EE. UU. aprueba la posible venta de aviones de combate y equipo militar a Filipinas.

El Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado la posible venta de equipos militares y aviones de combate a Filipinas por valor de 2.430 millones de dólares o 118.000 millones de pesos, según informó una agencia estadounidense.

La posible venta podría incluir 10 aviones F-16C Block 70/72, 24 misiles aire-aire, ordenadores de misión modulares, lanzadores de misiles, sistema de radio táctico y munición, entre otros, informó la Agencia de Cooperación para la Seguridad de la Defensa de EE.UU. (DSCA).

El Departamento de Estado “ha tomado la decisión de aprobar una posible Venta Militar Extranjera (FMS) al Gobierno de Filipinas de aviones F-16 Block 70/72 y equipos relacionados por un coste estimado de 2.430 millones de dólares”, dice la DSCA en un comunicado publicado el jueves.  

“Esta venta propuesta apoyará la política exterior y la seguridad nacional de los Estados Unidos ayudando a mejorar la seguridad de un socio estratégico que sigue siendo una fuerza importante para la estabilidad política, la paz y el progreso económico en el sudeste asiático”, dijo la agencia.

“La venta propuesta mejorará la capacidad de Filipinas para hacer frente a las amenazas actuales y futuras, permitiendo a Filipinas desplegar aviones de combate con munición de precisión en apoyo de las operaciones antiterroristas en el sur de Filipinas, aumentando la eficacia y minimizando los daños colaterales… La venta propuesta de este equipo y apoyo no alterará el equilibrio militar básico en la región”, añade la DSCA.

La empresa norteamericana de defensa, aeroespacial y tecnológica Lockheed Martin Corporation será el principal contratista de la posible venta.

La descripción y el valor en dólares de la venta propuesta están “basados en los requisitos iniciales”.

“El valor real en dólares será menor en función de las necesidades finales, la autoridad presupuestaria y los acuerdos de venta firmados, si es que se celebran”, dijo la agencia.

Estados Unidos es el único aliado de Filipinas en materia de defensa.

El pasado mes de febrero, el presidente Rodrigo Duterte dijo que Washington debía “pagar” un peaje si quería mantener su Acuerdo de Fuerzas Visitantes con Manila.

Duterte canceló unilateralmente el Acuerdo de Fuerzas Visitantes (VFA) el año pasado, después de que a un funcionario filipino se le negara el visado para entrar en Estados Unidos. Entonces citó “acontecimientos políticos y de otro tipo en la región”.

Sin embargo, el período de retirada del Acuerdo de Fuerzas Visitantes se ha ampliado en tres ocasiones para crear lo que los funcionarios filipinos han dicho que es una ventana para mejorar las condiciones.

El VFA proporciona el marco legal bajo el cual las tropas estadounidenses pueden operar de forma rotativa en Filipinas. Los expertos dicen que, sin él, otros acuerdos bilaterales de defensa, incluido el Tratado de Defensa Mutua (MDT), no pueden aplicarse.

El MDT establece que los dos países acudirán a la defensa del otro en caso de que sus áreas metropolitanas o territorios sean atacados.  

Desde marzo, Filipinas ha protestado repetidamente por el “enjambre” de unos 200 barcos chinos que se cree que están tripulados por milicianos chinos en el Mar de Filipinas Occidental.

Pekín se niega a reconocer una sentencia de 2016 que echó por tierra sus reclamaciones sobre el 90% del Mar de China Meridional, dentro del cual se encuentran las aguas filipinas, más pequeñas.

Duterte ha dado carpetazo a la sentencia mientras buscaba inversiones y préstamos de China. En mayo, dijo que la sentencia era un trozo de “papel” que podía tirarse a la papelera. Días después, dijo que no retiraría los barcos filipinos de la vía marítima.

Filipinas agradece a China su disposición a prestar su ayuda, pero el Mar de Filipinas Occidental ‘no se puede negociar’

ABS-CBN News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.