Atacando el ‘corazón de Rusia’, Ucrania realiza ataques de largo alcance con tecnología soviética.

Recientemente, imágenes por satélite tomadas en territorio ruso revelaron que las Fuerzas Aeroespaciales Rusas (VKS) habían acumulado varios bombarderos Tu-160 y Tu-95 con capacidad nuclear en su base aérea de Engels-2.

La noticia alarmó profundamente a las autoridades ucranianas ante un inminente ataque aéreo ruso e hizo sonar las sirenas antiaéreas en todo el país. Las Fuerzas Armadas de Ucrania (AFU), que ya se habían visto acorraladas por los ataques de misiles rusos, debieron de urdir un plan para poner nervioso al Kremlin.

El 5 de diciembre, dos bases aéreas rusas, Engels y Dyagilevo, fueron atacadas, por lo que se creyó que eran drones disparados por Ucrania. Por cierto, estas bases aéreas están más cerca de Moscú, la capital rusa, que de Ucrania.

El Ministerio de Defensa ruso declaró tras el ataque que éste se llevó a cabo con vehículos aéreos no tripulados (UAV) modificados de la era soviética. Aunque no especificó qué avión no tripulado fue responsable del ataque, los expertos militares se apresuraron a descifrar que el avión no tripulado en cuestión era probablemente el Tu-141 Strinzh.

Aunque los daños no se consideran grandes, han demostrado que Ucrania ha superado una limitación fundamental que aquejaba a sus operaciones militares, a saber, los ataques de largo alcance.

Engels y Dyagilevo, sede de los bombarderos estratégicos rusos de largo alcance, se encuentran en las profundidades de Rusia y no demasiado lejos de la capital rusa.

El efecto de este ataque, por tanto, se cree que ha sido profundo y era de esperar que fuera seguido de otro intenso ataque con misiles por parte de Rusia.

Es pertinente señalar que, superando sus deficiencias, Ucrania ha conseguido dar la vuelta a la tortilla frente a Rusia tras haber sido blanco repetido de drones y misiles rusos durante semanas.

Hasta ahora, la mayoría de los ataques ucranianos contra bases aéreas rusas de los que se tenía noticia se habían limitado a lugares mucho más cercanos a las fronteras de Ucrania, es decir, Crimea o regiones del interior de Rusia a las que era mucho más fácil llegar con drones “kamikaze” modificados o misiles balísticos de corto alcance.

Estados Unidos y otros aliados de la OTAN han prestado poca atención a la petición ucraniana de blindaje de largo alcance, incluido el sistema de misiles tácticos del ejército de largo alcance MGM-140 (ATACMS). Un informe reciente ha revelado que el alcance de los HIMARS “revolucionarios” entregados a Ucrania fue reducido por Estados Unidos para evitar una escalada sin precedentes.

Por su parte, Ucrania, aunque sigue contando con la ayuda militar de Occidente, también ha vuelto evidentemente a sus raíces y ahora utiliza armamento de la era soviética.

Impacto directo cerca del corazón de Rusia

A finales de junio, un avión no tripulado Tu-143 ucraniano, estrechamente relacionado con el Tu-141 aunque con un alcance mucho menor, fue derribado en el oeste de Rusia. Sin embargo, el Tu-141 modificado, que probablemente estuvo detrás del reciente ataque contra bases aéreas rusas, ya ha demostrado en el pasado su capacidad para viajar a muy larga distancia.

En marzo de este año, se produjo un extraño incidente en el que un avión no tripulado de reconocimiento Tu-141 Strizh, reutilizado con una ojiva aparente, se estrelló en Zagreb, Croacia.

El dron voló casi 350 millas desde la frontera ucraniana hasta la capital croata. Se cree que tiene un alcance total de más de 600 millas, suficiente para atacar las instalaciones militares de las ciudades y los centros de Control y Mando dentro del enorme territorio de Rusia.

Ucrania lleva mucho tiempo buscando esta capacidad porque enviar sus limitados aviones de combate, como el Su-24 o el Su-25, al espacio aéreo ruso supondría un golpe mortal para una fuerza aérea ya acorralada.

Desde que se lanzó el ataque en febrero, Kiev ha tenido que sacar del almacén varios cazas de la era soviética para suplir el déficit de su poder aéreo.

En octubre, el fabricante de armas ucraniano Ukroboronprom reveló que el desarrollo de un avión no tripulado kamikaze con un alcance de 1.000 kilómetros y una ojiva de 75 kilogramos estaba casi terminado.

Un mes más tarde, en noviembre, Ukroboronprom publicó un post en el que decía: “La próxima etapa de las pruebas de UAV – En nombre del jefe del Estado Mayor, nos estamos preparando para las pruebas de vuelo bajo la acción de la guerra electrónica”. El tiempo, por un lado, se convierte en un problema; por otro, es una prueba adicional para el complejo. Una especie de ensayo de choque”.

Los drones pueden atravesar fácilmente el espacio aéreo más disputado, especialmente en misiones suicidas. Esto suele lograrse aprovechando la cobertura del terreno, el vuelo en la superficie terrestre (NOP) y el trazado de rutas para evitar radares, puestos de observación y regiones pobladas, entre otras cosas. Sólo los consejos de los agentes de inteligencia profundamente arraigados pueden ayudar a prevenir estos ataques, como observó el jefe de escuadrón Vijainder K Thakur.

Esto también se puso de manifiesto en noviembre, cuando Ucrania desencadenó un ataque marítimo suicida con drones contra el puerto de Sheskharis, en Novorossiysk, puerto ruso del Mar Negro, una importante base naval y terminal petrolera rusa.

El ataque había puesto de manifiesto la expansión de las capacidades de Ucrania, ya que Novorossiysk estaba más lejos del territorio ucraniano de Odesa que el estratégico puerto ruso de Sebastopol.

Ucrania ha demostrado una vez más su capacidad para golpear ocasionalmente en las profundidades de Rusia con el Strizh, causando algunos daños justos. Sin embargo, actualmente es imposible predecir el número de UAV Stinzh de su arsenal para llevar adelante el impulso y la frecuencia de estos ataques de largo alcance.

Según el Ministerio de Defensa ruso, las dos bases impactaron fuera del alcance del arsenal de drones declarado por Ucrania. Así pues, cabe suponer que Rusia podría verse sorprendida por esta demostración de capacidad por parte de las asediadas tropas de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Sakshi Tiwari

10 thoughts on “Atacando el ‘corazón de Rusia’, Ucrania realiza ataques de largo alcance con tecnología soviética.

  • el 6 diciembre, 2022 a las 13:20
    Permalink

    Y si fuera un sabotaje interno ruso? Y si fuera un accidente manipulando misiles cuando se cargaban en los aviones? Estamos asumiendo que los ucranianos son muy listos y los rusos muy tontos. No les compensa más a los ucranianos atacar el puente de Crimea que bases aéreas rusas? Y como siempre la sombra de negligencia o corrupción rusa. Por qué a estas alturas no hay defensa aérea en esas bases aéreas?!

    Respuesta
    • el 6 diciembre, 2022 a las 14:38
      Permalink

      “Estamos asumiendo que los ucranianos son muy listos y los rusos muy tontos.”
      No, no estamos asumiendo, estamos comprobando.

      Respuesta
    • el 7 diciembre, 2022 a las 02:28
      Permalink

      La finalidad de estos ataques es para que los amigos rusos en bases o puestos militares, por muy lejos de Ucrania que se encuentren, miren hacia arriba de vez en cuando no sea que les vaya a caer un misil/dron/bomba/cohete ucraniano…

      Vamos, para mantener al personal en estado de inquietud constante.

      Respuesta
  • el 6 diciembre, 2022 a las 14:39
    Permalink

    Por cierto, los infalibles S-400 que tachonan rusia ni se enteraron.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2022 a las 15:53
    Permalink

    El puente ha vuelto a ser usable parcialmente hace pocas horas,veremos lo que dura.
    Y veremos lo que le cuesta a los orcos defender su territorio. Quién se pone a dar, se expone a recibir.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2022 a las 21:52
    Permalink

    En estos momentos parece que la única manera de atacar el puente de Kerch es utilizando drones submarinos, los únicos que pueden transportar una cantidad significativa de explosivos.
    Con los Tu-141 apenas haces daños de entidad, aunque visto la debilidad de la AAA rusa, me pregunto si es viable lanzar el dron con únicamente 1/2 de combustible (suficiente para llegar) y acoplarle una ojiva de 100 kg. El problema para su guía GPS es que atinar al puente (son tres puentes con su anchura de aprox 22 metros) requiere mucha precisión.
    Y por cierto que India y Turquía, al adquirir los S-400 creían comprar un sistema que suponía un cambio en las reglas del juego.

    Respuesta
  • el 6 diciembre, 2022 a las 22:12
    Permalink

    ya lo dice el refrán: quien vive en una casa de cristal no debe tirar piedras. lo que no entiendo es por qué los ataques de Ucrania tienen ese aire de ataque pobre y contenido.

    perfectamente podian haber destruido la mitad de esos aviones.

    Respuesta
  • el 7 diciembre, 2022 a las 02:26
    Permalink

    No cabe duda que los ucranianos son dignos de admiración, teniendo un ejército menor que el ruso, tanto en material como en personal, han logrado con valentía y coraje parar e incluso hacer retroceder a la supuesta segunda potencia mundial y adaptarse a las circunstancias cambiantes de esta guerra, con estrategias modernas y bien planificadas.

    Respuesta
    • el 11 diciembre, 2022 a las 00:49
      Permalink

      También los Charlies hicieron arrodillarse a la primera potencia mundial en Vietnam, una potencia que desde el 45 no gana una guerra, bueno, espera, Panamá y Grenada, grandes victorias las suyas.

      Respuesta
  • el 7 diciembre, 2022 a las 14:40
    Permalink

    Bien por los ucranianos, hay que golpear a los asesinos rusos allá donde se pueda, y eso con los escasísimos medios de que disponen, gracias a una acomplejada y cobarde Otan que no les da los cazas y misiles de crucero para nivelar la balanza. Ucrania debe de intensificar esos ataques todo lo que puedan, hacer lo mismo que hacen los rushists, atacar centrales, estaciones y líneas eléctricas ,depósitos de combustible y vías férreas de abastecimiento para que los rusos también pasen frío este invierno. SLAVA UKRAINI

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.