Un V-22 Osprey sufre un accidente en una incursión en Yemen

Un avión militar estadounidense M V-22 Osprey (Águila pescadora) sufrió un accidente de aterrizaje el pasado 28 de enero durante una incursión de las fuerzas especiales en la zona de Al-Bayda, Yemen, contra el grupo terrorista Al-Qaeda según informó el portavoz del Pentágono Capitán Jeff Davis.

Como consecuencia de este percance, murió uno de los soldados pertenecientes a la 11ª Unidad Expedicionaria de Marines y tres más resultaron heridos.

El avión debido a su estado de deterioro fue incapaz de volar de nuevo por lo que fue destruido en el suelo por un ataque aéreo estadounidense dijo el Departamento de Defensa.

Según el Pentágono, en esta operación contra el grupo terrorista se estima que 14 combatientes de la AQIP murieron en un complejo de la organización entre las que se encontraban varias mujeres soldado.

La operación fue planeada contra este grupo terrorista después de haberse comprobado el intento de enviar explosivos por correo a varios departamentos oficiales de Estados Unidos y de atribuirse el ataque contra el Ministerio de Defensa Yemení “Estados Unidos y sus aliados continuarán con la destrucción de los refugios seguros de los terroristas y la erradicación de las amenazas planeadas por el extremismo violento en cualquier parte del mundo”.

Esta acción fue la primera en ser ordenada por el presidente Donald Trump, y también continúan abiertos los ataques aéreos ordenados en los últimos días del presidente Barack Obama contra Al-Qaeda y el Estado Islámico en Siria, Libia y Yemen, respectivamente.

Julio Alcalá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *