Canadá rechaza la propuesta de Boeing para el programa de reemplazo del CF-188 Hornet.

Al parecer, la propuesta basada en el Super Hornet no cumplía los requisitos establecidos por el gobierno, lo que deja a dos únicos contendientes para el nuevo avión de combate.

Boeing podría quedar fuera del proyecto Future Fighter Capability Project (FFCP), cuyo objetivo es sustituir la flota de antiguos CF-188 Hornets de la Real Fuerza Aérea Canadiense (denominación local del F/A-18), ya que el gobierno federal de Canadá habría dicho que la propuesta de sustitución basada en el F/A-18E/F Super Hornet no cumplía los requisitos del gobierno federal. The Canadian Press informó de la noticia diciendo que, según tres fuentes de la industria y el gobierno que hablaron bajo condición de anonimato, el mensaje fue entregado a la compañía estadounidense el miércoles.

Según las mismas fuentes, Lockheed Martin y Saab recibieron sendos mensajes en los que se indicaba que sus propuestas cumplían todos los requisitos. Las dos empresas y el Departamento de Defensa Nacional y de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá no respondieron a las solicitudes de comentarios de The Canadian Press, mientras que Boeing dijo que se reservaría los comentarios a la espera de la notificación oficial del Gobierno. En la página oficial del FFCP se indica que la evaluación de las ofertas está todavía en curso, pero que debe concluirse en 2021.

A Boeing, Lockheed Martin y Saab, que proponen el Super Hornet Block III, el F-35A Lightning II y el Gripen E, respectivamente, se les pidió que mostraran cómo sus ofertas podían satisfacer no sólo los requisitos militares de la RCAF para misiones tanto en el país como en el extranjero, sino también proporcionar beneficios para la industria nacional. El proyecto ha sido diseñado desde el principio para incentivar importantes beneficios económicos para la industria canadiense a través de la Política de Beneficios Industriales y Tecnológicos en las Compras de Defensa.

Los requisitos de la Propuesta de Valor (ITB/VP) de la Política pretenden motivar inversiones generacionales en las industrias aeroespacial y de defensa de Canadá durante las próximas décadas, impulsando la innovación, el desarrollo de competencias y las oportunidades de exportación, al tiempo que garantizan el mejor valor y apoyan las prioridades de defensa de Canadá. El gobierno anticipó que la construcción de las futuras instalaciones de combate generará más de 900 puestos de trabajo, con un contrato de diseño de 12,1 millones de dólares canadienses para la primera instalación en Bagotville y un contrato de 9,1 millones de dólares canadienses para otra en Cold Lake, firmados en 2020 y cuyas obras están previstas para comenzar en 2022.

Aunque a Boeing se le dijera que su oferta no cumple los requisitos, la empresa podría seguir compitiendo.

Muchos consideraban que el Super Hornet y el Lightning II eran los únicos competidores reales debido a las estrechas relaciones entre Canadá y Estados Unidos y su cooperación como parte del NORAD (Mando de Defensa Aeroespacial de América del Norte) y la OTAN. Estas consideraciones se amplificaron aún más cuando Dassault y Airbus decidieron retirar sus propuestas de Rafale y Eurofighter Typhoon en 2018 y 2019, respectivamente, diciendo que los requisitos favorecían las ofertas estadounidenses.

El analista de defensa David Perry, del Instituto Canadiense de Asuntos Globales, dijo a The Canadian Press que el inesperado fracaso de Boeing en el cumplimiento de los requisitos podría respaldar la afirmación del gobierno de que está llevando a cabo una competencia justa e imparcial para reemplazar los CF-18. “Indica que se trata de un concurso realmente competitivo, en el que Canadá se ha esforzado mucho por garantizar que así sea”, dijo. “Se especuló mucho sobre si un caza no estadounidense podría ser un verdadero competidor, dados los requisitos de interoperabilidad de Canadá con Estados Unidos. Si todavía están en la mezcla, Saab obviamente ha cumplido con esa marca”.

No debemos olvidar que Canadá es un socio del programa Joint Strike Fighter, con más de 713 millones de dólares canadienses gastados desde 1997 para participar en el programa que llevó a las empresas canadienses a conseguir contratos relacionados con el F-35 por más de 2.600 millones de dólares canadienses. El gobierno decidió comprar 65 F-35 en 2010 sin concurso, sin embargo en 2015 el plan fue desechado en favor de un concurso abierto. Junto con este concurso, también se decidió adquirir 18 Super Hornets como solución temporal hasta la llegada de los nuevos aviones de combate. Tras la disputa comercial entre Boeing y Bombardier, que incluso dio lugar a la llamada “cláusula Boeing” sobre las empresas que han iniciado disputas comerciales con Canadá y buscan un contrato federal, el plan provisional de los Super Hornet fue cancelado.

Sin embargo, los 18 cazas provisionales seguían siendo muy necesarios y, al final, Canadá decidió adquirir 18 Hornets volables de la Real Fuerza Aérea Australiana, de los cuales 12 F/A-18A monoplaza y 6 F/A-18B biplaza, y hasta siete aviones no volables para utilizarlos como piezas de repuesto y ayudas a la formación. Los cazas se retiraban a medida que la RAAF recibía sus nuevos F-35 y se entregaban a la RCAF entre 2019 y 2021. Los “nuevos” aviones, que están siendo actualizados a un estándar similar al del CF-188, abordarán la brecha de capacidad para que las Fuerzas Armadas canadienses puedan cumplir simultáneamente con los compromisos de aviones de combate de la NORAD y de la OTAN.

Además, se ha iniciado una nueva actualización conocida como Proyecto de Extensión del Hornet (HEP) para toda la flota de 94 F/A-18 (incluidos los 18 aviones australianos) con el fin de cumplir la normativa internacional más reciente en materia de aviación y garantizar la interoperabilidad con los aliados. La actualización incluye la vigilancia dependiente automática (ADS-B), los sistemas GPS/INS de Honeywell, las nuevas radios AN/ARC-210, las radios tácticas conjuntas aerotransportadas, el módulo de puntería de francotirador mejorado y los ordenadores de misión y unidades de transferencia de datos mejorados.

Después de estos trabajos, los 36 aviones con más vida operativa restante se actualizarán aún más para obtener capacidades de combate mejoradas para las operaciones contra las amenazas actuales. Como parte de la actualización, estos aviones recibirán el radar APG-79(V)4 Active Electronically Scanned Array (AESA), los misiles aire-aire AIM-9X Block II Sidewinder y AIM-120D AMRAAM, el AGM-154 Joint StandOff Weapon (JSOW), los señuelos tácticos mejorados lanzados desde el aire ADM-141C y el sistema automático para evitar colisiones con el suelo (Auto GCAS). El coste total de las dos rondas de mejoras es de unos 1.300 millones de dólares canadienses.

La actualización del HEP mantendrá a los Hornets canadienses en activo hasta 2032, fecha en la que se espera que los aviones de reemplazo tomen el relevo. Mientras tanto, el gobierno tiene previsto adjudicar un contrato para 88 nuevos aviones de combate en algún momento de 2022, con primeras entregas a partir de 2025.

Stefano D’Urso

9 thoughts on “Canadá rechaza la propuesta de Boeing para el programa de reemplazo del CF-188 Hornet.

  • el 30 noviembre, 2021 a las 11:34
    Permalink

    No entiendo como el F35 y el Grippen pueden competir en la misma categoria. No es que el Grippen sea malo. Es que sirve para misiones distintas.

    Respuesta
    • el 30 noviembre, 2021 a las 11:57
      Permalink

      Efectivamente. Y yo, además, no entiendo por qué Tifón y Rafale se han retirado y por qué el F15EX ni tan siquiera ha estado encima de la mesa. Qatar ha comprado recientemente unos F15 edición especial para Rafale. Me parece que para las necesidades canadienses que yo me imagino el F15 sería un buen avión (supongo que Canadá más que bombardear querrá interceptar).

      Respuesta
      • el 30 noviembre, 2021 a las 20:37
        Permalink

        … eso ya se veía venir… rigged, fixed, doctored & made-up … esta todo amañado, y atado y bien atado… Los Anglos y sus teorías y propaganda sobre liberalismo, librecambismo, libre comercio, patatín patatán…, no son mas que falacias y propaganda… palabras vacías…
        Nunca han sido nada de esas cosas, mas que cuando les interesaba a ellos y sus imperios para colocar productos a otros, sin competencia o poseyendo muy amplia ‘ventaja comparativa’… Cuando no es el caso, son tan proteccionistas como los que mas o incluso mas proteccionistas aun…

        Esa es la realidad de como hicieron su crecimiento económico y sus Revoluciones Industriales. Que, por cierto, no fueron los primeros en hacerla, como ellos promueven y como casi todo el mundo cree… Los primeros en realizar la Revolución Industrial fueron Holandeses y Belgas en toda el área y desembocaduras entre la Meuse y el Rhin. Allí es donde Castilla vendía sus lanas, en principio; y no en Inglaterra.

        Respuesta
      • el 30 noviembre, 2021 a las 23:16
        Permalink

        Si no querían F18 Super Hornet tampoco F15EX los dos son de Boeing supongo también que aunque los son versiones avanzadas en cierta manera están al final de su carrera

        Respuesta
    • el 30 noviembre, 2021 a las 15:58
      Permalink

      No le des más vueltas, van a coger el F35, pero hacen el paripé como los suizos y demás. Una especie de concurso donde ya se sabe el ganador.

      Respuesta
  • el 30 noviembre, 2021 a las 12:17
    Permalink

    No se han gastado tantos millones en el desarrollo del F-35 como para ahora comprar el Grippen, es de cajón.

    Respuesta
  • el 30 noviembre, 2021 a las 13:48
    Permalink

    es como decidir entre comprar un camión o una ranchera, ambos contendientes se parecen entre sí como un huevo a una castaña…

    Respuesta
    • el 30 noviembre, 2021 a las 22:58
      Permalink

      Han mareado la perdiz para que los demas contendientes se aburrieran y al final quedaran sólo dos y uno tenía que ser el F35 obligatoriamente así pueden decir ante su electorado que no tenían más remedio que elegir el F35

      Respuesta
  • el 30 noviembre, 2021 a las 21:59
    Permalink

    España debería adherirse al programa de extensión del F18 de los Marines y Canadá porque creo que van a tener que estirarse más de lo previsto y sería interesante intentar mantener un escuadrón a alto nivel , radar aesa , etc.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.