Aviones espías estadounidenses sobrevuelan Corea del Norte después de la amenaza de misiles ‘regalo de Navidad’

Estados Unidos ha volado cuatro aviones de vigilancia sobre la península de Corea esta semana en medio de las crecientes tensiones después de que el dictador norcoreano Kim Jong Un insinuara que tenía un “regalo de Navidad” para el presidente Trump, que podría ser la prueba de un misil de largo alcance.

Se cree que los cuatro aviones estadounidenses desplegados, han sido un RC-135W Rivet Joint, un E-8C, un RQ-4 Global Hawk y un RC-135S Cobra Ball, los tres primeros capaces de geolocalizar señales, captar imágenes aéreas y otras funciones de reconocimiento y vigilancia, según ha informado la agencia de noticias Yonhap de Corea del Sur, citando la cuenta de Twitter dedicada al seguimiento de movimientos aéreos militares Aircraft Spots.

Se cree que el RC-135W y el E-8C volaron a unos 31,000 pies de altitud (9.449 metros), mientras que el Global Hawk habría volado a unos 53.000 pies (16.154 metros), según el servicio de rastreo de aeronaves. Mientras tanto, el RC-135S despegó de la Base Aérea de Kadena en Japón y realizó misiones sobre el Mar del Este, según el rastreador. Un avión de reabastecimiento de combustible KC-135R también voló sobre el Mar del Este.

Northrop Grumman E-8C

Es inusual que tantos aviones de vigilancia estadounidenses realicen misiones alrededor de la península al mismo tiempo, una probable indicación de que Estados Unidos está tomando la situación en serio – a pesar de la declaración de Trump un día antes de que tal vez Kim iba a enviarle “un bonito regalo”.

Pyongyang quiere que Washington presente una nueva propuesta para reiniciar las conversaciones nucleares estancadas antes de final de año.

Con la fecha límite ya muy próxima, el Norte afirmó que le correspondía a Estados Unidos decidir qué “regalo de Navidad” quería, avivando los temores de otro lanzamiento de un ICBM (Misil Balístico Intercontinental) 16 meses después de que el presidente norteamericano tuiteara: “Ya no hay una amenaza nuclear de Corea del Norte”.

Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk

Satélites espías han descubierto que Corea del Norte ha estado realizando también un par de pruebas de motores de cohete en su emplazamiento de satélites, como posible preparación para un lanzamiento de ICBM.

Trump había advertido anteriormente a Kim Jong Un que no interfiriera en su reelección, diciendo que la nación comunista podría perder “todo” si lo hacía.

Corea del Norte respondió que, dado el castigo de las sanciones de Estados Unidos en su contra, el país no tenía nada más que perder.

Bob Fredericks

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com