Con su armamento estadounidense capturado, los talibanes están mejor armados que nunca.

Con la captura por parte de los talibanes del arsenal de vehículos y armas de fabricación estadounidense de los militares afganos caídos, el grupo militante está ahora mejor armado y equipado que en cualquier momento de sus dos décadas de insurgencia contra la coalición liderada por Estados Unidos, e incluso más fuertemente armado que cuando gobernaba por última vez la mayor parte de Afganistán.

“Los talibanes están significativamente mejor armados en la actualidad que en 2001”, dijo Nicholas Heras, analista principal y jefe del programa de Capacidad de Recuperación y Fragilidad del Estado en el Instituto Newlines de Estrategia y Política.

“Antes de la campaña militar que acaba de ejecutar para capturar el país, los talibanes pudieron amasar un considerable arsenal de armas, incluidas armas pequeñas de fabricación estadounidense, gracias a su capacidad para acceder a las rutas comerciales de entrada y salida de Afganistán”, dijo.

Su rápida derrota del ejército afgano, beneficiario de los 83.000 millones de dólares gastados por Estados Unidos en equipamiento y formación durante las dos últimas décadas, y la captura de su arsenal “aumenta aún más la logística de los talibanes para hacer la guerra, especialmente contra los rivales internos afganos”.

“Los talibanes están en mejor posición en lo que respecta al armamento que la que tenía el ISIS en Mosul en 2014, porque pasaron varios años incautando equipos del campo de batalla antes de esta última campaña y tuvieron acceso sin restricciones al mercado negro de armas”, dijo Heras.

Durante esa debacle anterior, el ejército iraquí armado por Estados Unidos huyó de un número mucho menor de militantes del ISIS, dejando atrás 2.300 Humvees y miles de pequeñas armas de fabricación estadounidense, que el grupo capturó y utilizó rápidamente.

Heras también señaló que, a diferencia de los ejércitos convencionales, los talibanes no tienen una estructura de mando completamente descendente.

Funciona menos como un ejército y más como una red de milicias, lo que significa que el equipo incautado al ejército y a la policía afganos podría ser desviado a decenas de diferentes fuerzas franquiciadas “talibanes” y no conservado para el uso de la organización en su conjunto”, dijo.

Sin embargo, no todo está despejado para el grupo islamista. Sin duda se enfrentará a desafíos logísticos, ya que gran parte del equipo construido por Estados Unidos que posee ahora requiere un mantenimiento importante para seguir estando “listo para la batalla”. Y, por supuesto, los talibanes no recibirán ese apoyo de Estados Unidos ni de sus aliados.

“Irónicamente, el hecho de que nuestro equipo se estropee tan a menudo es un salvavidas aquí”, bromeó un funcionario estadounidense a Reuters.

El ejército afgano había dependido en gran medida del mantenimiento y el apoyo técnico de contratistas estadounidenses y otros extranjeros, especialmente para su fuerza aérea. Estos contratistas proporcionaban el 100% del mantenimiento de la flota afgana de UH-1 Black Hawks construidos por Estados Unidos. El personal afgano estaba mucho más familiarizado con los helicópteros rusos y los encontraba más fáciles de mantener y operar.

Los talibanes han capturado varios Black Hawk y helicópteros Mi-8/17 Hip de fabricación rusa. Los informes preliminares indican que los únicos helicópteros que el grupo ha podido hacer funcionar son los Hips rusos.

No está claro si los talibanes cuentan con antiguos pilotos de Mi-8/17 en sus filas o si van a coaccionar y reclutar a ex pilotos de helicópteros de la Fuerza Aérea Afgana para que trabajen para ellos.

Un Mi-17 afgano aterriza durante una misión de reabastecimiento a un puesto de avanzada en la provincia de Ghazni.

En cualquier caso, la perspectiva de que una “Fuerza Aérea Talibán” despegue pronto es remota.

“Lo más probable es que los restos de la Fuerza Aérea afgana se unan a la naciente ‘resistencia’, o que sean blanco de los ataques de Estados Unidos, porque los estadounidenses no permitirán que los talibanes tengan poder aéreo”, dijo Heras. “No se permitiría que una fuerza aérea talibán sobreviviera”.

Mark Katz, miembro senior no residente del Atlantic Council y profesor de la Escuela de Política y Gobierno Schar de la Universidad George Mason, también anticipa que a los talibanes les resultará “muy difícil” operar cualquiera de los aviones estadounidenses que capturaron sin ayuda extranjera, que “es poco probable que llegue”.

Por otro lado, el grupo podría, sugiere, mantener y operar sus helicópteros rusos capturados si se le da alguna ayuda de Moscú.

“Pero por mucho que Putin quiera congraciarse con el nuevo régimen para que no atente contra los intereses rusos, el daño a su reputación por hacer esto sería enorme”, dijo.

Katz no prevé que el ejército estadounidense lance misiones para destruir el material de fabricación estadounidense en manos de los talibanes, a menos que el grupo comience “a comportarse de forma atroz de inmediato, lo que podría ocurrir”.

Paul Iddon

2 thoughts on “Con su armamento estadounidense capturado, los talibanes están mejor armados que nunca.

  • el 24 agosto, 2021 a las 18:48
    Permalink

    Capturado? o donado cortésmente por los defensores de la libertad y democracia?

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2021 a las 21:26
    Permalink

    Lo que a mí gustaría saber es dentro de dos otre meses lo todavía funciona

    Me refiero a equipo complejo

    Esta claro que los vehículos seguiran
    funcionando y algún helicóptero ruso pero de lo occidental que quedara

    Va a ver un desguace impresionante por eso creo que los Norteamericanos no se an preocupado mucho

    La tecnología tiene esa pega el mantenimiento

    Lo que e visto un vídeo donde hay una pila de billetes impresionante de dólares en paquetes

    Eso sí que un crimen

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.