Vladimir Putin supervisa el lanzamiento del nuevo misil hipersónico ruso Avangard.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha presidido este miércoles el ensayo del nuevo misil hipersónico Avangard, presentándolo como “un excelente regalo de Año Nuevo para la nación”.

Según el gobierno ruso, su nueva creación es capaz de superar el escudo antimisiles estadounidense. Para la demostración el misil recorrió unos 6.000 kilómetros desde la región de los Urales hasta el polígono de tiro de Kura en la península de Kamchatka, situada en el extremo oriente ruso.

“El ensayo ha sido un completo éxito. Somos los primeros en tener este tipo de arma estratégica”, ha anunciado Putin desde el Centro Nacional de Mando, donde acudió para supervisar el lanzamiento del Avangard. La pasada semana, en su rueda de prensa anual, el presidente ruso acusó a EEUU de aumentar el riesgo de una guerra nuclear en el mundo por renunciar a varios tratados de desarme.

Ya en su discurso sobre el estado de la nación, el pasado 1 de marzo Putin leyó la comparecencia más belicosa de su vida. Fue poco antes de arrasar en las elecciones, y ya entonces anunció que Rusia pronto tendría “misiles capaces de destruir objetivos en otros continentes a velocidad supersónica”. El disparo de hoy es la rúbrica de la frase con la que se despidió en aquella comparecencia en la que se permitió mostrar la península de Florida como posible objetivo en una de las pantallas gigantes: “¡No nos escucharon, nos oirán ahora!”.

Según sus diseñadores, el Avangard está compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas capaces de maniobrar libremente antes de alcanzar su objetivo. Puede burlar cualquiera de los sistemas antimisiles actualmente existentes en el mundo, incluido el estadounidense, pues es altamente ágil.

Un sector vulnerable en EEUU

Estados Unidos no tiene defensas contra las armas hipersónicas, un sector por el que no sólo Rusia sino también China llevan tiempo apostando. Moscú ha estudiado las vulnerabilidades norteamericanas, por eso prima la velocidad en lugar de la altura, y confía en sistemas que no tracen trayectorias predecibles, dejando al adversario sin tiempo para reaccionar. Aunque durante los últimos meses diversos especialistas occidentales han rechazado los anuncios rusos asegurando que las armas no estaban a punto, este pavoneo nuclear evoca el lenguaje de la Guerra Fría.

“Durante el vuelo a velocidad hipersónica, la ojiva realizó una maniobra vertical y horizontal y alcanzó su objetivo en el polígono militar en el momento previsto”, señala la nota oficial. Lanzado desde la base de misiles Dombarovsky, el misil atacó un objetivo a 5.900 kilómetros de distancia en la península de Kamchatka. El Kremlin asegura que esta prueba culmina los ensayos de este armamento estratégico, que será suministrado en 2019 a las Fuerzas Armadas rusas.

Putin, que debe buena parte de su popularidad al carácter asertivo de Rusia en el extranjero, dio las gracias a los diseñadores del Avangard, que comenzaron a trabajar en este nuevo armamento en 2003, a los participantes en el ensayo y al Ministerio de Defensa por su “excelente” trabajo. Según los militares rusos, en julio comenzó la producción en serie de los Avangard. Entonces Putin aseguró que Rusia había desarrollado armas “sin parangón”, capaces de alcanzar cualquier punto del planetapero a la vez negó que este país se fuese a ver involucrado en una carrera armamentista.

Actualmente hay alrededor de 14.500 armas nucleares en el mundo, en manos de nueve naciones. EEUU Y Rusia tienen la mayor parte de las armas nucleares del mundo con un total combinado de aproximadamente 13.350 armas nucleares.

Xavier Nicolás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com