Una empresa rusa desarrolla una bala “sigilosa” que atraviesa los chalecos antibalas.

Una empresa de investigación asociada con Russsian Corporation Rostec ha desarrollado un cartucho de pistola de calibre 9 mm que puede penetrar armaduras corporales de segunda clase de protección, utilizadas por la mayoría de los ejércitos de todo el mundo.

El cartucho no emite ninguna “llama” en el extremo del cañón y es muy silencioso. El nuevo cartucho ha sido patentado en Rusia.

El Instituto Central de Investigación de Ingeniería de Precisión (CRIPE) de la Corporación Estatal Rostec ha desarrollado el cartucho de calibre 9 mm con una velocidad de bala reducida. La nueva munición es capaz de penetrar el blindaje corporal de segunda clase de protección, al tiempo que mantiene un bajo nivel de ruido de disparo y un tiro ‘sin llama’, según un comunicado de la empresa Rostec.

Los cartuchos actuales para el tiro silencioso no pueden penetrar el chaleco antibalas de segunda clase de protección debido a la velocidad insuficiente de la bala, que es de unos 200-290 m/s. Las balas con una velocidad de más de 400 m / s pueden hacer frente a esta tarea, que, a su vez, no permiten el fuego silencioso.

El nuevo desarrollo de los especialistas de la empresa CRIPE-TSNIITOCHMASH combina la ausencia de ruido y el aumento de la penetración. Esto se logra aumentando la masa de la bala, un filo cortante formado por dos caras planas añadidas en el extremo frontal de su núcleo.

Los cartuchos han sido desarrollados como parte del sistema de pistolas OCD “Boa constrictor”. Las soluciones innovadoras utilizadas en el cartucho han proporcionado su reconocimiento por expertos en armamento. Según la empresa fabricante ya se han recibido la solicitud de patentes para el desarrollo de la nueva munición.

Defense World.net

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com