Con la vista puesta en Rusia, Alemania quiere un nuevo escudo antimisiles.

Alemania está estudiando la posibilidad de adquirir un sistema de defensa antimisiles para protegerse de un posible ataque de Rusia.

“Este es ciertamente uno de los temas que estamos discutiendo, y por buenas razones”, dijo el canciller Olaf Scholz a la emisora pública ARD el domingo cuando se le preguntó si Alemania podría comprar un sistema de defensa basado en el modelo israelí.

No especificó qué tipo de sistema estaba considerando Berlín.

Cuando se le preguntó si Alemania pretendía adquirir un sistema de defensa antimisiles de mayor alcance que sus actuales baterías Patriot, Scholz dijo: “Tenemos que ser conscientes de que tenemos un vecino que está dispuesto a utilizar la violencia para imponer sus intereses”.

El periódico Bild am Sonntag informó con anterioridad de que un escudo antimisiles para todo el territorio de Alemania fue uno de los temas que se trataron cuando Scholz se reunió con Eberhard Zorn, jefe de defensa de Alemania.

En concreto, hablaron de una posible adquisición del sistema israelí “Arrow 3”, según el periódico.

El Ministerio de Defensa de Israel no hizo comentarios inmediatos.

Andreas Schwarz, diputado socialdemócrata de Scholz y portavoz del presupuesto, declaró al periódico que ese sistema tenía sentido.

“Debemos protegernos mejor contra la amenaza de Rusia. Para ello, necesitamos rápidamente un escudo antimisiles en toda Alemania”, declaró al periódico, y añadió: “El sistema israelí Arrow 3 es una buena solución”.

Si se descubre un ataque con cohetes, se enviaría un Arrow 3 para interceptar el misil en el espacio, destruyéndolo allí. Esta sería una nueva capacidad para las fuerzas de defensa alemanas.

No tiene nada que ver con el escudo antimisiles israelí denominado “Cúpula de Hierro”, que está diseñado para misiles de corto alcance que vuelan más bajo. Para la defensa contra misiles de corto alcance, el Bundeswehr dispone del sistema Patriot, pero sólo 12 unidades.

Para el nuevo sistema, se instalaría un sistema de radar correspondiente en tres lugares de Alemania, y sus datos de vigilancia se transmitirían a un sitio central donde los soldados estarían atentos a las amenazas las 24 horas del día.

El sistema de radar es tan potente que puede dar cobertura a Polonia, Rumanía y los países bálticos, dijo Bild.

“Israel produce un sistema de este tipo y tiene sentido no sólo estudiar diferentes escenarios, sino también comprarlo potencialmente lo antes posible”, declaró Marie-Agnes Strack-Zimmermann, jefa de la comisión de defensa del Parlamento, a la televisión Welt.

Tras años de escasa inversión en defensa, Alemania ha anunciado un drástico giro, sacudida por el asalto ruso a su vecino.

El 27 de febrero, en un discurso histórico, Scholz dijo que Alemania destinaría un presupuesto especial de 100.000 millones de euros para reforzar sus capacidades de defensa.

También dijo que Berlín gastaría más del dos por ciento de su producción anual en defensa, superando el objetivo de la OTAN del dos por ciento, que Alemania siempre ha incumplido.

Este mes, la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, declaró que Alemania comprará aviones de combate F-35 de Lockheed Martin para sustituir a los antiguos cazabombarderos Tornado.

El objetivo es reemplazar la flota de Tornados para 2030, declaró Lambrecht, aunque no dijo cuántos de los F-35 de más de 100 millones de dólares planeaba comprar Alemania.

Alemania había estado sopesando la posibilidad de elegir entre el F-35 y el F/A-18 Super Hornet de Boeing para su función de “reparto nuclear”, en la que los miembros de la OTAN sin arsenales propios comparten la planificación y el posible uso de dichas armas.

Los militares siempre han preferido el F-35 para la función nuclear, porque es más nuevo y tiene mayor capacidad de sigilo. Pero, al ser un avión relativamente nuevo, también se consideraba una amenaza para la viabilidad del futuro caza de nueva generación germano-francés-español (FCAS).

Países con cuota nuclear como Bélgica, Países Bajos e Italia han optado por el F-35.

Agence France-Presse

3 thoughts on “Con la vista puesta en Rusia, Alemania quiere un nuevo escudo antimisiles.

  • el 28 marzo, 2022 a las 11:06
    Permalink

    Vale que tienen prisa, despues de decadas descuidando su defensa, pero a medio plazo seria necesario buscar una solucion Europea, posiblemente con MBDA.

    Respuesta
  • el 28 marzo, 2022 a las 22:36
    Permalink

    los alemanes actualizan su defensa antimisiles y nosotros acabaremos comprándoles los patriot que retiren, es el nivel que tenemos, como los mistral franceses, es lo hay, los saldos

    Respuesta
  • el 29 marzo, 2022 a las 14:11
    Permalink

    Completamente de acuerdo DesdeSur, ahora supongo que los alemanes compren el sistema MEADS muy postergado en el tiempo. España debe meterse ya en el incipiente proyecto AAA con franceses, italianos y turcos para el nuevo SAMP-T y trabajar con Diehl para hacer un sistema ” shorad ” nacional con el Iris-T.
    Aquí siempre tarde, mal y nunca, cosa no extrañar viendo la cúpula militar que tenemos y la calidad/ capacidad de la mayoría de nuestros politicochos.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.