinmetall Military Vehicles GmbH, una filial del Grupo Rheinmetall, que había demandado al gobierno de Berlín porque la mayor parte de un importante contrato con Arabia Saudita fue ‘saboteado’ por una decisión mal razonada del gobierno federal. Desde entonces, 90 de los 110 camiones pesados ​​HX81 encargados por el gobierno saudí han estado esperando inútilmente en un aparcamiento.

En noviembre de 2016, Rheinmetall anunció un importante pedido de un cliente extranjero. “El pedido incluye 110 vehículos logísticos valorados en 134 millones de euros que se entregarán entre enero de 2018 y febrero de 2019”, dijo la compañía en aquél momento. También se esperaban pedidos posteriores, así como servicios de mantenimiento y logística durante cinco años.

En 2016, el Gobierno Federal concedió a Rheinmetall la licencia de exportación para los camiones, y la empresa entregó un lote inicial de 20 camiones a las Fuerzas Terrestres de Arabia Saudita.

El asesinato de Khashoggi pone fin al negocio

El 2 de octubre de 2018, sin embargo, la cooperación con Arabia Saudita se volvió mucho más difícil. El conocido periodista y crítico Jamal Khashoggi fue asesinado en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul. Posteriormente, Arabia Saudita admitió haber matado y detenido a los presuntos autores.

La protesta por el asesinato sonó en todo el mundo y, en Alemania también, el Gobierno Federal reaccionó rápidamente: todas las licencias de exportación para equipos militares fueron “suspendidas provisionalmente”, incluyendo las de los 90 camiones militares de Rheinmetall que todavía no habían sido entregados.

La paralización de la exportación se prolongará hasta marzo de 2020 según decidió el gobierno alemán, y nadie puede decir si se prorrogará nuevamente. Si el gobierno federal decidiera revocar la licencia de exportación, Rheinmetall podría al menos demandar por daños o hablar con su compañía de seguros. Mientras tanto, la empresa ha estado condenada a esperar.

En el juicio celebrado entre empresa y gobierno, el tribunal tuvo dificultades para entender por qué el asesinato de Khashoggi debía constituir un punto de inflexión. “Arabia Saudita era un estado con problemas, es un estado con problemas y siempre seguirá siendo un estado con problemas”, dijo el Presidente del Tribunal Administrativo, Reinald Gerster. Sin embargo, y pese a conocer el gobierno federal todos los problemas con Arabia Saudita, el gobierno federal había concedido la aprobación para los camiones militares.

Suspensión de la prohibición de exportación debido a errores de forma.

En consecuencia, el Tribunal Administrativo de Francfort ha derogado la “prohibición de exportación de facto debido a errores formales”, ha señalado el diario Handelsblatt, añadiendo que el tribunal ha encontrado, en particular, “déficits de razonamiento” en el caso del gobierno.

El veredicto es una bofetada administrativa y una vergüenza política al mismo tiempo. Todavía no es definitivo, pero no todos los días un tribunal administrativo local critica al Gobierno Federal por cometer errores de principiante en decisiones internacionalmente significativas.

Handelsblatt

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com