El jefe de la OTAN presiona a Turquía para que impulse la solicitud de adhesión de Suecia.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, apremió ayer jueves a Turquía para que ratifique rápidamente el ingreso de Suecia en la organización militar, tres meses después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan dijera que ayudaría a acelerar el proceso en el Parlamento turco.

“A muchos aliados les gustaría ver un progreso rápido en esta ratificación”, dijo Stoltenberg a Associated Press tras presidir una reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas. “Suecia ha cumplido lo que prometió, y ahora necesitamos la ratificación de la adhesión sueca”.

Suecia y su vecina Finlandia dieron la espalda a décadas de no alineamiento militar después de que el presidente Vladimir Putin ordenara a las tropas rusas invadir Ucrania en febrero de 2022. Su objetivo era buscar protección bajo el paraguas de seguridad de la OTAN, y Finlandia se adhirió en abril.

Los 31 aliados de la OTAN deben respaldar la adhesión de Suecia. Turquía y Hungría están dando largas al asunto. Erdogan pasó meses diciendo públicamente que estaba reteniendo la aprobación de su país porque creía que Suecia había sido demasiado blanda con los militantes kurdos y otros grupos que él considera amenazas a la seguridad. Muchos aliados lo pusieron en duda.

Turquía también se enfadó por una serie de protestas por la quema del Corán en Suecia.

En una cumbre de la OTAN celebrada en julio en la capital de Lituania, Erdogan cedió y dijo que transmitiría el protocolo de adhesión de Suecia al parlamento turco para su ratificación, el paso final para que Turquía respalde su candidatura.

Stoltenberg dijo que acogía con satisfacción el compromiso que el ministro turco de Defensa, Yasar Guler, contrajo durante la reunión del jueves y que “dejaba claro que Turquía cumpliría el acuerdo”. Pero sigue sin estar claro cuándo lo hará Ankara.

Erdogan abandonó su oposición en julio después de que la administración Biden señalara que permitiría a Turquía comprar 40 nuevos cazas F-16 y kits de modernización a Estados Unidos. Ankara también recibió garantías de Suecia de que ayudaría a reavivar el propio intento de Turquía de ingresar en la Unión Europea.

En virtud del acuerdo, la OTAN como organización aceptó atender las preocupaciones de Turquía sobre el terrorismo. Stoltenberg declaró el jueves que había nombrado al Subsecretario General Tom Goffus coordinador especial para la lucha contra el terrorismo.

“Esto demuestra que la OTAN y Suecia, hemos cumplido el acuerdo de Vilna, y ahora debemos ver también que Turquía ratifica la adhesión sueca”, dijo Stoltenberg.

Se esperaba que la tan esperada ratificación se produjera poco después del 1 de octubre, cuando el Parlamento turco reanudó su trabajo tras el receso estival. Pero ese mismo día, un terrorista suicida se inmoló frente al Ministerio del Interior en Ankara. Otro aspirante a terrorista murió en un tiroteo con la policía. Dos agentes resultaron heridos.

El ataque llevó a Turquía a lanzar ataques aéreos contra presuntos emplazamientos de militantes kurdos en el norte de Irak y contra milicias kurdas sirias en Siria, así como una serie de redadas por toda Turquía en las que se detuvo a decenas de personas presuntamente vinculadas a los militantes kurdos.

Las objeciones de Hungría no están del todo claras. El primer ministro, Viktor Orban, ha dicho en repetidas ocasiones que su país no sería el último en respaldar la adhesión de Suecia. Esta postura ha dejado perplejos a Estocolmo y a algunos aliados, ya que no se han hecho peticiones públicas para obtener su aprobación.

Han surgido algunas vagas alusiones. El gobierno de Orban ha alegado que los políticos suecos han dicho “mentiras descaradas” sobre el estado de la democracia húngara y que eso ha hecho que algunos legisladores no estén seguros de apoyar la candidatura de adhesión.

El mes pasado, Orban dijo que no tenía prisa. Dijo a los legisladores que “nada amenaza la seguridad de Suecia” y que, por tanto, Hungría no tenía “ninguna prisa” en ratificar su adhesión.

“No he oído nada nuevo al respecto por parte húngara”, declaró Stoltenberg.

Lorne Cook

One thought on “El jefe de la OTAN presiona a Turquía para que impulse la solicitud de adhesión de Suecia.

  • el 13 octubre, 2023 a las 11:32
    Permalink

    Yo me opongo a la entrada ade Suecia en la OTAN hasta que hagan 1 pequeño ajuste al Tratado para que incluya explícitamente y específicamente la defensa de Ceuta, Melilla y los diversos y menores territorios del norte de África.
    Y si no, no hay acuerdo: Real Politik, aquí no hay amigos ni aliados, hay intereses. Y si no, lo que hay es un estado súbdito subordinado a intereses extranjeros

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y normas de participación en la web de Galaxia Militar.

Todos los comentarios deben estar relacionados con los artículos que se publican o han sido publicados en la web.

Esta web es de temática militar y no se publicarán comentarios de contenido político, o que no estén relacionados con los temas tratados.

Deben respetar las opiniones del resto de lectores, además de estar dentro de los parámetros del decoro y el respeto, sin insultos ni otras actitudes fuera de tono.

No se publicarán los comentarios que venga escritos en letras mayúsculas.

Los comentarios publicados son las opiniones de los propios lectores y Galaxia Militar no respalda ninguno de los comentarios de los lectores.

Revise su ortografía: Si bien las redes sociales suelen ser un entorno natural y distendido, es recomendable hacer un uso correcto de las reglas gramaticales.

El equipo moderador de comentarios, entre otras medidas, podrá eliminar aquellos que no respeten estos requisitos, así como dejar de publicar a los usuarios que no sigan las citadas normas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.