El obús de 105 mm de bajo retroceso montado en un Humvee debutará en Ucrania.

El ejército ucraniano será uno de los primeros en utilizar en combate una pieza de artillería de “retroceso suave”, si no lo ha hecho ya, según el contratista estadounidense de defensa y automoción AM General.

El arma podría dotar a las fuerzas ucranianas de una nueva y útil capacidad de artillería de “disparar y disparar”. El rendimiento del obús autopropulsado de 105 mm y bajo retroceso en Ucrania podría tener repercusiones más allá de los campos de batalla, especialmente para el Ejército de Estados Unidos, que ha mostrado un interés intermitente por este tipo de armas.

Mike Evans, director de Tecnologías de Retroceso Suave y Programas de Incendios de AM General, lo mencionó durante una mesa redonda en el Simposio de Fuegos 2024 de la Asociación de Artillería de Campaña de Estados Unidos en mayo.

Sus comentarios no se hicieron públicos hasta el pasado fin de semana, después de que un vídeo del simposio, que puede verse a continuación, empezara a circular por las redes sociales. Evans no menciona el sistema en cuestión por su nombre en el clip, pero AM General sólo ofrece públicamente un 105 mm de retroceso suave, el Hawkeye Mobile Howitzer System (MHS), montado en una versión de camión de carga de dos puertas blindado M1152 del Humvee 4×4 (a veces denominado tipo “2-CT”).

“Hace poco pusimos un sistema de 105 mm en Ucrania. Lo enviamos … [en] abril. … Lo entrenamos durante dos semanas. Inmediatamente empezaron las pruebas. Y ese sistema está destinado a ser uno de los primeros sistemas de retroceso suave en combate”, dijo Evans. “Va directo al combate para probarlo en objetivos vivos”.

Un sistema de obús móvil Hawkeye montado en un Humvee en movimiento.

AM General lleva trabajando en el Hawkeye MHS desde al menos 2016 en colaboración con Mandus Group, que desarrolló el obús en sí. Como ya se ha señalado, la característica más notable de Hawkeye es su sistema de retroceso suave.

La gran mayoría de los obuses modernos cuentan con un mecanismo de retroceso en el que el cañón y los conjuntos de ruptura se mueven hacia atrás para ayudar a absorber la fuerza del disparo. Sin embargo, la plataforma sobre la que se monta el arma, ya sea un vehículo o un carro remolcado, experimenta un esfuerzo significativo en el proceso. Esto, a su vez, suele impedir que vehículos más ligeros como el Humvee se utilicen como chasis para obuses autopropulsados.

En un sistema de retroceso suave, también llamado “retroceso hacia delante” o “disparo desde la batería”, el cañón y la recámara se retienen de alguna manera y se liberan cuando se aprieta el gatillo. El cartucho en la recámara sólo se dispara cuando todo el conjunto alcanza un cierto punto y el impulso hacia delante se suma a las fuerzas que contrarrestan el retroceso resultante.

Además de un menor retroceso que un obús comparable, un arma de este tipo puede ofrecer un ahorro de peso en general. A modo de comparación, el obús M119 de 105 mm estándar del Ejército de EE.UU. con su mecanismo de retroceso tradicional pesa casi 1.500 kg, de los cuales el cañón en sí pesa 1.680 kg. Según Mandus Group, el Hawkeye, equipado con un sistema digital de control de tiro, pesa 2.550 libras, de las cuales 1.145 libras corresponden al cañón y al sistema de ruptura.

El Hawkeye tiene una cadencia de fuego sostenida de tres disparos por minuto, pero puede disparar con seguridad hasta ocho disparos por minuto durante tres minutos, si es necesario, según Mandus Group. El obús utiliza munición estándar estadounidense de 105 mm, incluida la M913 asistida por cohetes de alcance extendido, un tipo de alto explosivo que puede alcanzar objetivos hasta algo más de 12 millas (19,5 kilómetros).

En conjunto, un sistema como Hawkeye ofrece un conjunto de artillería ligero, móvil y flexible que podría ser de especial utilidad para las fuerzas ucranianas. La artillería ha sido y sigue siendo un factor clave en ambos lados del campo de batalla en Ucrania.

Las fuerzas rusas tienen una capacidad total de artillería mucho mayor, una desventaja para Ucrania que se ha visto exacerbada por una importante ralentización de la ayuda estadounidense y de otros países occidentales en los últimos seis meses aproximadamente. El gobierno estadounidense ha estado trabajando para invertir esa tendencia, pero llevará tiempo, y los retrasos en la ayuda militar extranjera ya han tenido repercusiones negativas sobre las posiciones de Ucrania en el campo de batalla.

La capacidad de Hawkeye para proporcionar apoyo de artillería de tiro y recogida también podría ser muy valiosa dadas las amenazas a las que se enfrentan ambos bandos del conflicto si permanecen en un mismo lugar durante demasiado tiempo.

Los drones, especialmente los de tipo kamikaze con visión en primera persona y gran capacidad de maniobra, han demostrado ser una amenaza para las fuerzas en movimiento, por no hablar de las que permanecen estáticas durante un periodo de tiempo prolongado. Los sistemas aéreos no tripulados y desarmados también se han convertido en un medio omnipresente para encontrar objetivos que luego pueden ser atacados indirectamente de diversas maneras.

“Es muy difícil permanecer oculto en este entorno [en Ucrania]. Se trata de un espacio de combate muy disputado y congestionado”, declaró Gabe Camarillo, Subsecretario del Ejército, durante una charla en línea organizada en mayo por el grupo de reflexión Center for a New American Security. “Sabemos que las firmas electromagnéticas, la disponibilidad de las capacidades ISR [inteligencia, vigilancia, reconocimiento] que aportan estos UAV [vehículos aéreos no tripulados], impiden realmente que las fuerzas se oculten en gran medida o se agrupen”.

Cabe señalar que no está claro cuántos Hawkeyes ha recibido Ucrania hasta la fecha. Los comentarios de Evans, de AM General, en mayo apuntan a que hasta ahora sólo se ha suministrado uno de estos obuses, lo que supondría una nueva capacidad muy limitada. Dependiendo de cómo funcione el sistema, esto podría abrir la puerta a más entregas en el futuro. Conviene señalar aquí que Ucrania se ha convertido cada vez más en un campo de pruebas de armamento, especialmente para Estados Unidos.

El rendimiento del Hawkeye en Ucrania podría tener importancia en otros lugares, especialmente para el Ejército de Estados Unidos, que ya ha probado el arma en el pasado. El servicio también ha experimentado con un obús de 155 mm de retroceso suave más grande de AM General y Mandus Group, llamado Brutus, montado en un camión de carga 6×6 de la familia de vehículos tácticos medianos (FMTV). Hasta la fecha, el Ejército no ha puesto en marcha ninguno de estos sistemas. Desde la década de 1960, el Ejército ha probado otros diseños de obuses de retroceso suave.

Sin embargo, el 1 de junio, “el Army Contracting Command-New Jersey” anunció que estaba llevando a cabo un nuevo “estudio de mercado en nombre del Project Director Tactical Artillery Systems (PD TAS) para identificar los posibles beneficios y limitaciones de las tecnologías de retroceso suave cuando se aplican a los sistemas de armas de obuses de 105 mm”. En ese anuncio de contratación “el Gobierno [de EE.UU.] está interesado en explorar tecnologías y aplicaciones de sistemas de retroceso suave a los sistemas de armas de calibre 105 mm”, pero no detallaba cuáles podrían ser los requisitos subyacentes o los factores impulsores de los mismos, y subrayaba que en la actualidad todavía no había una intención firme de comprar realmente ningún arma de ese tipo.

En el Fires Symposium celebrado en mayo, Evans, de AM General, sí hizo un comentario sobre cómo el proceso de llevar el obús de 105 mm de retroceso suave a Ucrania y al combate se estaba moviendo más rápido que los procedimientos típicos del gobierno estadounidense.

“Va muy rápido. No hay IOT&E en Yuma”, dijo, refiriéndose a los procesos de evaluación y pruebas operativas iniciales del ejército estadounidense y al Yuma Proving Ground del ejército de EE.UU. en Arizona, que es un centro importante para ese tipo de trabajo.

Queda por ver cómo se comporta en combate el obús de 105 mm y bajo retroceso que Ucrania ha recibido de AM General. El arma podría ofrecer a las fuerzas ucranianas un nuevo y útil conjunto de capacidades de artillería, pero también podría aumentar el interés por el Hawkeye fuera de ese conflicto.

Joseph Trevithick

7 thoughts on “El obús de 105 mm de bajo retroceso montado en un Humvee debutará en Ucrania.

  • el 25 junio, 2024 a las 10:29
    Permalink

    Este obús es completamente compatible con la munición del M20, montado en un Humvee está listo para usarse en un minuto y tiene un alcance entre 11,6 19,5 km dependiendo la munición.

    Respuesta
  • el 25 junio, 2024 a las 11:52
    Permalink

    Artilleria montada en un Humvee el principio me gusta. No es la panacea en alcance pero que bien pinta en cuanto a movilidad y logistica.

    Respuesta
  • el 25 junio, 2024 a las 12:03
    Permalink

    bueno . bueno, pues eso, nosotros hace 50 años usábamos un cañón sin retroceso de 106mm, sobre Land Rover en la sección contra carros y ahora te los quieren vender como una cosa nueva con retroceso suave. Pero que bien vende los americanos …….

    Respuesta
    • el 25 junio, 2024 a las 12:35
      Permalink

      Una cosa es un cañón sin retroceso de 105mm con un alcanza ente 1,5 y 6,5 kilómetros, y otro un cañón con retroceso reducido con un alcance un 50% mayor.

      Respuesta
    • el 25 junio, 2024 a las 12:48
      Permalink

      Uno es un cañón de tiro directo , mas parecido a un bazooka y otro un obus; es como si mezclaras helicopteros con aviones.

      Respuesta
  • el 25 junio, 2024 a las 17:39
    Permalink

    En cierto sentido esto hace competencia al ALACRAN. Pero me da que esto es más publicidad para venderlo al US Army que otra cosa.

    Respuesta
  • el 27 junio, 2024 a las 19:56
    Permalink

    Magnífico cacharro igual que el Garuda indio. Son los sucesores naturales de los 105 mm remolcados y ojalá doten pronto a los GACA. Será muy interesante seguir su desempeño en Ucrania.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía y normas de participación en la web de Galaxia Militar.

Todos los comentarios deben estar relacionados con los artículos que se publican o han sido publicados en la web.

Esta web es de temática militar y no se publicarán comentarios de contenido político, o que no estén relacionados con los temas tratados.

Deben respetar las opiniones del resto de lectores, además de estar dentro de los parámetros del decoro y el respeto, sin insultos ni otras actitudes fuera de tono.

No se publicarán los comentarios que venga escritos en letras mayúsculas.

Los comentarios publicados son las opiniones de los propios lectores y Galaxia Militar no respalda ninguno de los comentarios de los lectores.

Revise su ortografía: Si bien las redes sociales suelen ser un entorno natural y distendido, es recomendable hacer un uso correcto de las reglas gramaticales.

El equipo moderador de comentarios, entre otras medidas, podrá eliminar aquellos que no respeten estos requisitos, así como dejar de publicar a los usuarios que no sigan las citadas normas.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.