El obús más extraño de Ucrania hace salir a las tropas rusas de la isla de la serpiente.

La artillería más rara del ejército ucraniano ha desempeñado un papel fundamental a la hora de expulsar finalmente a las tropas rusas de la estratégica Isla de la Serpiente, en el oeste del Mar Negro.

Un vídeo oficial del Ministerio de Defensa en Kiev muestra el obús montado en camión 2S22 -del que solamente se conoce uno- disparando contra las fuerzas rusas en la pequeña isla situada a 80 millas al sur del puerto estratégico de Ucrania, Odesa.

Los operadores de un avión no tripulado TB-2 corrigieron el fuego, haciendo que los proyectiles de 155 milímetros de diámetro cayeran sobre la isla y provocaran varios incendios secundarios. Al parecer, los rusos supervivientes huyeron de la isla en pequeñas embarcaciones.

La evacuación rusa marca una nueva fase en la batalla de ida y vuelta por la Isla de la Serpiente, una roca sin árboles de 570 acres (2.307 metros cuadrados) que se encuentra a horcajadas en la principal vía de navegación entre el estrecho del Bósforo y Odesa.

Quien controle la isla, que legalmente forma parte de Ucrania, puede impedir -o proteger- a los buques de carga que transportan el grano ucraniano al mercado mundial. Las fuerzas rusas, encabezadas por el crucero de misiles Moskva, entonces el buque de defensa aérea más poderoso de la Flota del Mar Negro, bombardearon y tomaron la isla en el primer día de la guerra de Rusia contra Ucrania, el 24 de febrero.

Los ucranianos han necesitado meses -y nuevas tácticas- para expulsar a los rusos de la isla. Las fuerzas de Kiev combinaron drones y artillería para hacer que la Isla de la Serpiente fuera insostenible para las fuerzas de Moscú.

El único 2S22 dio el golpe decisivo. Pero el cañón no puede proteger a las tropas ucranianas en la isla. Mientras la Flota del Mar Negro controle las aguas que rodean a Ucrania, la Isla de la Serpiente podría seguir siendo una tierra de nadie llena de proyectiles.

La planta de maquinaria pesada de Kramatorsk, en la región de Donbas, al este de Ucrania, construyó el 2S22 hace unos cinco años.

El 2S22 de 28 toneladas tiene una gran ventaja sobre los aproximadamente 1.800 cañones ex soviéticos del ejército ucraniano. El nuevo obús dispara proyectiles de 155 milímetros, estándar de la OTAN, en lugar de los proyectiles soviéticos de 122 o 152 milímetros, lo que le permite aprovechar las existencias de munición extranjera.

Los problemas de producción en las fábricas de Ucrania hacen que los calibres soviéticos sean cada vez más escasos. Por otro lado, hay una docena de países que pueden suministrar -y suministran- cientos de miles de proyectiles del tamaño de la OTAN.

Mientras el ejército ruso atacaba a lo largo y ancho de Ucrania en múltiples frentes, el cañón de 155 milímetros, montado en un camión KrAZ-6322 de seis por seis, se salvó por poco de la destrucción por los propios empleados de Kramatorsk.

Los funcionarios de la fábrica de Kramatorsk se prepararon para volar el 2S22. “Destruirlo para que no vaya a parar al enemigo”, así describió el político ucraniano Serhiy Pashynskyi el pensamiento de los funcionarios.

Pero la ofensiva rusa encontró una fuerte resistencia y se detuvo, primero en el sur y luego en el norte. Para el 2S22, el riesgo de captura se desvaneció.

El 2S22 había disparado algunos cartuchos en las pruebas realizadas en octubre. Aparentemente funcionó bien. Así que, a principios de mayo, el ejército ucraniano empaquetó el arma y la desplegó a lo largo del frente, presumiblemente en algún lugar del este. Pashynskyi difundió vídeos en los que se veía al 2S22 disparando contra objetivos rusos detectados por drones.

Dos meses más tarde, el 2S22 había vuelto a desplegarse en el suroeste de Ucrania, que en su punto más cercano está a sólo 20 millas de la Isla de la Serpiente, bien dentro del alcance de 25 millas del 2S22 con munición estándar.

La marina y las fuerzas aéreas ucranianas habían pasado meses ablandando la isla antes de que el 2S22 abriera fuego. El 13 de abril, una batería de la marina ucraniana, armada con misiles antibuque Neptune de fabricación local, perforó y hundió el Moskva.

El hundimiento del Moskva obligó a los comandantes de la Flota del Mar Negro a alejar sus tres fragatas de la costa ucraniana, para que no se les colaran también uno o dos Neptune.

Eso fue una invitación virtual a los TB-2 de la marina ucraniana, armados con misiles, para que asaltaran la Isla de la Serpiente. En 10 días, los drones destruyeron las defensas aéreas de la isla, incluyendo un cañón ZU-23 y un lanzador de misiles tierra-aire de corto alcance Strela.

Los drones también hundieron hasta cuatro cañoneras Raptor que navegaban alrededor de la isla. Los rusos, por su parte, derribaron al menos un TB-2.

Cuando los rusos enviaron refuerzos -un Raptor que escoltaba una lancha de desembarco que transportaba un lanzador de SAM de repuesto- los drones volaron la lancha de desembarco y destruyeron el lanzador. Otro ataque con TB-2 destruyó un helicóptero ruso Mi-8 mientras descargaba tropas.

La lucha se intensificó el 7 de mayo. Mientras un TB-2 observaba, un par de cazas Su-27 de las fuerzas aéreas ucranianas sobrevolaron la isla lanzando bombas no guiadas. Las fuerzas rusas que quedaron en la isla después de que los aviones no tripulados hicieran su trabajo, los Su-27 aparentemente resultaron dañados.

Incluso después de perder el Moskva y varios buques más pequeños, la Flota del Mar Negro consiguió enviar un nuevo sistema de defensa aérea Tor a la Isla de la Serpiente. Pero mantener la guarnición de la isla era cada vez más arriesgado para los rusos. El 17 de junio, un misil antibuque Harpoon ucraniano -probablemente un antiguo ejemplar danés- hundió el buque auxiliar Spasatel Vasily Bekh, aparentemente mientras éste se dirigía a la isla.

Los rusos se dieron cuenta de que la isla estaba en peligro. El 2S22 tomó posición cerca de la playa. Un TB-2 se apostó en lo alto. Los proyectiles de 155 milímetros llovieron.

El Kremlin trató de hacer ver su derrota en la Isla de la Serpiente como un signo de la magnanimidad de Rusia. “El 30 de junio, en un movimiento de buena voluntad, las fuerzas armadas de Rusia completaron sus tareas en la Isla de la Serpiente y retiraron la guarnición estacionada allí”, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

La salida de las fuerzas rusas de la isla elimina un obstáculo a los esfuerzos internacionales para crear un “corredor humanitario” para las exportaciones de grano ucraniano que, en la actualidad, están bajo el bloqueo ruso, dijo Konashenkov. Pero la flota rusa sigue controlando el Mar Negro, y Moscú no se ha movido para desbloquear los barcos de grano que salen de Odesa.

La declaración de Konashenkov es pura propaganda. La verdad es que los ucranianos derrotaron a los rusos en la Isla de la Serpiente tras meses de duros combates.

Eso no significa que las fuerzas de Kiev vayan a retomar la isla. Las instalaciones de la isla -energía, agua y refugio- están en ruinas. La Flota del Mar Negro podría lanzar misiles contra el islote rocoso desde cientos de kilómetros de distancia y los drones y obuses ucranianos no podrían hacer nada para impedirlo.

No se espera que las tropas ucranianas desembarquen en la isla mientras no se degrade la Flota del Mar Negro.

David Axe

17 thoughts on “El obús más extraño de Ucrania hace salir a las tropas rusas de la isla de la serpiente.

  • el 1 julio, 2022 a las 11:57
    Permalink

    El exito es que los rusos no pueden bloquear la vía marítima para sacar el grano los ucranianos, al menos con tanta facilidad. Seguirán los submarinos y barcos por la zona. AHora solo les falta algun misil antisubmarino y sensores para pillarlos…….con los harpoon no se atreverán a acercarse desde superficie.

    Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 15:29
    Permalink

    Rescatando la discusión acerca de los obuses remolcados, aquí tenemos un ejemplo en el que no se necesita llegar, disparar, y correr.

    Un obus remolcado, que tiene una firma radarica, visual e infrarroja menor a la de un camión, se puede dejar estacionado allí, si es necesario, ocultado por una red, para atacar bajo demanda. O desplegalo, atacar y llevarlo a otro sitio para la siguiente misión.

    Hay muchos escenarios donde los remolcados tienen sentido. No es lo uno o lo otro, sobre todo si ya se tiene lo uno, sino la combinación adecuada.

    Con munición guiada, sin llegar a la carísima Excalibur, se hubiera podido prescindir del dron en este caso y utilizar el dron en otras misiones. Y con munición guiada y los SIAC costeros, que tienen el software para apuntar a objetivos en movimiento, se podría haber atacado el remolcador sin necesidad de lanzar un caro misil antibuque.

    Respuesta
    • el 1 julio, 2022 a las 19:45
      Permalink

      Un radar contrabateria y de poco te va a servir la baja firma térmica, óptica y de radar. Triangulan su posición y más les vale correr.

      Respuesta
      • el 2 julio, 2022 a las 16:42
        Permalink

        Por eso he dicho que tiene sentido para misiones donde no existan radares de contrabatería. No creo que absolutamente todo el mundo en todos los conflictos tenga radares de contrabatería. Seguirá habiendo conflictos asimétricos y conflictos simétricos con escenarios asimétricos.

        Y aquí, en lo que describe el artículo, tienes una situación de esas. ¿Tiene los rusos radares antibaterías y sistemas ya no solamente balísticos sino coheteros asociados? Pues sí. Pero ¿lo tenía el remolcador que llevaba provisiones? ¿Lo tenían en la isla esa? Pues no.

        Respuesta
    • el 1 julio, 2022 a las 19:54
      Permalink

      Estando de acuerdo Victor tambien porque la fuerza aerea rusa da bastante pena, si no es mejor disparar y salir por si acaso. Por eso tambien depende del de enfrente..

      Respuesta
  • el 1 julio, 2022 a las 15:43
    Permalink

    Vamos que han fracasado los rusos como cuando quisieron entrar en Kiev

    Respuesta
  • el 2 julio, 2022 a las 00:53
    Permalink

    Fracaso o no, “invadir” y o “recuperar” esa isla no vale el riesgo que supone.

    Respuesta
  • el 2 julio, 2022 a las 08:31
    Permalink

    A ver si de una vez contamos la verdad acerca del cuento chino: “Ucrania es el granero de Europa”. Ucrania produce solo el 3% del grano mundial, menos cuentos por favor.

    Respuesta
  • el 2 julio, 2022 a las 11:13
    Permalink

    Chinorris, depende como lo mires, Ucrania es el octavo país del mundo en producción de cereales, muchos países de Africa dependían de su producción y sí, es el granero de Europa ya que ningún otro país de Europa producía semejante cantidad de grano.
    Pero si ahora viene el Sr. Putin a robarles la mitad de su producción, muchos países a los que les exportaba no lo tendrán, sobre todo países pobres de África.
    Ya se ha visto el primer barco ruso con grano robado saliendo del puerto ocupado de Berdyansk.
    ¿Menos cuentos?
    Los troles rusos ya no sabéis que decir para justificar la barbarie de este ladrón y psicópata Sr. Putin.

    Respuesta
    • el 2 julio, 2022 a las 16:50
      Permalink

      Esos países africanos, sí que tendrán el cereal ruso (perdón, el ucraniano). Si se pasan al bando ruso. Rusia es garante de la seguridad. Rusia provee. Es la OTAN la que crea inestabilidad.

      Eso, supongo, es el mensaje propagandístico que intentará dar Putin para ganar en influencia en África.

      Ya tiene mucha influencia en África y, de hecho, los franceses andan muy enfadados con los rusos por eso, porque se han atrevido a desplazarlos de sus excolonias. También eso puede tener que ver con que la OTAN quiera dibujar a Rusia (un país del PIB de Holanda…) como la GRAN amenaza. Y recordemos la amenaza que se ha hecho tras la cumbre de que la OTAN intervenga en Mali, precisamente un país que cuenta con presencia rusa indirecta.

      Respuesta
  • el 2 julio, 2022 a las 13:43
    Permalink

    Si, que escandalazo.Sin pretender justificarlo,lo raro es que no lo hagan dado el contexto. A ver si nos creemos de verdad que la invasión de Irak era por buscar Armas o liberar al pueblo iraquí.

    Respuesta
  • el 2 julio, 2022 a las 19:50
    Permalink

    Hombre una derrota como tal no es, la posicion en la isla de las serpientes es de todo punto de vista insostenible, esta claro que los rusos han salido de ella para no tener perdidas innecesarias, lo que esta claro es que los ucranianos no la van a ocupar, porque estarian en el mismo problema de como mantenerla sin grandes perdidas.
    En cuanto a las bajas ucranianas que se dicen son ridiculas, en el ultimo o penultimo intento de asalto por parte ucraniana se perdieron muchas vidas y material, solo hay que leer un poco en lugares independientes. Pero bueno esta claro que esto es una guerra y los ucranianos necesitan mantener la moral de su ejercito y poblacion aunque sea a base de mentiras o medias verdades.

    Respuesta
    • el 3 julio, 2022 a las 19:05
      Permalink

      Podrías ponernos algunos de esos lugares independientes para que podamos contrastar noticias?

      Respuesta
  • el 3 julio, 2022 a las 13:57
    Permalink

    Los ucranianos ya hicieron su propia pieza ATP a ruedas, mientras aquí, los sabios del MACA y el JEME siguen sin saber qué es eso, se piensan que son cosas de peli de ciencia ficción. ¿ Tan difícil es montar un SIAC sobre un Vempar ?. En cuanto a los otros sabios del JEMA y también del MACA, éstos siguen en la inopia en lo de armar drones, cuando la guerra del Nagorno Karabaj y ahora de Ucrania han puesto de manifiesto su gran utilidad como armas ofensivas de terrible letalidad y enorme capacidad. Las FAS con todos estos lumbreras al mando, solo están involucionando.

    Respuesta
  • el 3 julio, 2022 a las 14:15
    Permalink

    En los tiempos que corren es absurdo hablar de una isla estratégica..2300m2, por dios !!!…Ni siquiera puede considerarse instalar una minima base militar..De verdad creéis que los rusos lamentarán esa pérdida ???…..La realidad es la que es, los rusos se quedarán con una amplia zona que bloqueará casi por completo el acceso al mar de Ucrania, y ante la resistencia ucraniana seguirán aniquilando ciudades , sin pausa ni piedad.

    Respuesta
  • el 4 julio, 2022 a las 12:43
    Permalink

    De momento los rusos no se acercan a menos de 200 Km de la costa libre ucraniana, lo que deja un pasillo marítimo para sus mercancías. La isla de la Serpiente es un punto vital para controlar y proteger ese pasillo, por eso los rusos la querían sobremanera hasta que les obligaron a retirarse de ella. Un gran logro para Ucrania y Occidente.

    Respuesta
  • el 4 julio, 2022 a las 14:45
    Permalink

    Los ucraninos no tienen ni tendran ningun pasillo maritimo salvo que los rusos lo permitan, las costas de Odessa que es el unico puerto que tienen en la zona, fueron minadas a conciencia por los ucranianos para evitar un desembarco ruso, y ahora podrian ser minadas por los rusos sin ningun problema.

    Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.