El crucial despliegue naval de Alemania contra el imperialismo chino.

En un acontecimiento positivo que debería ser apreciado tanto por Donald Trump como por Joe Biden, Alemania ha anunciado que desplegará un buque de guerra en una patrulla por el Océano Índico junto a la marina australiana.

Provocando alarma en Pekín, la Secretaria de Defensa Alemana Annegret Kramp-Karrenbauer ha declarado al Sydney Morning Herald que la política exterior cada vez más agresiva de China ha provocado un “replanteamiento en toda Europa” de cómo acercarse a Pekín. El despliegue naval evidencia que Alemania “necesita marcar su posición en la región”. Kramp-Karrenbauer concluye que “lo que será crucial, independientemente del resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU., es si Occidente puede estar más unido en sus tratos con Pekín”.

Este es un cambio significativo de la política de apaciguamiento que la canciller Angela Merkel (falsa heroína del orden internacional liberal) ha adoptado hacia Pekín. Sin embargo, las palabras de Kramp-Karrenbauer no son solitarias. Se unen a su nuevo artículo de opinión para el periódico Politico, titulado “Europa todavía necesita a América”. Argumentando a favor de los continuos impulsos al gasto de defensa y el apoyo alemán al paraguas de disuasión nuclear de EE.UU. (que Rusia está tratando de socavar), Kramp-Karrenbauer está claramente trabajando para impulsar la credibilidad de la defensa alemana en Washington.

Estas son buenas noticias. Aunque Kramp-Karrenbauer ha abandonado lamentablemente la carrera por el liderazgo para suceder a Merkel, ella es una voz influyente en la derecha alemana.

Retórica aparte, los detalles de este despliegue naval en el Océano Índico son llamativos. Patrullando junto a la armada australiana, que está a la vanguardia en el desafío al imperialismo global de China, la por lo demás excelente armada alemana tendrá un muy necesario despliegue avanzado. Enarbolar la bandera en el Océano Índico servirá para otros dos objetivos estratégicos.

En primer lugar, Pekín verá que el eje central de su estrategia europea se enfrenta a un nuevo riesgo, a saber, la negativa de Alemania a acatar políticamente la mezcla de inversiones comerciales y amenazas de desinversión de China. Esto importa porque esa mezcla es la base sobre la que China ha acorralado la política de la Unión Europea en el apaciguamiento. Xi Jinping teme los esfuerzos liderados por Europa por parte de Francia y Alemania para consolidar la defensa americana, australiana e india del orden internacional liberal en el Indopacífico. Una vez más, Alemania sabe que este despliegue enfurecerá a los chinos.

El segundo aspecto positivo de esta decisión es el avance de las relaciones de Alemania con la India. Nueva Delhi es ahora dolorosamente consciente de la amenaza de Pekín a sus intereses. Pero el orden liberal sólo se reforzará con una mayor cooperación entre la democracia más poblada del mundo y la más rica de Europa.

¿Dónde nos deja esto?

Bueno, lo más importante es que el despliegue no se ha producido todavía. Y hay que tener en cuenta que esta patrulla enviaría una señal más poderosa si ocurriera en el Mar de la China Meridional. Aún así, a medida que Xi se enfrente a una mayor postura de disuasión por parte de las principales democracias del mundo, los actores regionales (dejando de lado la patrulla de playa del filipino Duterte) como Malasia, Vietnam y Singapur encontrarán un mayor incentivo para defender sus intereses. Esta alineación hará que China se lo piense dos veces antes de iniciar un conflicto en el Mar de la China Meridional.

Las palabras de Kramp-Karrenbauer son, por tanto, dignas de elogio por parte de los Estados Unidos, de respaldo por parte de Europa y de temor por parte de los comunistas chinos.

Tom Rogan

3 thoughts on “El crucial despliegue naval de Alemania contra el imperialismo chino.

  • el 4 noviembre, 2020 a las 13:32
    Permalink

    Una vez mas se puede comprobar como la Union Europea va a golpe de timon para asegurar los intereses alemanes y/o franceses, los demas de simples comparsas, tocandoles la pandereta.

    Respuesta
    • el 4 noviembre, 2020 a las 15:54
      Permalink

      Yo creo que esto demuestra lo contrario, precisamente. Aquí Alemania ha dado ejemplo al resto de la Unión sobre lo que debemos hacer (más bien lo que debimos de haber hecho antes). A ver si alguna potencia más se suma a la causa.

      Respuesta
  • el 4 noviembre, 2020 a las 18:23
    Permalink

    Siempre es bueno ir acorralando al comunismo genocida, en este caso a la China pandémica criminal. Los alemanes por lo menos mueven ficha, otros como España, siguen enterrando muertos y elucubrando sobre algo del color rosa.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This site is protected by wp-copyrightpro.com