El MQ-25 de Boeing hace historia convirtiéndose en el primer avión no tripulado en repostar a otro avión.

Por primera vez en la historia, la Marina de Estados Unidos y Boeing han demostrado el reabastecimiento en vuelo utilizando una aeronave no tripulada -el activo de prueba MQ-25 T1, propiedad de Boeing- para repostar a otra aeronave.

Durante un vuelo de prueba el 4 de junio, el MQ-25 T1 extendió con éxito la manguera y el drogue de su almacén de reabastecimiento aéreo (ARS) suministrado por la Marina y transfirió de forma segura el combustible de aviación a un F/A-18 Super Hornet de la Marina estadounidense, demostrando la capacidad del MQ-25 Stingray para llevar a cabo su misión principal de reabastecimiento aéreo.

“Este equipo de profesionales ha sido fundamental para el éxito del vuelo”, ha declarado el contralmirante Brian Corey, que supervisa la Oficina Ejecutiva del Programa de Aviación no Tripulada y Armas de Ataque.  “En los próximos años, trabajaremos con Boeing para ofrecer esta capacidad que mejorará en gran medida la futura ala aérea del portaaviones”.

“Este acontecimiento histórico es un mérito de nuestro equipo conjunto de Boeing y la Armada, que está volcado en la entrega de la capacidad crítica de reabastecimiento aéreo del MQ-25 a la flota lo antes posible”, dijo Leanne Caret, presidenta y CEO de Boeing Defense, Space & Security. “Su trabajo es el motor de la integración segura de los sistemas no tripulados en el futuro inmediato de las operaciones de defensa”.

Durante la parte inicial del vuelo, el piloto de pruebas del F/A-18 voló en formación cerrada detrás del MQ-25 para asegurar el rendimiento y la estabilidad antes del reabastecimiento, una maniobra que requería tan sólo 6 metros de separación entre el vehículo aéreo MQ-25 T1 y la sonda de reabastecimiento del F/A-18. Ambas aeronaves volaban a velocidades y altitudes operativas relevantes. Una vez completada la evaluación de forma segura, se extendió el drogue del MQ-25 y el piloto del F/A-18 se acercó para “conectar” con la aeronave no tripulada y recibir la descarga de combustible programada.

Este hito se produce después de 25 vuelos del T1, en los que se ha probado la aerodinámica de la aeronave y del ARS en toda la envolvente de vuelo, así como extensas simulaciones de reabastecimiento aéreo utilizando modelos digitales del MQ-25. El MQ-25 T1 continuará con las pruebas de vuelo antes de ser enviado a Norfolk, Virginia, para las pruebas de manejo en cubierta a bordo de un portaaviones de la Marina estadounidense a finales de este año.

El activo de prueba T1, propiedad de Boeing, es un predecesor de las siete aeronaves de prueba que Boeing está fabricando en virtud de un contrato adjudicado en 2018. El MQ-25 asumirá el papel de tanque que actualmente desempeñan los F/A-18, lo que permitirá un mejor uso de los cazas de combate y ayudará a ampliar el alcance del ala aérea del portaaviones.

Boeing

One thought on “El MQ-25 de Boeing hace historia convirtiéndose en el primer avión no tripulado en repostar a otro avión.

  • el 8 junio, 2021 a las 15:05
    Permalink

    Y ¿ Hay algo que no sea novedoso e histórico que no lleve el sello de USA ? Altamente improbable , diría yo .

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.