El gobierno de Australia dará una ayuda a las empresas de defensa proveedoras del F-35 australiano.

La Ministra de Industria de Defensa, Melissa Price, ha anunciado que el grupo RUAG Australia, empresa de tecnología avanzada y soluciones de ingeniería, se ha convertido en el último receptor de las Subvenciones para la Competitividad Global de la Defensa del gobierno para apoyar la competitividad de las empresas en la cadena de suministro global de aviones de combate F-35 Joint Strike.

RUAG Australia utilizará su subvención de 150.000 dólares para digitalizar las funciones de planificación y programación de la fabricación, ampliando la capacidad de RUAG para exportar componentes aeroespaciales.

Las subvenciones para la competitividad mundial en materia de defensa tienen por objeto ayudar a las empresas australianas a invertir en proyectos que aumenten su capacidad de exportación en el ámbito de la defensa.

Se trata de una subvención de entre 15.000 y 150.000 dólares para que inviertan hasta la mitad del coste de los proyectos de fomento de la capacidad de exportación con el fin de crear una industria de defensa australiana más fuerte, más sostenible y más competitiva a nivel mundial.

La Ministra de Industria de Defensa recordó que: «Este programa es parte del compromiso del gobierno de Morrison para construir una industria de defensa australiana más fuerte y competitiva a nivel mundial».

El período máximo de concesión es de 18 meses.

«Más de 26 pequeñas empresas australianas se han beneficiado de una inversión de más de 3,4 millones de dólares a través de este programa de subvenciones hasta el momento», añadió Price.

Para ser elegibles para la Subvención de Competitividad Global de Defensa del gobierno, las empresas deben ser pequeñas y medianas empresas con un número de empresa australiana (ABN).

Las actividades del proyecto pueden incluir:

Compra, arrendamiento, construcción, instalación o puesta en marcha de equipos de capital, incluyendo software especializado para mejorar la seguridad cibernética; actividades de diseño, ingeniería y puesta en marcha; y capacitación y acreditaciones de la fuerza de trabajo.

La estrategia de exportación de defensa define las exportaciones australianas de defensa como «todo bien o servicio de defensa específico o de doble uso exportado por la industria de defensa australiana, incluso como parte de una cadena de suministro, que esté destinado a un usuario final de defensa o seguridad nacional».

El avión de combate Lockheed Martin F-35 Joint Strike Fighter se considera un catalizador de la revolución de quinta generación, que ha cambiado el rostro y la capacidad de la Real Fuerza Aérea Australiana y de las Fuerzas de Defensa de Australia en general.

En el caso de la RAAF, la combinación de revestimientos y materiales de sigilo de espectro completo y bajo nivel de observación del F-35A, la conformación avanzada de dispersión por radar, los sensores centrados en la red y las suites de comunicaciones -combinados con una capacidad de ataque letal- significa que la aeronave será la plataforma definitiva de multiplicación de fuerzas y de combate aéreo.

Diez naciones están volando actualmente el F-35. Los primeros de los F-35A de Australia están ahora basados en su propio territorio después de un período de entrenamiento y desarrollo en la Base Aérea Luke en Arizona, además de un épico cruce del Océano Pacífico en diciembre de 2018.

Más de 340 F-35 están operando hoy en día con naciones asociadas, más de 700 pilotos y 6.500 técnicos de mantenimiento han sido entrenados, y la flota de F-35 ha superado más de 170.000 horas de vuelo acumuladas.

En los próximos años, Australia comprará 72 de los avanzados aviones de combate de quinta generación como parte del programa AIR 6000 Fase 2A/B, de 17.000 millones de dólares australianos, que tiene por objeto sustituir los viejos F/A-18A/B Classic Hornets que han estado en servicio en la RAAF desde 1985.

F/A-18 B Hornet de la RAAF

Stephen Kuper

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y normas de participación en la web de Galaxia Militar.

Todos los comentarios deben estar relacionados con los artículos que se publican o han sido publicados en la web.

Esta web es de temática militar y no se publicarán comentarios de contenido político, o que no estén relacionados con los temas tratados.

Deben respetar las opiniones del resto de lectores, además de estar dentro de los parámetros del decoro y el respeto, sin insultos ni otras actitudes fuera de tono.

No se publicarán los comentarios que venga escritos en letras mayúsculas.

Los comentarios publicados son las opiniones de los propios lectores y Galaxia Militar no respalda ninguno de los comentarios de los lectores.

Revise su ortografía: Si bien las redes sociales suelen ser un entorno natural y distendido, es recomendable hacer un uso correcto de las reglas gramaticales.

El equipo moderador de comentarios, entre otras medidas, podrá eliminar aquellos que no respeten estos requisitos, así como dejar de publicar a los usuarios que no sigan las citadas normas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.