¿Cómo apoya Estados Unidos militarmente a Taiwán?

Estados Unidos, el principal patrocinador militar de Taiwán, está aconsejando a Taipei que compre armamento diseñado para movilidad y precisión para luchar contra una invasión marítima de China.

China está realizando sus ejercicios militares más grandes en décadas frente a las costas de Taiwán esta semana en respuesta a la visita de la delegación del Congreso estadounidense de más alto rango a la isla en 25 años.

El viaje, encabezado por la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, ha sido criticado por algunos como un gesto arriesgado y simbólico , cuando lo que realmente se necesita de Washington es más trabajo entre bastidores para reforzar las capacidades de defensa de Taiwán en el frente a la creciente agresión de China .

“Deberíamos centrar nuestra relación bilateral con Taiwán en acciones de bajo perfil pero de gran impacto que fortalezcan las defensas de Taiwán. Una visita del presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos está cerca del extremo opuesto del espectro”, dijo Kharis Templeman, un experto en Taiwán de la Universidad de Stanford. Instituto Hoover.

La presencia avanzada de la Marina estadounidense  en el Pacífico y el Mar de China Meridional sirve como principal elemento disuasorio para China en la región.

De hecho, fomentar la red de alianzas de Estados Unidos en la región del Indo-Pacífico fue el motivo declarado del viaje de Pelosi. Esto también implica traer a países europeos como Francia y el Reino Unido a participar en las llamadas maniobras de libertad de navegación en aguas internacionales que China reclama como su territorio.

Tzu-yun Su, analista del Instituto de Investigación sobre Defensa y Seguridad Nacional de Taiwán, dijo que los ejercicios militares de China pretenden ser una “guerra psicológica estratégica” dirigida a Taiwán, y una señal de que Pekín quiere “impedir que el ejército estadounidense apoye a Taiwán”.

Estados Unidos es el principal apoyo militar de Taiwán, que vende a Taipei las armas y la tecnología de defensa que tanto necesita. Durante décadas, Washington ha vendido armas a la isla bajo la Ley de Relaciones con Taiwán, que permite el suministro de armas “defensivas”.

Desde 2019, Taiwán ha pedido al menos 17.000 millones de dólares (16.650 millones de euros) en equipamiento militar estadounidense, según Defense News. Esto incluye un pedido de 8.000 millones de dólares de 66 aviones de combate F-16 bajo el mandato del ex presidente Donald Trump, uno de los mayores pedidos individuales de la historia.

En julio de 2022, el Departamento de Estado estadounidense aprobó la posible venta de “asistencia técnica militar” por valor de 108 millones de dólares para Taiwán. El Pentágono dijo en un comunicado que Taiwán solicitó piezas de reparación para tanques y vehículos de combate, armas pequeñas, sistemas de armas de combate y artículos de apoyo logístico.

En enero, en medio de un aumento de las incursiones chinas en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán, la asamblea legislativa de la isla aprobó un gasto adicional de 8.600 millones de dólares en defensa, gran parte del cual se destinará probablemente a armas antibuque.

Los misiles antibuque son una parte integral del arsenal de Taiwán.

Convertir a Taiwán en un “puercoespín”

A pesar del apoyo de EE.UU. y del aumento del gasto en defensa, Taiwán sigue sin poder seguir el ritmo de la modernización militar de China, que lleva décadas. Este desajuste está empujando a Taiwán a construir su capacidad de “guerra asimétrica”, también llamada “estrategia del puercoespín”.

Esta estrategia consiste en utilizar armas más pequeñas, pero muy eficaces, para luchar contra una fuerza enemiga mayor. El éxito de Ucrania al rechazar la primera fase de la invasión rusa, por ejemplo, mediante el uso de cohetes disparados desde el hombro para diezmar los tanques, ha sido citado como una aplicación exitosa de la estrategia.

Estados Unidos aconseja ahora a Taiwán que adquiera armamento diseñado para la movilidad y la precisión con el fin de luchar contra una invasión marítima de China.

En mayo, The New York Times y Politico informaron que el Departamento de Estado había dicho a Taipei que debía centrarse en adquirir equipos adecuados para la guerra asimétrica y que disuadieran y defendieran mejor a China -como misiles y artillería mejorada- en lugar de intentar conseguir armas de gran tamaño, como costosos helicópteros diseñados para cazar submarinos.

Desde la administración Trump, Washington ya ha aprobado la venta de sistemas asimétricos como los misiles de defensa costera Harpoon, los sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad (HIMARS), los misiles Stinger y los drones “cazadores asesinos” MQ-9 Reaper.

La “ambigua” defensa de Taiwán

No han llegado todas las armas pedidas, debido a problemas de producción y a la guerra en Ucrania. Esto se une a las críticas de que Estados Unidos va demasiado lento a la hora de dar prioridad a la defensa de Taiwán como prioridad de seguridad nacional.

Estados Unidos no tiene lazos diplomáticos formales con Taiwán y reconoce a la República Popular China (RPC), con capital en Pekín, como el “único Gobierno legal de China” bajo la política de “una sola China”.

Pekín considera a Taiwán como una provincia china que algún día se “reunirá” con el continente, incluso utilizando la fuerza si es necesario.

Sin embargo, Estados Unidos no reconoce explícitamente la soberanía china sobre Taiwán y sigue proporcionando armas a la isla autogobernada, lo que ha conducido a la actual y delicada zona gris diplomática y estratégica.

En virtud de la Ley de Relaciones con Taiwán de 1979, Washington mantiene una postura de “ambigüedad estratégica”, lo que significa que la intervención militar directa no está garantizada, pero tampoco se descarta explícitamente.

Las recientes declaraciones del presidente Joe Biden de que Estados Unidos “defendería” a Taiwán si fuera atacado por China causaron confusión y obligaron a la Casa Blanca a aclarar que Washington no había cambiado su postura de no intervención.

En los círculos de la política exterior estadounidense se ha pedido a Estados Unidos que cambie de tono a medida que China va aumentando su capacidad militar. Los críticos dicen que esta política proviene de una época en la que el ejército estadounidense superaba ampliamente al chino.

Richard Haass, director del Consejo de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, escribió en Foreign Affairs que Washington necesita cambiar a una política de “claridad estratégica”.

El viejo “libro de jugadas que funcionaba cuando Taiwán y Estados Unidos tenían una ventaja militar sobre China es poco probable que mantenga a raya a un EPL que ha pasado las últimas dos décadas y media preparándose para un conflicto por Taiwán”, escribió Haass.

“Washington debe hacer de la preparación para un conflicto sobre Taiwán la máxima prioridad del Departamento de Defensa y dotarlo de los recursos necesarios”, añadió.

El analista taiwanés Su dijo que, aunque el EPL está montando una demostración de fuerza “sin precedentes” esta semana, la posibilidad de una escalada es “muy pequeña” porque una guerra ahora es muy “desfavorable para Pekín” y la victoria es incierta.

“Xi Jinping no puede arriesgarse a poner en peligro su tercer mandato como líder chino”, añadió.

¿Intervendrá Estados Unidos?

En 1950, poco después de que el Partido Comunista Chino se hiciera con el control de la China continental, el general del ejército estadounidense Douglas MacArthur dijo que Taiwán (entonces llamada Formosa) en “manos de los comunistas” podría compararse con un “portaaviones insumergible” que pondría en peligro los intereses estratégicos de Estados Unidos en el Pacífico.

Sin embargo, es poco probable que Estados Unidos interfiera esta semana en lo que sólo equivale a unas maniobras militares, dijo Lev Nachman, profesor de ciencias políticas de la Universidad Nacional Chengchi de Taiwán. 

“Creo que se trata de una clara táctica de intimidación y, si Estados Unidos considera cambiar la ambigüedad estratégica, eso demuestra que Pekín ha tenido mucho éxito a la hora de asustar a todo el mundo”, dijo.

Nachman añadió, sin embargo, que la situación actual podría cambiar el cálculo político interno en Estados Unidos.

“Creo que todos los políticos de línea dura de EE.UU. se van a tragar esto”, dijo. “Me preocupa que esto pueda ser una carrera hacia el fondo, y que esto dé pábulo a los que buscan una postura de halcón sobre China para justificar su posición. Este tipo de reacciones fuertes se alimentarán mutuamente”.

William Yang, Taipei

9 thoughts on “¿Cómo apoya Estados Unidos militarmente a Taiwán?

  • el 5 agosto, 2022 a las 13:00
    Permalink

    Seamos serios, USA es una fabrica de desigualdades y una fabrica de armas y su legado es muerte, que se puede esperar de un país en el que es posible comprar un fusil de asalto AR-15 por internet a un precio de alrededor de 450 dólares y donde los estudiantes van armados hasta los dientes….
    ¿Como se puede ser tan vil para poner a USA como ejemplo a seguir?

    Respuesta
    • el 5 agosto, 2022 a las 16:29
      Permalink

      Nada, los americanos no han hecho nada mas que pegar tiros a lo largo de su historia. Mucho mejor fijarse en dictadores como Putin o Xi. A lo mejor deberia usted ver menos peliculas del oeste.

      Respuesta
    • el 5 agosto, 2022 a las 16:48
      Permalink

      A ver, la propia Rusia Comunista, solo con el “Holodomor” ha causado mas muertos y devastación que todas las guerras adjudicadas a USA, sin contar los mas de 100 millones que mato el comunismo, los 20 millones de muertos que mataron cada uno Stalin y Mao por hambre, los miles de balseros ahogados en el estrecho de la Florida. Desde la II GM hasta aquí. Más del 75% de las guerras involucran a árabes y/o islamistas y que han causado, según la ONU (hasta el 2018) la muerte de 20 millones de niños, los sátrapas en Sudán, solitos ha causado mas devastación y muerte que los Yankess. Así es, lee un poco antes de escribir propaganda .

      Respuesta
    • el 5 agosto, 2022 a las 22:37
      Permalink

      Seamos serios. ¿Qué tiene que ver lo que Ud. escribe con la nota? Los fusiles de asalto rusos cuestan menos que los estadounidenses, ni hablar de los fabricados en china. A propósito, en China, los asaltos con cuchillo a los jardines de infantes son muy comunes, la semana pasada ocurrió otro que dejo un saldo de 6 personas muertas, entre estos niños.

      Respuesta
  • el 5 agosto, 2022 a las 16:30
    Permalink

    Todos estamos de acuerdo en que Taiwan es parte de China. En lo que no estamos de acuerdo en absoluto es en que sea la dictadura China quien se haga con el poder, igual que hicieron con su golpe de estado en la China continental. Mas bien deberia ser lo contrario.

    Respuesta
    • el 6 agosto, 2022 a las 16:11
      Permalink

      Lo que no llego a entender es porque EEUU tiene que meter sus santos narices en todo lo que vea, porque ademas de hacerse el heroe y protector del mundo, consigue cada vez mas enemigos, y algun dia caera.

      Respuesta
  • el 5 agosto, 2022 a las 16:49
    Permalink

    Formosa se basta para confrntar a este dragon de papel chino.

    Respuesta
  • el 5 agosto, 2022 a las 17:07
    Permalink

    Este es otro de los incumplimientos de “los 3 comunicados” que firmaron EEUU y China. La venta de armas debía ir amenos con el tiempo, no a más como ahora. También está el principio de una sola china y la no oficialidad de los contactos con Taiwán.

    Respuesta
  • el 6 agosto, 2022 a las 06:27
    Permalink

    Hay que hacer frente a este otro regimen represivo como el chino.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.