Aviones de combate del futuro: criterios comunes para las fuerzas aéreas de Alemania, Francia y España.

Las fuerzas aéreas de Alemania, Francia y España han acordado una serie de puntos de referencia de rendimiento para ayudar a sus gobiernos a guiar el desarrollo de una nueva generación de aviones de combate que volará en 2040, anunció el ejército alemán el miércoles en un comunicado.

El documento, aprobado a principios de este mes, tiene como objetivo ayudar a los responsables a identificar qué características de una colección de 10 posibles arquitecturas de sistemas vale la pena mantener cuando llegue el momento de establecer un camino a seguir para el Sistema de Armas de Próxima Generación, o NGWS.

Ese sistema, con el caza tripulado de última generación en su corazón, está programado para convertirse en el elemento central del Sistema Aéreo de Combate Futuro (Future Air Combat Air System), o FCAS, el programa de armas más ambicioso y caro de Europa continental. Según lo previsto, una pequeña flota de aviones no tripulados de ataque y vigilancia, o “transportistas remotos”, acompañaría a cada avión, y todos los elementos estarían interconectados por una “nube de combate” alimentada por la inteligencia artificial, según la descripción del proyecto.

Las 10 arquitecturas de sistemas diferentes para el NGWS que se encuentran actualmente en la coctelera se inclinan en diferentes direcciones, como por ejemplo, en lo que se refiere al armamento, la maniobrabilidad y el alcance del avión principal y sus aviones teledirigidos complementarios, según explicó la Bundeswehr alemana.

Los tres altos oficiales de la fuerza aérea, el teniente general Ingo Gerhartz de Alemania, el general Philippe Lavigne de Francia y Javier Fernández de España, también acordaron una “Conectividad de Entendimiento Común”, una guía para conectar los sistemas nacionales en el futuro escenario del FCAS.

El documento permitirá a los países socios del programa “sincronizar” sus respectivos programas de desarrollo, según el comunicado alemán.

Airbus de Alemania y Dassault de Francia, dieron a conocer una maqueta del futuro avión de combate en el Salón Aeronáutico de París el año pasado. El plan es comenzar a probar un prototipo en 2026.

A principios de este año, Francia y Alemania iniciaron formalmente la siguiente fase del programa general, con cada gobierno aportando 85 millones de dólares para el desarrollo de demostradores de tecnología.

Los parlamentarios alemanes, que temen una fuerte influencia de la industria francesa en el programa FCAS, han vinculado el proyecto al progreso del Sistema Principal de Combate Terrestre, otro programa bilateral altamente visible destinado a construir un tanque de batalla común.

Francia lidera el caza de próxima generación, mientras que Alemania lidera el proyecto del tanque.

La estrategia del parlamento alemán de vigilar de cerca el programa aéreo  aprobando solo tramos relativamente pequeños de dinero ha hecho que el CEO de Dassault, Eric Trappier, se preocupe por la capacidad de cumplir con los plazos, según informó la semana pasada el periódico francés La Tribune. Hablando ante un comité del Senado francés a mediados de mayo, Trappier propuso una ley de programación franco-alemana para asegurar un ritmo de desarrollo más rápido, según el periódico.

Sebastian Sprenger

Un comentario en “Aviones de combate del futuro: criterios comunes para las fuerzas aéreas de Alemania, Francia y España.

  • el 6 junio, 2020 a las 01:41
    Permalink

    La polivalencia y la multiplicidad de tareas son y serán criterios comunes , en cuanto a la funcionalidad en sus misiones , independientemente de las características tecnológicas y del diseño constructivo ineréntes al proyecto .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com