Una nueva serie de drones de asalto chino toma vuelo.

Los aviones militares teledirigidos están preparados para aumentar las capacidades de ataque y reconocimiento, mientras que las versiones civiles cuentan con un creciente mercado de UAV.

La nueva serie Caihong-4 de Hina, desarrollada por la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, acaba de concluir un simulacro de fuego real de seis días para probar su compatibilidad con varios tipos de munición, tanto para bombardeos masivos  como para objetivos precisos, informa People’s Daily.

El CH-4 es una versión mejorada de un dron que despegó por primera vez en 2015.

“La capacidad y variedad de su carga útil de artillería indican que el CH-4 puede llevar a cabo ataques aéreos efectivos contra más objetivos, desde distancias más largas con una reacción ágil y rápida”, dice el informe.

Según su constructor, el CH-4 tiene un mejor rendimiento básico que el del Predator MQ-1 de General Atomics, líder en la industria, y es más competente en misiones de reconocimiento, vigilancia y ataque.

La versión civil del CH-4 puede realizar estudios geológicos, vigilancia oceánica, observación meteorológica y prevención de incendios forestales.

Mientras tanto, las autoridades de energía eléctrica en la ciudad de Shenzhen presentaron una nueva línea de lo que se considera como los primeros drones láser de China hechos a medida para hacer frente a las averías eléctricas, evitando que el personal de mantenimiento de la red eléctrica de la ciudad se enfrente a problemas y peligros.

Yu Peng, director de la oficina de Suministro y Energía Eléctrica de Shenzhen, dijo a Chinanews.com que los drones láser podrían, mientras trabajan en conjunto con otras unidades especialmente diseñadas, escanear para detectar averías eléctricas mientras están en el aire gracias a la visión binocular y sistemas automáticos de detección de fallos en el sistema que podrían provocar cortes de energía.

El nuevo dron Wing Loong.

Dentro de las amplias posibilidades de trabajo de los nuevos drones en los campos civil o militar, continúan desarrollándose nuevas aplicaciones en beneficio de sectores hasta ahora no previstos. Esta semana se ha presentado en el Airshow de Singapur la nueva serie de drones Wing Loong desarrollados por Aviation Industry Corp of China.

La industria de fabricación de drones de China se ha expandido rápidamente en los últimos años gracias al uso extensivo de las tecnologías de UAV (vehículos aéreos no tripulados) para todo, desde la fotografía aérea, topografía y cartografía hasta alertas tempranas y reconocimiento por parte   militar.

El valor total del mercado de la industria de los vehículos aéreos no tripulados de China podría aumentar en el año 2020 un 40% anual de promedio lo que significa un mercado de 60.000 millones de yuanes (9.100 millones de dólares), según informa la agencia oficial de noticias Xinhua, citando un informe del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com