Disparos de advertencia en el Golfo Pérsico.

Las lanchas rápidas armadas de la milicia naval del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní rodearon e intentaron atacar uno de los potentes submarinos de misiles de crucero de la Marina estadounidense el lunes.

Un buque guardacostas estadounidense que escoltaba al submarino USS Georgia realizó disparos de advertencia. Los barcos iraníes se retiraron sin disparar sus propias armas.

El encuentro, cuando el Georgia y sus escoltas se dirigían al Golfo Pérsico, es el tercer incidente en las últimas semanas en el que se ven involucrados buques iraníes y estadounidenses.

Y es otro recordatorio de que el poco profundo y concurrido Golfo Pérsico es un entorno ideal para las pequeñas y rápidas embarcaciones de ataque, y un entorno menos que ideal para los grandes y lentos buques de guerra.

A pesar del peligro continuo -y posiblemente creciente- que las embarcaciones de ataque iraníes suponen para los multimillonarios buques de guerra estadounidenses, la Marina sigue adelante con los planes de desmantelamiento de las patrulleras que, según los expertos, son los mejores activos del servicio para la guerra en aguas poco profundas y caóticas.

El Georgia, que con su capacidad de 154 misiles de crucero Tomahawk es uno de los buques de guerra más armados del mundo, estaba en la superficie y se dirigía al Golfo Pérsico a través del Estrecho de Ormuz cuando aparecieron 13 lanchas rápidas del CGRI.

El estrecho de 90 millas, flanqueado por Omán en el sur e Irán en el norte, tiene sólo 21 millas de ancho en su punto más estrecho, lo que lo convierte en una zona de emboscada perfecta para las pequeñas embarcaciones de ataque que pretenden adelantarse a los buques más grandes.

No es por nada que los buques de guerra estadounidenses transitan por el estrecho con una fuerte escolta. A pesar de su gran potencia de fuego para los combates importantes contra otros grandes buques y fuerzas en tierra, muchos buques estadounidenses carecen de fuertes defensas contra los enjambres de pequeñas y rápidas embarcaciones.

Nada menos que seis buques acompañaron a Georgia. Según el sitio web de noticias del Instituto Naval de EE.UU., las escoltas incluían el crucero USS Monterey, las patrulleras costeras USS Thunderbolt, USS Hurricane y USS Squall y los buques guardacostas USCGC Wrangell y USCGC Maui.

Las lanchas patrulleras y los guardacostas están equipados con cañones y ametralladoras. Rápidos, maniobrables y bajos en el agua, son ideales para enfrentarse a las lanchas rápidas del enemigo en su propio elemento.

Las lanchas del CGRI “realizaron maniobras inseguras y poco profesionales y no tuvieron la debida consideración por la seguridad de las fuerzas estadounidenses, como exige el derecho internacional, mientras operaban muy cerca de los buques de la marina estadounidense”, dijo el lunes por la tarde John Kirby, portavoz jefe del Pentágono, a los periodistas.

“Los barcos se aproximaron a la formación estadounidense a gran velocidad acercándose hasta 150 metros”, continuó Kirby. “Después de seguir todos los procedimientos apropiados y establecidos que incluían la bocina del barco, las transmisiones de radio de puente a puente y otras formas de comunicación, el cúter Maui de la Guardia Costera de EE.UU. hizo aproximadamente 30 disparos de advertencia con una ametralladora de calibre 50”.

“Tras la segunda ronda de disparos de advertencia, las 13 naves de ataque rápido del IRGCN rompieron el contacto”, dijo Kirby.

El ataque al Georgia continúa una tendencia. Las embarcaciones del IRGC hostigaron a los buques estadounidenses en dos ocasiones en abril. A pesar de la persistente amenaza de las pequeñas embarcaciones, la Marina continúa con su plan de retirar las patrulleras costeras de 20 años de antigüedad en los próximos años. La flota cuenta con sólo 11 PC tras el desmantelamiento de dos de ellas en febrero.

Diez de las embarcaciones de 179 pies (55 m) operan desde Bahrein, lo que les permite acceder fácilmente al Golfo Pérsico. La Marina también mantiene en Bahréin tres de su docena de patrulleras Mark VI de 85 pies (26 m). Estas embarcaciones tienen pocos años de antigüedad, pero también están en vías de desaparecer de la flota. La Armada había planeado deshacerse de ellas este año, pero ha retrasado la medida un año mientras espera la financiación para el proceso de inactivación.

El recorte de buques más pequeños libera marineros y dinero para los grandes buques nuevos que la Marina dice necesitar para disuadir a Rusia y China de la guerra en mar abierto. Pero ese cambio de suma cero en la estructura de fuerzas podría crear un vacío en las defensas de Estados Unidos en el Golfo Pérsico.

Una vez que desaparezcan los PC y los Mark VI, los seis buques guardacostas con base en Bahrein serán los únicos patrulleros estadounidenses en el Golfo. Eso supone una reducción de la escuadra de patrulla estadounidense de 19 buques a sólo seis.

La Marina ha afirmado que desplegará en el Golfo algunos de sus problemáticos Littoral Combat Ships (LCS), pero con 400 pies de eslora (122 m), esos buques son demasiado grandes para el tipo de operaciones cercanas a la costa en las que destacan los buques más pequeños. Además, la Marina está tratando de deshacerse de algunos de los poco fiables y caros LCS.

El resultado es que la fuerza de patrullaje en aguas poco profundas de Estados Unidos se está reduciendo rápidamente, incluso cuando la amenaza de las embarcaciones iraníes en aguas poco profundas se está intensificando. Eso es un problema, dijo Bryan McGrath, director de la consultoría naval FerryBridge Group en Maryland.

“La falta de buques de patrulla rápida en número crea un desequilibrio de fuerza que me parece desestabilizador”, dijo McGrath. “Como no dotamos de suficientes recursos al poder marítimo, consideramos que los barcos pequeños y armados son “vulnerables” en los grandes combates y los desvalorizamos”.

“La Marina tiene que ser capaz de caminar y masticar chicle”, añadió McGrath. “Tiene que ser capaz de disuadir las grandes guerras con las nuevas potencias confiadas, y tiene que ser capaz de dar un poco de caña cuando y donde sea necesario hacerlo en un nivel inferior”.

“Esto es lo que hace -o debería hacer- la Marina, que la diferencia de lo que hacen los demás servicios: los mares libres en tiempo de paz son fundamentales para la seguridad y la prosperidad de las naciones. Se requiere una Marina lo suficientemente grande y diversa para regular la seguridad allí donde están los intereses, así como para disuadir y luchar en guerras contra las grandes potencias.”

David Axe

6 thoughts on “Disparos de advertencia en el Golfo Pérsico.

  • el 11 mayo, 2021 a las 16:21
    Permalink

    Tantísimo dinero gastado en los LCS para que luego un BAM sea lo mejor para estas misiones. A veces tener demasiado dinero es un problema.

    Respuesta
    • el 12 mayo, 2021 a las 08:20
      Permalink

      No se a que llamas tu BAM, pero el concepto español de BAM de barato no tiene nada

      Respuesta
  • el 12 mayo, 2021 a las 12:38
    Permalink

    Con lo que cuestan los BAM te compras dos clase Gowing, dos clase Amazonas o 1´5 Lürssen OPV80, porque los BAM no son patrulleros aunque solo hagan eso, son corbetas ligeras mal armadas ( sin misiles ) por mucho que nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino. Un buen OPV serían la clase Serviola, pero modernizada con la Sentinel 30 o similares y el sistema Oteos, cosas que deberían haberla puesto hace tres lustros no ahora, y por supuesto, motorización más potente. Los BAM son otro querer y no poder de la desArmada Española.

    Respuesta
    • el 12 mayo, 2021 a las 17:44
      Permalink

      El problema de los BAM es que son el doble de grandes de lo necesario y desplazan 2700 Tm cuando con buques de 1300-1500 Tm tienen la misma autonomia para patrulla y el mismo armamento de lo unico que se prescinde es del espacio para recoger 80 inmigrantes, y es que los BAM son buque de recogida de inmigrantes cuando las avante 1400 si son patrulleros y te dan el mismo armamento y autonomia en la mitad de tamaño.

      Respuesta
  • el 13 mayo, 2021 a las 11:59
    Permalink

    Ese es el gran problema de nuestra desArmada masona, que se ha convertido en una especie de organismo ONG paralelo a Salvamento Marítimo ( a los que llaman desde las pateras ). Su ardor guerrero del pasado brilla por su ausencia, son prácticamente un deshonor a la gloria de la Armada Española de tiempos pasados y unos criados rastreros del tío Sam.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com