Washington habla sobre la construcción de una alianza político-militar en la región del Indo-Pacífico, inspirándose en la OTAN.

El presidente Trump, desde que está en la Casa Blanca, no ha escatimado sus críticas hacia la OTAN [una organización a la que considera “obsoleta”] y hacia algunos de sus miembros, comenzando por Alemania. Ahora el Pentágono inspirándose en ella quisiera utilizarla como modelo para crear una alianza político-militar para el Indo-Pacífico, con el fin de contrarrestar a China.

En los últimos días, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, ha estado promoviendo el concepto de una “región en red”, con la idea de alentar a los países con ideas afines en la zona a “trabajar juntos”.

“Se trata de reunir a los países que tienen intereses comunes y están dispuestos a comprometer recursos propios para trabajar juntos”, explicó David Helvey, secretario adjunto de defensa para la región indo-pacífica. Como… la OTAN.

Excepto que actualmente no existe tal estructura en la región indopacífica [con la posible excepción de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, que reúne a Rusia y a varios países de Asia Central], los Estados Unidos han establecido sólo alianzas bilaterales en la región del Indo-Pacífico “basadas en tratados y en un conjunto de asociaciones”, señala el Pentágono.

Por lo tanto, el concepto de “región en red” se inspiraría en la OTAN, a fin de promover la interoperabilidad y la integración entre los Estados interesados de la zona indopacífica.

“La clave es reunir a un conjunto de aliados y socios de ideas afines con valores comunes para apoyar el principio de una región libre y abierta”, dijo Helvey.

El número dos de la diplomacia estadounidense, Stephen Biegun, dijo el 31 de agosto que a Estados Unidos le gustaría establecer relaciones militares aún más estrechas con India, Japón y Australia en una alianza similar a la OTAN. Esto implicaría conseguir que estos países acepten una cláusula de defensa colectiva, similar al artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte.

Cabe señalar que los países mencionados por Biegun ya tienen importantes relaciones militares a nivel bilateral. El Japón, por ejemplo, ha reforzado recientemente su cooperación en materia de defensa con la India y Australia.

Sin embargo, establecer una alianza político-militar para la región indo-pacífica, que también incluiría a Francia [véase el mapa más arriba], podría ser complicado… en la medida en que requeriría superar ciertas rivalidades seculares [como la que existe entre Corea del Sur y Japón] y algunos países están gobernados por regímenes autoritarios.

En cualquier caso, si se construye sobre el modelo de la OTAN, dicha alianza haría énfasis en la interoperabilidad de los sistemas de armas… Esto favorecería el equipo militar ofrecido por los Estados Unidos o sus socios, a expensas de la industria armamentista rusa, que es actualmente uno de los principales proveedores -si no el principal- de las fuerzas armadas de la India.

Laurent Lagneau

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com