El mayor espectáculo aéreo de China mostrará su impulso de autosuficiencia y destreza militar.

El afán de autosuficiencia de China en el sector aeroespacial y su creciente poderío militar se expondrán esta semana en el mayor espectáculo aéreo del país, en un evento con el telón de fondo de la pandemia de coronavirus y las fricciones comerciales con Occidente.

El Airshow China, que suele ser bienal y se celebra en la ciudad sureña de Zhuhai, se ha retrasado un año debido al COVID-19, será un acontecimiento principalmente nacional debido a las estrictas normas de cuarentena.

“El hecho de que el Airshow China se celebre, cuando el calendario mundial de ferias aéreas se ha visto bastante alterado, permite a China demostrar que ha vuelto a la normalidad tras el COVID”, ha declarado Douglas Barrie, experto en el sector militar aeroespacial del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

Las empresas aeroespaciales y de defensa locales han aumentado su presencia de forma significativa. Los principales proveedores occidentales, como Airbus y Boeing, enviarán sus equipos a China, y también habrá un componente virtual para quienes no puedan viajar.

Los esfuerzos del país por mejorar la tecnología aeroespacial propia estarán en el punto de mira en un momento de creciente rivalidad estratégica con Occidente.

“A medida que China se enfrenta a las crecientes amenazas de Occidente, necesita mejorar sus capacidades militares-industriales, aeronáuticas y aeroespaciales”, asegura Song Zhongping, comentarista militar y antiguo instructor del EPL en tecnología de misiles.

Las fricciones comerciales con Occidente también están acelerando el deseo de China de reducir su dependencia de los productos comerciales fabricados en el extranjero.

El avión de fuselaje estrecho C919 de Commercial Aircraft Corp of China (COMAC), cuya certificación está prevista para este año, está compuesto en su mayor parte por piezas occidentales, pero se espera que la combinación cambie con el tiempo a medida que avance la tecnología china, siendo los motores un objetivo clave para su eventual sustitución nacional.

Aviones de combate J-10 del equipo de acrobacias aéreas del 1 de agosto de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación actúan durante la 10a Exposición Internacional de Aviación y Aeroespacial de China en Zhuhai.

Carrera de armamentos

Más de 100 aeronaves se han inscrito para ser exhibidas en el aire o en tierra mientras China muestra su poderío militar y sus ambiciones espaciales, incluyendo un cohete tripulado de próxima generación y un vehículo de lanzamiento de carga pesada.

Los medios de comunicación estatales informaron que la versión de guerra electrónica del avión de combate J-16 hará su debut en la exposición.

En las exhibiciones aéreas se presentarán algunos productos que China quiere exportar, como el AG600, el mayor avión anfibio del mundo, diseñado para funciones de extinción de incendios y rescate en el mar.

El Wing Loong II, un dron armado similar al MQ-9 Reaper estadounidense, ya se ha vendido a clientes como Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Egipto y Pakistán, en un momento en que China compite con sus rivales occidentales por conseguir más exportaciones militares.

Una nueva serie de productos de aviones no tripulados llamada Feihong, que incluye un helicóptero, misiles de merodeo y una nueva generación de aviones, hará su debut en la feria.

“Pekín pretende no sólo impulsar las tecnologías aeroespaciales y de aeronaves militares de fabricación local, sino también su capacidad para hacer frente a casi cualquier necesidad militar”, afirma Kelvin Wong, analista de tecnología de defensa de Janes, con sede en Singapur.

El espectáculo se produce cuando los analistas advierten que Asia puede estar deslizándose hacia una acelerada carrera armamentística a medida que los países reaccionan ante el crecimiento militar de China.

Estados Unidos y sus aliados asiáticos han expresado su creciente alarma ante el aumento de la capacidad militar de Pekín, la presión sobre Taiwán y los despliegues en el disputado Mar de China Meridional.

El quinto prototipo del avión de pasajeros C919 de fabricación casera de China despega para su primer vuelo de prueba desde el Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong en Shanghai.

Taiwán, reclamado por China, lleva un año o más quejándose de los repetidos vuelos de la fuerza aérea china cerca de la isla, gobernada democráticamente.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia han establecido este mes una asociación de seguridad que implicará la ayuda a Australia para adquirir submarinos de propulsión nuclear.

Stella Qiu

4 thoughts on “El mayor espectáculo aéreo de China mostrará su impulso de autosuficiencia y destreza militar.

  • el 27 septiembre, 2021 a las 18:49
    Permalink

    Pero si lo han copiado todo, cuando no sobornando, chantajeando o espiando, y cuando no pueden, compran directamente la empresa que les conviene para quedarse con su tecnología. Son unos trileros y unos delincuentes comerciales. Boicot total a la China pandémica comunista.

    Respuesta
    • el 28 septiembre, 2021 a las 05:10
      Permalink

      Buena suerte con el Boicot, ya nos dirás como va.

      Respuesta
  • el 28 septiembre, 2021 a las 03:57
    Permalink

    aviones de jugete, con motores rusos.

    Respuesta
  • el 28 septiembre, 2021 a las 13:29
    Permalink

    Por mi parte va bien y por la tuya ?

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.