Australia comienza la búsqueda de un nuevo avión de entrenamiento.

El Ministerio de Defensa de Australia ha publicado una solicitud de información a la industria (RFI) con el objetivo de sustituir su sistema de entrenamiento de cazas (LIFTS), actualmente proporcionado por la plataforma Hawk Mk.127 de BAE Systems.

El Hawk ha completado recientemente una importante actualización de mejora de vida media en el marco del Proyecto Aire 5438 y tiene una fecha de retirada prevista para el 2026.

El RFI para la capacidad de reemplazo es parte de la Fase 1 del Air 6002 (Futuro Sistema de Entrenamiento de Cazas de Avanzada) que, según el Libro Blanco de Defensa de 2016 y el Programa de Inversión de la Industria asociado, es un proyecto de 4.000 a 5.000 millones de dólares australianos programado para realizarse entre 2022 y 2033.

El Air 6002 tiene dos requisitos principales, siendo el papel principal el de proporcionar formación a los pilotos de la RAAF y a los operadores de Sistemas de Armas que se desplazan para las operaciones con aviones rápidos, entre el PC-21 de los cadetes, y los F/A-18F, F-35A o EA-18G. El requisito secundario será apoyar otras capacidades de las Fuerzas de Defensa Australianas (ADF) tanto en las fuerzas amigas (Aire Azul) como en las contrarias (Aire Rojo).

Defensa prevé que se necesitará una combinación de medios vivos y virtuales para la función de entrenamiento, que incluye vehículos aéreos y simuladores de misión completa como los que emplea actualmente la capacidad de Hawk LIFTS. Para el papel de apoyo, la nueva plataforma de capacidad debe ser capaz de emplear tanto efectos cinéticos como no cinéticos.

En la solicitud de información se subraya que las respuestas de la industria se refieren al alto nivel de rendimiento de su solución frente a las necesidades, además de proporcionar detalles sobre el plazo de entrega estimado y el coste indicativo.

“La fecha de retirada prevista del Hawk Mk.127 para el 2026 significa que ahora es apropiado que Defensa busque el compromiso inicial de la industria a través de una RFI, como parte de los primeros pasos para la fase 1 del Air 6002. Las respuestas ayudarán a informar a las Fuerzas Aéreas sobre los puntos de vista y consideraciones de la industria para el futuro Sistema de Entrenamiento de Cazas de Avanzada”, según el Vice Mariscal del Aire Cath Roberts, jefe de Capacidad de la Fuerza Aérea.

“Paralelamente, la Fuerza Aérea seguirá mejorando su comprensión de lo que necesita de LIFTS a medida que avancen los requisitos de salida del Sistema de Entrenamiento de Pilotos (PC-21) y los requisitos de entrada en la conversión operacional del F-35A australiano”.

Roberts indicó que, aunque Defensa aún no ha definido completamente sus requisitos para el programa, es probable que se considere la opción del Hawk, pero el alcance de cualquier otra mejora de la capacidad existente de LIFTS no puede decidirse hasta que se conozcan completamente los requisitos.

“El rendimiento de la aeronave y los sistemas de misión de la aeronave que hacen de puente entre el Sistema de Entrenamiento de Pilotos y los cursos de conversión rápida a reacción serán requisitos críticos”, añadió Roberts.

“Se espera que los Future LIFTS sigan siendo pertinentes en su función de capacitación de tripulaciones de aviones de reacción rápida y de apoyo a la capacitación de la Fuerza Conjunta, que se adapten a esas necesidades a medida que evolucionen, que sean asequibles y que estén en servicio hasta el 2050”. La fecha de cierre del RFI es el 31 de julio de 2020.

Australian Defence Magazine

One thought on “Australia comienza la búsqueda de un nuevo avión de entrenamiento.

  • el 18 junio, 2020 a las 23:26
    Permalink

    Boeing-Saab T-7 (export) Red Hawk.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com