Aviones de combate israelíes dañados por las inundaciones.

Ocho aviones de combate F-16 fueron dañados después de las intensas lluvias caídas en el sur de Israel.

La Fuerza Aérea de Israel ha admitido su error al no mover los aviones de combate de los hangares subterráneos antes de las intensas lluvias de la semana pasada, lo que provocaron daños a varios aviones F-16 allí estacionados.

Según un oficial de la Fuerza Aérea, unos 50 millones de litros de lluvia cayeron sobre la base entre las 5:00 y las 5:30 de la mañana del jueves pasado en la base aérea de Hatzor, en el sur de Israel, inundando las pistas de aterrizaje y dos hangares subterráneos.

Según un informe del Canal 12, los niveles de agua alcanzaron un metro y medio dentro de los hangares, por lo que varios mecánicos que se encontraban resguardados en el interior de los mismos necesitaron ser rescatados.

“A las 5:00 de la mañana la base estaba seca, pero en media hora todo se inundó. La fuerza del agua derribó en pocos minutos varias paredes de los hangares y en otros edificios próximos”, dijo.

Ocho aviones de combate F-16 Sufa (la variante israelí del F-16I bloque 52 Plus) fueron dañados por la lluvia, cinco de ellos con daños menores y otros tres con daños más significativos.

La semana pasada Israel fue golpeado por dos tormentas invernales severas y mortales que causaron grandes inundaciones en todo el país. Al menos seis personas murieron, incluida una joven pareja que se ahogó en un ascensor que había sufrido un cortocircuitado en Tel Aviv. Varias otras personas perdieron la vida cuando sus automóviles fueron arrastrados por las aguas de la tormenta en el norte y sur de Israel.

Equipos de rescate junto con la policía y los bomberos de Israel se movilizaron por todo el país para ayudar a las personas atrapadas en las inundaciones. Las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) desplegaron vehículos militares y tropas para ayudar al personal civil.

Los hangares de la base se encuentran situados en una zona junto a dos arroyos secos y con las fuertes lluvias del fin de semana pasado, provocaron su desbordamiento. Aunque la base se ha inundado dos veces en el pasado, en 2013 y 2015, “la lluvia inundó la base como nunca antes habíamos visto en el pasado”, dijo.

Después de varios días de tratar de censurar la noticia, el domingo por la noche el ejército reconoció que varios de los aviones habían sido dañados. 

The Jerusalem Post

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com