El petrolero no tripulado MQ-25 de Boeing completa las pruebas de cubierta en el portaaviones USS George H.W. Bush.

La Armada de los Estados Unidos y Boeing han informado que habían completado una demostración de aviación no tripulada con su prototipo de sistema aéreo no tripulado MQ-25 Stingray a bordo del USS George HW Bush (CVN-77), sentando las bases para futuras operaciones aéreas.

El equipo gubernamental, junto con sus socios industriales Boeing y Lockheed Martin, llevó a cabo una demostración a bordo del sistema de control de tierra (GCS) del portaaviones y de la aeronave para evaluar la integración del sistema MQ-25 en el entorno del portaaviones.

El petrolero no tripulado, que se espera que amplíe significativamente el alcance de un ala aérea cuando entre en funcionamiento, llegó al USS George HW Bush a principios de diciembre después de completar una serie de pruebas de vuelo desde una base terrestre.

“No hay mejor manera de determinar el éxito del diseño de un portaaviones y su integración en el ala aérea que someter este nuevo avión a pruebas en el mar”, declaró el Capitán Chad Reed, Gerente del Programa de Portaaviones No Tripulados. “Estoy extremadamente orgulloso de nuestro equipo por la ejecución estelar de pruebas de motores y aviones, así como por los enfoques adoptados en un avión de reemplazo. Es un momento emocionante a medida que avanzamos hacia el ala aérea del futuro”.

La demostración de manejo de la cubierta siguió a una campaña de prueba de vuelo de dos años para el activo de prueba T1 propiedad de Boeing, durante la cual Boeing y el personal de la Marina reabastecieron de combustible tres aviones diferentes basados ​​en portaaviones: un F / A-18 Super Hornet, un E-2D Hawkeye y un F-35C Lightning II.

“La Marina nos ha proporcionado dos parámetros clave de rendimiento para el programa: reabastecimiento aéreo e integración con la plataforma del portaaviones”, dice Dave Bujold, director del programa del Boeing MQ-25. “Hemos demostrado que el MQ-25 puede cumplir con ambos requisitos y lo hemos hecho años antes de los programas de adquisición tradicionales”.

Durante la parte de entrada de UCAD, Lockheed Martin instaló el prototipo de la estación de control terrestre MD-5 en el Centro de guerra de aviación no tripulada (UAWC), la sala de control basada en CVN. El equipo demostró específicamente la funcionalidad de la estación de control al equipo de integración de la flota MQ-25, dándoles la oportunidad de evaluar las restricciones de diseño impulsadas por la instalación a bordo y capturar comentarios sobre las interfaces del sistema humano.

“Esta fue la primera oportunidad de instalar la estación de control prototipo MD-5C en el UAWC”, dijo el comandante Karl Orthner, jefe de instalación de la estación de control de la misión UCA. “Esto dio la oportunidad a los líderes, pilotos de prueba y futuros operadores de vehículos aéreos de experimentar cómo se verá el MQ-25 a bordo de un portaaviones, así como informar a la oficina de programas de los elementos que se considerarán para el futuro desarrollo del diseño del UAWC.”

Una vez en marcha, el activo de prueba MQ-25, conocido como T1, completó una serie de puntos de prueba que evaluaron la funcionalidad y las capacidades del sistema de manipulación de la plataforma durante las operaciones diurnas y nocturnas. Las maniobras incluyeron el rodaje y el estacionamiento en la cabina, la conexión con la catapulta y el despeje de la zona de aterrizaje. Se recopilaron datos relacionados con el movimiento de la cubierta y los impactos del viento en la cubierta para controlar la capacidad de control y el sistema de propulsión.

El equipo también coordinó el primer vuelo de reemplazo del Joint Precision Landing System (JPALS) con un King Air. Los datos de movimiento del barco recopilados durante estos primeros enfoques representativos de hardware y software serán extremadamente valiosos para refinar el software, agregó Reed.

Los “operadores de cubierta” MQ-25 utilizaron el nuevo dispositivo de control de cubierta (DCD) de Boeing durante todas las fases de la evaluación del sistema de manipulación. Los operadores se ubicaron junto con los directores de despegues de la Marina y proporcionaron las entradas de control correspondientes en el DCD.

“Las primeras pruebas le dieron a nuestro equipo la oportunidad de evaluar muchos sistemas nuevos por primera vez en el mar con el T1”, dijo Reed. “Nuestro análisis inicial de las operaciones en cabina han demostrado con éxito la capacidad del MQ-25 para maniobrar como un avión tripulado en el entorno a bordo”.

Cuando esté operativo, el director y los operadores de cubierta podrán rodar el MQ-25 desde la cabina del portaaviones hasta la posición de lanzamiento de la catapulta y hasta un lugar de estacionamiento después del aterrizaje. El MQ-25 será controlado por el UAWC mientras esté en el aire, donde el operador del vehículo aéreo realiza una misión planificada previamente.

Cavok / Fernado Valduga

15 thoughts on “El petrolero no tripulado MQ-25 de Boeing completa las pruebas de cubierta en el portaaviones USS George H.W. Bush.

  • el 21 diciembre, 2021 a las 16:55
    Permalink

    Hasta lo pueden convertir en un dron suicida con combustible y un poco de explosivo

    Respuesta
    • el 21 diciembre, 2021 a las 18:44
      Permalink

      Te sale caro el misil cuestan más que cualquier avión de combate USA solo creo que los F- y B del arsenal actual salen más caros. El programa a fecha de 2018 se valoraba ya en 15.200 millones de dolares para 72 unidades a mas de 210 millones por dron.

      Respuesta
      • el 21 diciembre, 2021 a las 20:49
        Permalink

        Se ha comido los numeros de los modelos son el F-22 y B-2

        Respuesta
      • el 22 diciembre, 2021 a las 06:56
        Permalink

        Claro, los tanto los europeos, rusos y chinos, tienen algo semejante a mitad de precio. A que sumas los gastos de cuatro empresas para el diseño de sus prototipos…

        Respuesta
        • el 22 diciembre, 2021 a las 09:32
          Permalink

          Hombre claro o solo voy a poner el gasto de fabricación. A caso los USA no les van a pagar por los gastos de desarrollo, lo que pongo es lo que el gobierno USA a declarado via presupuesto o estimaciones. no se han entregado las 72 unidades, le va a tocar pagar por el programa.
          Pues no creo que ni europeos, chinos o rusos tengan nada similar ni lo tendran salvo quiza China y Francia , porque por si no se ha dado cuenta es un dron para portaaviones y fuera de los USA en la actualidad solo Francia tienen en servicio alguna unidad y China esta construyendo otro.

          Respuesta
    • el 22 diciembre, 2021 a las 06:54
      Permalink

      Este dron con tecnología de sigilo, tiene posee la capacidad de misiones de reconocimiento, ataque aire-aire/aire-tierra y de petrolero no tripulado.

      Respuesta
      • el 22 diciembre, 2021 a las 09:33
        Permalink

        Claro sin radar aire-aire que hace tambien tortitas con arandanos, por la misma una piper es capaz de lo mismo por menos dinero.

        Respuesta
        • el 22 diciembre, 2021 a las 17:26
          Permalink

          mharvey. Tú sabes que un dron como este no lo requiere, recibe las informaciones del blanco desde un caza, de un AEW&C o del mismo portaaviones.

          Respuesta
          • el 22 diciembre, 2021 a las 20:58
            Permalink

            Claro que si desde el portaaviones ve el objetivo y no lo tumban los Burke y los Tico. Claro un caza le da los datos del blanco y este dispara, ojo que si lleva carga belica ya no es furtivo , no tiene bodega.
            Confundes los requerimientos previos del dron, como era misiones de inteligencia, ataques contra objetivos en guerras asimetricas, y rebastecimiento en vuelo. Pero de momento se queda como sistema de reabastecimiento en vuelo el sensor que lleva en un sistema electrooptico y IR. Que prescindiendo de combustible y con unos puntos duros reforzados pude llevar a cabo misiones armadas o que le puedes pones un radar AESA si , pero de momento el MQ-25A solo para reabastecimiento y si se habla de un modelo M que si cumpliría los requerimientos iniciales de la Navy Unmanned Carrier-Launched Airborne Surveillance and Strike (UCLASS) a lo que a sido el MQ-25 un Carrier-Based Aerial-Refueling System (CBARS), y literalmente con “a little ISR” vamos sensores para lo justito.

    • el 22 diciembre, 2021 a las 23:51
      Permalink

      El mejor compañero para los nuevos bombarderos USA que se vienen, la distancia tecnologica se acentua frente a sus rivales.

      Respuesta
  • el 21 diciembre, 2021 a las 19:31
    Permalink

    Los drones suicidas deben tener un precio asequible, no es el caso. Seguro que pueden diseñar cosas con ese fin por mucho menos dinero.

    Respuesta
  • el 21 diciembre, 2021 a las 22:59
    Permalink

    Por aquí va a ir el futuro de los tanqueros: drones en forma de ala volante que puedan acercarse al límite del teatro de operaciones sin que los radares de alerta temprana los descubran. De ese modo evitarian la amenaza del binomio interceptor stealth + misil aa de largo alcance como el J20/PL-15.

    Y si derriban alguno solo pierdes dinero, algo de lo que USA va sobrado.

    Respuesta
    • el 22 diciembre, 2021 a las 09:35
      Permalink

      Que un ala volante tiene menos RCS que otros diseños pero invisible no hay nada, y como tanquero lleva carga externa y lo que gana como ala volante lo pierde por el pod de manguera y bomba

      Respuesta
  • el 22 diciembre, 2021 a las 23:21
    Permalink

    Por supuesto que no hay nada invisible, el stealth solo sirve para que no te detecten desde tan lejos. Pero para un tanker eso ya es lo suficientemente bueno, por poco que pueda acercarse al teatro de operaciones ya es una ventaja para propios y aliados.

    Luego podrian optar por dos soluciones:

    1. Un análogo del B2, más pequeño, pero mayor que el MQ25. Con depositos internos, su rcs le permitiría más probabilidades de sobrevivir en un escenario tipo Taiwan, aunque sin recubrimiento ram tampoco es que pudiera meterse en el fregado (y no me imagino yo un tanker con cobertura ram).

    2. Un análogo del MQ25, más grande y con más capacidad. Más barato que la primera solución, y al ser dron si te lo derriban tampoco tienes que preocuparte de rescatar pilotos, mandas a otro y listo. Yo creo que a la larga optarán por está solución, no solo la navy sino la usaf tambien. Los actuales basados en aviones comerciales no sobrevivirian mucho tiempo en un escenario de alta intensidad, ya lo han dicho todos.

    Respuesta
    • el 23 diciembre, 2021 a las 00:22
      Permalink

      Un dron de reabastecimiento para la Navy por el alcance maximo de las aeronaves que embarca no llega a penetrar en espacio enemigo, lo que ganas con el diseño de ala volante aunque el MQ-25 no es un ala volante pura, es tener menos arrastre y por lo tanto una mejor relación consumo prestaciones y desde luego un menor RCS.
      La US Navy esta trabajando no en diseños de drones de mayor tamaño si no en un nuevo caza de mayor tamaño y con diseño de ala volante, para maximizar el combustible interno y reducir el arrastre, se habla incluso de un sistema de motores intercambiables, según necesidades. Si se prioriza las capacidades cinematicas en el rol de caza, si se pide una mayor autonomia perder prestaciones y llegar a un compromiso e incluso tirar de motores sin postquemador y llegar a una autonomia mucho mayor. Se habla mucho del desafio del escenario del lejano oriente pero es que no hay que olvidar que los aviones de la Navy actuales tienen menos autonomia que lso que servian en la decada de los 60 a 80. Los A-5, A-6 y A-7 estaban por encima de las 1000 millas cargados hasta arriba de carga belica

      Respuesta

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.