Cómo la estrategia militar ucraniana frena la ofensiva rusa.

Cuando los militares rusos invadieron Ucrania, muchos preveían que Kiev caería en 72 horas. Un mes después, los militares ucranianos han conseguido contener a los rusos, que sólo han capturado el 10% del país. En esta primera fase de la guerra, las estrategias ucranianas parecen haber tenido más éxito que las de los rusos. Aunque los detalles no están disponibles públicamente, los informes de la guerra, la doctrina militar y las imágenes de fuente abierta, proporcionan una visión de cómo cada lado planeó derrotar a su adversario.

Al inicio de la invasión, las estimaciones situaban la fuerza rusa en aproximadamente 120 grupos tácticos de batallones, cada uno de ellos con 10 tanques, 30 vehículos blindados de transporte de tropas y una amplia gama de artillería. Estas fuerzas terrestres se vieron incrementadas por el apoyo aéreo, naval y cibernético. Esta fuerza de invasión es masiva con la intención de barrer rápidamente a través de Ucrania, aplastando cualquier oposición. Esta estrategia no difiere del enfoque de “choque y pavor” utilizado por las fuerzas de la Coalición en Irak o de la técnica alemana de “blitzkrieg” de la Segunda Guerra Mundial. Esta estrategia se basa en el principio del impulso, en el que la fuerza ofensiva avanza continuamente a un ritmo rápido, sin dar tiempo a la defensa a reagruparse.

Las fuerzas rusas avanzaron desde el norte y el noreste a través de Bielorrusia y Rusia con el plan de capturar Kiev. Si el gobierno de Kiev cae, es probable que el país capitule. Mientras tanto, otras fuerzas rusas avanzaron desde el este hacia las provincias de Donbas y desde el sur a través de Crimea. Antes de la invasión, Rusia había reconocido la independencia de las provincias del Donbás y apoyaba activamente a los grupos separatistas de la región. Los múltiples frentes convergentes pretendían aislar a las fuerzas ucranianas, desbaratar su estructura de mando y obligarlas a rendirse.

En esta operación, los militares rusos nunca lograron el impulso necesario. Sin lograr y mantener el impulso, las fuerzas rusas se empantanaron. Aunque parte de ello se debe a una excesiva dependencia de la tecnología anticuada, la razón principal fue la férrea defensa ucraniana.

Los ucranianos, que llevaban preparándose para esta invasión desde 2014, probablemente anticiparon este plan de invasión, que se alinea bien con la doctrina militar rusa. Incluso con una planificación y preparación avanzadas, el ejército ucraniano tenía una potencia de fuego significativamente menor -tanques, artillería, apoyo aéreo- que la fuerza rusa invasora. Por lo tanto, su estrategia tenía que limitar la ofensiva rusa y al mismo tiempo conservar sus propios recursos.

En la invasión inicial, las fuerzas ucranianas se centraron en asegurar que la fuerza de invasión rusa no pudiera alcanzar el impulso necesario para arrasar el país. Para ello, atacaron a los elementos de cabeza del asalto ruso y destruyeron puentes y otras infraestructuras. Además, las unidades antitanques ucranianas utilizaron misiles disparados desde el hombro Javelins y otras armas antitanques para destruir los tanques, desbaratando aún más el asalto. Al impedir que los rusos tomaran impulso, los ucranianos pudieron establecer una fuerte postura defensiva que mantuvo a los rusos a raya.

Con la ofensiva rusa paralizada, los ucranianos tuvieron que seleccionar cuidadosamente sus objetivos y conservar sus recursos. Aunque la comunidad internacional proporcionó a Ucrania “ayuda letal”, los ucranianos seguían careciendo de equipos de artillería, blindaje y aviación. Cada vez que los militares ucranianos se enfrentaban a los rusos, se ponían en una posición vulnerable, especialmente teniendo en cuenta los sistemas de contrabatería. Estos sistemas permiten a los rusos detectar los disparos entrantes y determinar la ubicación del tirador ucraniano, con el que los rusos se enfrentarían. Dado que el ejército es más pequeño, cada pérdida de equipo es más significativa para los ucranianos.

En cualquier caso, los militares ucranianos tenían muchos objetivos entre los que elegir. La formidable armada de tanques rusos pasó gran parte del último mes parada en las carreteras. Sin embargo, los ucranianos limitaron su ataque a las columnas de blindados rusos estacionadas. Los ucranianos se beneficiaron de no destruir los tanques, que se han convertido en un lastre para los rusos debido a su constante necesidad de combustible diésel. En su lugar, los ucranianos desviaron su atención de estos tanques, optando por destruir los objetivos que tendrían el mayor efecto. Cabe destacar que el avión no tripulado Bayraktar TB2, que es conocido por su capacidad antitanque, sólo ha destruido seis vehículos blindados en este conflicto. Más bien, los ucranianos lo han utilizado para destruir objetivos más importantes.

Uno de los objetivos ucranianos más importantes era destruir los sistemas de defensa aérea rusos, que fueron atacados mediante una serie de ataques de artillería y de drones. La destrucción de estos sistemas impide a los rusos lograr el control del espacio aéreo ucraniano, permitiendo así más ataques aéreos y con drones. Los ucranianos también identificaron la ubicación de los equipos de guerra electrónica rusos y atacaron esos sistemas. Estos sistemas interrumpieron las comunicaciones ucranianas y las operaciones de los drones.

Los militares ucranianos también atacaron los nodos de mando rusos, lo que puso a las fuerzas rusas en una situación de desorden. En el proceso de destrucción de estos puestos de mando, los ucranianos mataron a siete oficiales generales rusos, una gran pérdida para las fuerzas rusas. Además, sin estos puestos de mando, los militares rusos no pueden sincronizar sus esfuerzos, con lo que la ofensiva se ve aún más estancada.

Otro objetivo común para los ucranianos eran los convoyes de reabastecimiento. Estos vehículos de reabastecimiento, que no suelen estar blindados, son objetivos más blandos que los tanques, por lo que su destrucción requiere un armamento menos sofisticado. Según Oryxspioenkop.com, un sitio web que recopila imágenes de fuentes abiertas de equipos militares dañados, el ejército ucraniano ha destruido o capturado más de 500 vehículos de reabastecimiento, junto con dos grandes trenes de combustible. Algunos informes indican que los militares rusos se han quedado sin camiones de reabastecimiento, dado el número de ataques ucranianos contra los convoyes de reabastecimiento. Sin reabastecimiento, el avance ruso no puede avanzar, ya que los tanques requieren una gran cantidad de combustible diésel. Además, la falta de reaprovisionamiento es demoledora para la moral de los soldados.

La estrategia ucraniana parece haber sido algo eficaz en el cumplimiento de sus dos objetivos principales: limitar los avances rusos y conservar los recursos. Al entrar en el segundo mes de esta invasión, los rusos parecen estar cambiando sus estrategias, alejándose de los frentes múltiples y centrando sus esfuerzos en “liberar” Donbas. Al hacerlo, pueden consolidar sus fuerzas y concentrar su ataque en una sola región. Los ucranianos, a su vez, tendrán que ajustar sus estrategias para esta guerra en evolución.

Vikram Mittal

4 thoughts on “Cómo la estrategia militar ucraniana frena la ofensiva rusa.

  • el 28 marzo, 2022 a las 16:18
    Permalink

    Lo que Ucrania no puede perder es Mariúpol y Odesa, su salida al mar y que los rusos han taponado bien, es un buen jaque de Putin. La guerra debe seguir sobre todo hacia la costa ( salvaguardando Kiev y reforzando Dnipro por parte ucraniana ), ya que sin mar, Putin acabará hundiendo la economía Ucraniana en un lustro y esclavizará de nuevo al país. Yo me pregunto, ¿ dónde están los Neptune ucranianos ?, ¿ cómo dejaron ese ataque a la costa y no neutralizaron la flota rusa del mar Negro ?. Que esto sirva de advertencia a los gerifaltes españolelos, y de la urgente necesidad de aprovisionar al RACTA 4 , los dos RAMIX y el RACA 93 con baterías de misiles SSM ( antibuque ). No se puede seguir así.

    Respuesta
  • el 28 marzo, 2022 a las 17:18
    Permalink

    Putin no podrá esconder mucho más tiempo las 15.000 bajas de su ejercito a la población..15.000 madres llamando todos los días para preguntar donde estan sus hijos es el fin de Putin

    Respuesta
  • el 28 marzo, 2022 a las 23:17
    Permalink

    Con miles de millones en armamento y asistencia de satélite pues como que no están tan desvalidos

    Respuesta
  • el 29 marzo, 2022 a las 09:22
    Permalink

    15000 bajas rusas y es David contra Goliat pero Goliat lleva una espada y David un fusil de asalto y un lanzacohetes que le han dado sus amigos los comerciantes griegos para hundir a Fenicia.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.