El ejército australiano crea un nuevo Mando de Aviación para sus helicópteros.

El Ejército australiano ha creado un nuevo Mando de Aviación, que agrupa a todos sus helicópteros, sistemas aéreos no tripulados y formación en una única organización con sede en Canberra, dirigida por el general de división Stephen Jobson, un experimentado piloto de Black Hawk y MRH 90 que ha dirigido la 16ª Brigada de Aviación y el 6º Regimiento de Aviación.

El jefe del Ejército, el teniente General Rick Burr, dijo que la alineación de la capacidad de aviación del Ejército y sus 1.500 efectivos bajo su propio mando optimizaría la Aviación del Ejército para apoyar mejor las operaciones terrestres, anfibias y especiales del Ejército.

El Mando de la Aviación del Ejército recibió su banderín en una ceremonia frente al cuartel general de Defensa en Canberra el jueves, marcada por un desfile de seis helicópteros: dos Black Hawks y cuatro MRH 90.

El teniente General Burr dijo que, hasta la formación de la RAAF en 1921, toda la aviación militar australiana era llevada a cabo por el Ejército.

La Aviación del Ejército Australiano se formó oficialmente el 1 de julio de 1968, pero la operación de sus principales flotas de helicópteros siguió siendo responsabilidad de la RAAF. En 1989, la RAAF entregó todos sus helicópteros de combate -los nuevos Black Hawks y los UH-1H Iroquois- al Ejército.

Burr dijo que el nuevo Mando de Aviación del Ejército reforzaba el mando y el control de todos los complejos sistemas de aviación del Ejército, tanto tripulados como no tripulados.

“Proporciona un único punto de entrada y coordinación para la industria, para la seguridad aérea y para asegurarse de que estamos proporcionando las capacidades que necesitamos para nuestro Ejército”, añadió.

La Aviación del Ejército opera actualmente una fuerza exclusivamente de helicópteros, con una flota mixta de 140 aeronaves -Taipanes MRH 90, Black Hawks Sikorsky S-70A-9 (que se retirarán en las próximas semanas), Helicópteros de Reconocimiento Armado Tigre y Chinooks Boeing CH-47F.

Los nuevos equipos están en camino. A partir de mediados de la década, los 22 Tigres del Ejército serán sustituidos por 29 helicópteros Boeing AH-64E Apache Guardian.

En el marco del proyecto Land 2097 Phase 4, el Ejército busca 16 helicópteros ligeros para su uso en operaciones antiterroristas de las fuerzas especiales.

Los Black Hawks, que entraron en servicio en 1988, están a punto de ser retirados, y sus funciones de transporte de tropas y equipos y de apoyo a las fuerzas especiales, asumidas por los MRH 90.

ADM

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.