Corea del Norte prueba misiles de crucero de largo alcance.

Corea del Norte ha lanzado un nuevo tipo de misil de crucero de largo alcance durante el fin de semana, según han informado en el día de hoy los medios de comunicación estatales, mientras la hermética nación sigue desarrollando su programa de armamento en medio del estancamiento de las negociaciones con Estados Unidos.

Los misiles de crucero volaron durante más de dos horas mientras recorrían 932 millas, informó la Agencia Central de Noticias de Corea. La distancia pone a Japón al alcance de ojivas convencionales o nucleares.

Los lanzamientos tuvieron lugar el sábado y el domingo, dijo KCNA, y marcan las primeras pruebas de armas conocidas que Corea del Norte ha realizado desde marzo, cuando el país disparó un par de misiles balísticos de corto alcance.

El ejército de EE.UU. dijo que está al tanto de los informes de las pruebas y está siguiendo la situación con sus aliados de Corea del Sur y Japón.

“Esta actividad pone de manifiesto que la República Popular Democrática de Corea sigue centrándose en el desarrollo de su programa militar y las amenazas que supone para sus vecinos y la comunidad internacional”, según el Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, con sede en Hawai, en un comunicado.

El nuevo misil es “un arma estratégica de gran importancia”, que había estado en desarrollo durante dos años como un “objetivo clave” de los planes para mejorar las capacidades militares del país, dijo KCNA.

Los misiles de crucero son propulsados por motores a reacción y vuelan mucho más cerca del suelo que los misiles balísticos, lo que dificulta su detección.

Las nuevas armas son una “capacidad bastante seria para Corea del Norte”, tuiteó Jeffrey Lewis, experto en control de armas del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury.

“Este es otro sistema que está diseñado para volar bajo los radares de defensa antimisiles o alrededor de ellos”, escribió.

Las resoluciones de Naciones Unidas prohíben a Corea del Norte disparar armas balísticas, pero las prohibiciones no se extienden a los misiles de crucero.

Los lanzamientos se producen mientras el principal enviado de Washington para asuntos norcoreanos, Sung Kim, tiene previsto llegar a Tokio el lunes para una reunión trilateral con sus homólogos japoneses y surcoreanos.

Pyongyang parece estar aumentando la presión sobre Washington, con las negociaciones nucleares en un punto muerto desde que la cumbre de febrero de 2019 entre el entonces presidente Donald Trump y Kim Jong Un no logró un acuerdo.

El jueves, Corea del Norte celebró un desfile militar, el primero durante la administración del presidente Joe Biden, aunque el asunto relativamente discreto no mostró ninguna nueva arma.

El mes pasado, Pyongyang también condenó los ejercicios militares conjuntos programados entre Estados Unidos y Corea del Sur, advirtiendo de una “crisis de seguridad” en la península coreana que había dejado a muchos observadores esperando algún tipo de provocación.

El gobierno de Biden ha señalado su voluntad de entablar relaciones diplomáticas con Corea del Norte, adoptando lo que caracteriza como un “enfoque calibrado y práctico”.

Sung Kim visitó Seúl el mes pasado y reiteró el deseo de Washington de dialogar con Pyongyang.

“Sigo estando dispuesto a reunirme con mis homólogos norcoreanos en cualquier lugar y en cualquier momento”, dijo a los periodistas.

Thomas Maresca

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.