Una fuerza especial de bombarderos estratégicos B-2 se despliega en Portugal

Un grupo de bombarderos sigilosos B-2 Spirit llegó al Campo de Lajes en Portugal ayer lunes como parte del despliegue de un grupo de bombarderos.

Los B-2 provienen de la 509ª Ala de Bombarderos y de la 131ª BW de la Base Aérea de Whiteman en Missouri, informó el Comando Europeo de Estados Unidos en un comunicado. Mientras estén en Europa, los bombarderos operarán desde varias instalaciones militares en el área de responsabilidad del EUCOM y llevarán a cabo la integración en el teatro de operaciones y el entrenamiento de vuelo, según el comunicado. El EUCOM no ha dicho cuántos B-2 se desplegarán ni cuánto tiempo estarán en el extranjero.

Estos despliegues estratégicos en Europa permiten a las tripulaciones de los bombarderos familiarizarse con el teatro de operaciones y demostrar el compromiso de Estados Unidos con los aliados y socios, dijo el EUCOM.

“La integración con nuestros aliados de la OTAN y las naciones socias del escenario, así como con otras unidades conjuntas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, contribuye a que nuestras fuerzas estén listas y preparadas y, nos permite construir relaciones duraderas y estratégicas necesarias para enfrentar una amplia gama de desafíos globales”, según el EUCOM.

Los aviones cisterna KC-10 del ala 305 de movilidad aérea en la base conjunta McGuire-Dix-Lakehurst en Nueva Jersey reabastecieron a los bombarderos mientras cruzaban el Océano Atlántico.

La Base Aérea de Lajes se encuentra en la isla Tercera de las Azores y es la sede del 65º Grupo de Bases Aéreas, que ayuda a trasladar tropas y aviones en apoyo de las operaciones conjuntas, de coalición y de la OTAN en la región, permitiendo el rápido acceso a Europa, África y Oriente Medio.

La última vez que los B-2 se desplegaron en Europa fue en agosto, cuando un grupo de trabajo de la 509ª Ala de Bombarderos llegó a la Base de la RAF en Fairford en Inglaterra.

El Northrop Grumman B-2 Spirit (también conocido como el Stealth Bomber o «bombardero furtivo») es un bombardero estratégico polivalente desarrollado en Estados Unidos por Northrop Corporation con tecnología furtiva de baja visibilidad capaz de penetrar defensas antiaéreas para desplegar armas tanto convencionales como nucleares. Debido a su considerable coste y gasto de operación, el proyecto de este avión fue bastante controvertido entre los miembros del Congreso y del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos durante su desarrollo y puesta en servicio. Entre finales de los años 1980 y principios de los 1990 Estados Unidos tenía planeado adquirir 132 de estos bombarderos. A mediados de los años 1990, el Congreso aprobó finalmente la compra de una flota de sólo 21 aviones B-2. ​

El coste de fabricación de cada B-2 rondaba los 737 millones de dólares en 1997.​ Los costes totales de compra del bombardero alcanzaron una media de 929 millones de dólares por avión, incluyendo repuestos, equipamiento, actualizaciones y soporte de software.​ El coste total del programa, incluyendo gastos de desarrollo, ingeniería y pruebas, se calcula que ronda los 2.200 millones de dólares por avión (en 1997). ​

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos opera 20 bombarderos B-2, pues de los 21 construidos, un avión resultó perdido cuando se accidentó durante un despegue en el año 2008. Aunque originalmente fueron diseñados en los años 1980 para escenarios de operaciones de la Guerra Fría, los B-2 fueron usados en combate para bombardear Kosovo a finales de los años 1990, y se ha continuado su uso durante las guerras de Irak y Afganistán.

Stephen Losey

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com