El derribo de un misil balístico intercontinental simulado de la Marina de EE.UU es una advertencia para China.

Según expertos militares, Estados Unidos envió el martes un claro mensaje a China cuando derribó un falso misil balístico intercontinental (ICBM) sobre el Océano Pacífico lanzado desde el archipiélago de las islas Marshall.

“La prueba del interceptor SM-3 Block IIA podría ser vista como una respuesta al lanzamiento por parte de China de dos misiles ‘asesinos de portaaviones’ en el Mar de China Meridional”, dijo el experto militar Zhou Chenming.

Se refería a los informes de que el Ejército Popular de Liberación disparó un DF-26B y un DF-21D desde lugares separados al mar en el mes de agosto.

La semana pasada se informó que un ex coronel del ejército chino, hablando en una reunión en octubre, afirmó que los misiles chinos impactaron con éxito en un barco en movimiento cerca de las Islas Paracel.

Pekín no ha hecho ningún comentario sobre el lanzamiento de los misiles, conocidos como “asesinos de portaaviones”, ni sobre el aparente éxito de la misión.

El misil objetivo estadounidense fue lanzado desde un sitio de prueba en las Islas Marshall, dijo el Pentágono.

En el ejercicio estadounidense del martes, se lanzó para destruir al misil balístico, la última versión del misil Aegis SM-3 construido por la empresa americana Raytheon Missiles & Defence que fue disparado desde un destructor en el Océano Pacífico, al noreste de Hawai.

Aunque lo más probable es que EE.UU. estaba enviando un mensaje a Corea del Norte, cuyo desarrollo de ICBM y armas nucleares es la principal razón por la que el Pentágono ha tratado de acelerar su construcción de sistemas de defensa antimisiles, los observadores dijeron que el ejercicio del martes podría llevar a los militares de China a realizar más ejercicios de misiles este año.

Zhou dijo que los EE.UU. habían jugado con el lanzamiento de misiles de China para justificar el aumento de su presencia militar en el Pacífico y habían utilizado la prueba del interceptor para demostrar que todavía tenía superioridad militar en Asia.

“Quería mostrar a sus aliados asiáticos que Washington todavía es capaz de protegerlos”, dijo.

El ejercicio de los Estados Unidos era la primera vez que se lanzaba un interceptor de misiles desde un buque en el mar para destruir un simulacro de misil balístico intercontinental en vuelo. En pruebas anteriores contra objetivos de ICBM se habían utilizado interceptores lanzados desde silos subterráneos en los Estados Unidos.

Sin embargo, el comentarista militar Song Zhongping, dijo que el Bloque SM-3 IIA no tenía la capacidad de detener los misiles chinos como los ICBM DF-41 y los misiles balísticos de alcance intermedio DF-26B debido a su superior maniobrabilidad y a los rápidos cambios de trayectoria en vuelo.

“La capacidad [del SM-3] contra un DF-41 es muy limitada, pero sería una amenaza para los ICBMs desarrollados por Corea del Norte e Irán”, dijo.

Corea del Norte reveló el 10 de octubre su mayor ICBM móvil en carretera durante un desfile militar para conmemorar el 75 aniversario de la fundación de su partido gobernante.

“Sin embargo, la prueba [de EE.UU.] impulsará a China a intensificar su programa de renovación de misiles para mejorar su antigua generación de misiles balísticos”, dijo Song.

El SM-3 Block IIA fue desarrollado conjuntamente por Raytheon y la empresa japonesa Mitsubishi Heavy Industries. En agosto de 2019, los EE.UU. aprobaron la venta de hasta 73 misiles SM-3 IIA a Japón por un valor estimado de 3,3 millones de dólares. Las armas se instalarán en dos emplazamientos del país de Asia oriental y se espera que entren en funcionamiento en 2025.

Vehículos militares que transportan misiles balísticos DF-26 participan en un desfile para conmemorar el 70 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Pekín.

Los lanzamientos de misiles se producen en un momento de gran tensión entre China y Estados Unidos, en parte como resultado del aumento de los vínculos militares estadounidenses con Taiwán y la realización de operaciones más frecuentes de libertad de navegación en el disputado Mar de la China Meridional, donde la postura de Pekín ha sido cada vez más agresiva.

Una fuente militar china dijo que, además de los dos lanzamientos de misiles “asesinos de portaaviones”, la Fuerza de Cohetes del Ejército de Liberación del Pueblo también lanzó en agosto dos DF-21 desde un sitio en el noroeste del país para atacar objetivos en la región meridional de Guangxi.

“El simulacro de misiles en Guangxi tenía como objetivo advertir al Partido Democrático Progresista de Taiwán, que se inclina por la independencia, que el EPL tiene la capacidad de alcanzar objetivos específicos en tierra”, dijo la fuente.

Por el contrario, los misiles dirigidos al barco cerca de las Islas Paracel fueron “específicamente destinados a advertir a la marina estadounidense”, dijo el experto.

Minnie Chan

4 thoughts on “El derribo de un misil balístico intercontinental simulado de la Marina de EE.UU es una advertencia para China.

  • el 18 noviembre, 2020 a las 15:04
    Permalink

    Y para Rusia y Corea del Norte también

    Respuesta
  • el 18 noviembre, 2020 a las 19:23
    Permalink

    Todo resulta muy extraño. Países que se sienten amenazados pero que la semana pasada firman un tratado de libre comercio, que supone el 30%del PIB mundial, del que se excluye a los EE UU, con el país que les genera tantos recelos?. Y esta prueba, ahora, a los cuatro meses de la que se dice que hicieron los chinos, o por ” advertir” a Corea del Norte e Irán?. Sin menospreciar a estos últimos y visto que el comercio parece ser bálsamo milagroso que hace desaparecer, o disminuir, los temores o recelos, creo que la prueba es de adiestramiento y, en todo caso, un tranquilizante para Taiwán.

    Respuesta
  • el 18 noviembre, 2020 a las 20:45
    Permalink

    “Sin embargo, el comentarista militar Song Zhongping, dijo que el Bloque SM-3 IIA no tenía la capacidad de detener los misiles chinos como los ICBM DF-41 y los misiles balísticos de alcance intermedio DF-26B debido a su superior maniobrabilidad y a los rápidos cambios de trayectoria en vuelo.”

    La verdad es que en la baja atmosfera las cabezas reentrantes deben bajar a mach 2.5 o no pueden maniobrar. Velocidades hipersonicas y maniobrabilidad son incompatibles.

    Y, ya que estamos, “superior maniobrabilidad” y “rápidos cambios de trayectoria en vuelo” es lo mismo.

    Respuesta
    • el 18 noviembre, 2020 a las 21:47
      Permalink

      Los chinos podran decir lo que quieran, no pueden hacer una tostadora sin que se estropee a los 3 meses.

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.